La Menorca Talayótica es la nueva candidatura elegida por España para formar parte de la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. La decisión ha sido anunciada hoy por la directora general de Bellas Artes, María Dolores Jiménez-Blanco, durante la reunión telemática del Consejo de Patrimonio Histórico que ha congregado desde ayer a los directores generales de Patrimonio Cultural de todas las comunidades autónomas. La candidatura española será presentada ante el organismo internacional en febrero de 2021 y su incorporación a la Lista se evaluará en 2022.

Más de 1.500 restos arqueológicos convierten a Menorca en el lugar habitado con mayor densidad del mundo de yacimientos prehistóricos. Asentamientos, espacios funerarios, lugares de culto, grandes construcciones, como los talayots, y otras de menor tamaño, pero exclusivas de Menorca, como las taulas y navetas, documentan el carácter excepcional y singular de esta cultura insular que se desarrolló durante más de un milenio en la isla mediterránea.

El Consejo ha analizado también el estado de las dos candidaturas de Patrimonio Mundial en curso. Las propuestas del Paseo del Prado y el Retiro. Paisaje de las Artes y las Ciencias, en Madrid, y de la Ribeira Sacra, en Lugo y Ourense, serán evaluadas en la próxima sesión del Comité de Patrimonio Mundial, en el verano de 2021 en China.

El Ministerio de Cultura y Deporte ha informado además de la apertura de una candidatura internacional propuesta por Andorra, en la que participan España y Francia, bajo el nombre ‘Los testimonios materiales de la construcción del estado de los Pirineos. El coprincipado de Andorra’. La iniciativa incidirá en la singularidad política del estado andorrano a través de testimonios materiales presentes en los tres países: las iglesias románicas en Andorra; la Seu d´Urgell, en España; y el Castillo de Foix, en Francia.

Nuevos expedientes de patrimonio cultural inmaterial

Los miembros del Consejo de Patrimonio Histórico han recibido información actualizada sobre el estado de la candidatura española que será examinada en diciembre en el Comité de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco: la Fiesta de los caballos del vino, de Caravaca de la Cruz, en Murcia.

España participará también en la candidatura de Timber rafting, el transporte fluvial de maderas, un proyecto internacional liderado por Polonia, que se presentará a la Unesco en marzo de 2021.

El Ministerio ha abierto además sendos expedientes para la declaración de las Sociedades Musicales de la Comunidad de Valencia y el Belenismo como Manifestación Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial en España.

Por otra parte, España y Portugal presentarán una candidatura conjunta para su inclusión en el Registro de Buenas Prácticas de Salvaguardia de la Unesco: el proyecto Ponte…nas ondas! Esta iniciativa, en la que participan Galicia y tres regiones de Portugal (Minho, Trás-os-Montes y Douro), se dirige a la población escolar y está impulsada por una asociación de profesores con el objetivo de promover la integración del patrimonio cultural de los conocimientos tradicionales y los rituales festivos en el ámbito escolar.

Incoación del Dolmen de Guadalperal como Bien de Interés Cultural

En el área del patrimonio subacuático, el Ministerio de Cultura y Deporte ha dado cuenta del proceso de incoación abierto para declarar Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona Arqueológica, al Dolmen de Guadalperal, el conjunto megalítico ubicado en el interior del embalse de Valdecañas, en Cáceres, sobre el que se está trabajando en un proyecto de recuperación integral.

En el ámbito internacional, España presentará el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (ARQVA) al Registro de Buenas Prácticas de Patrimonio Cultural Subacuático de la Unesco, una lista que ya cuenta con cinco iniciativas españolas incluidas, el país con mayor representación del mundo en esta categoría.

Deja un comentario