Compartir

La nueva colección de kimonos de seda de la firma Vida y Milagros se muestran en el Hotel Wellington de Madrid del 10 al 13 de diciembre 2019. Piezas únicas por su diseño, una síntesis entre tradición valenciana de la seda e inspiración oriental.

Rosa Lladró acerca la exposición al cliente madrileño para mostrar sus nuevas creaciones donde la seda es el tejido estrella recreando piezas tradicionales de la cultura oriental como es el kimono. La casa Vida y Milagros tiene su sede en Valencia, donde un equipo interdisciplinar aporta diseño para la realización de las piezas que se confeccionan una a una de manera artesanal. La producción es limitada y se adapta a los materiales y exigencia de calidad.

Vida y Milagros, ofrece diseños exclusivos en kimonos, batas y soirées de seda, pañuelos y fulares con aire contemporáneo europeo, la tradición oriental, el colorido de la seda y la luz del Mediterráneo.

La seda de Oriente a Valencia

Este tejido con el que se realiza cada una de las piezas llegaba desde hace siglos del lejano Oriente.

Posteriormente los árabes desde Córdoba y Granada trajeron a Valencia el secreto de la sericultura, entrando a formar parte de la Ruta de la Seda. En tiempos de Marco Polo era puerto predilecto junto a Génova, Venecia o Marsella. Es en el siglo XVIII cuando la seda valenciana alcanza su mayor esplendor, vistiendo a lo más distinguido de Europa y adornando los salones más exquisitos.

A mediados del siglo XIX, con la apertura del Canal de Suez, se facilita mucho el comercio con Asia y los grandes productores de seda recuperan mercado. Este hecho, unido a una epidemia de pebrina que atacaba a los gusanos, hizo que el cultivo de la morera fuera cediendo terreno al del naranjo.

Sin embargo, la tradición sedera de Valencia se ha mantenido a través de la indumentaria, conservando los oficios de sus tiempos de esplendor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.