Mural con 225 imágenes de las flores fotografiadas por el artista. / © JAVIER REGO

El artista Javier Rego presenta en el RJB-CSIC de Madrid su última creación, una exposición fotográfica surgida en 2020 al concluir el primer confinamiento por la pandemia de la Covid-19. La muestra se puede visitar en el Invernadero de los Bonsáis hasta el 15 de agosto con entrada libre previo abono del acceso al Botánico

El confinamiento total que vivió España entre marzo y mayo de 2020 como medida sanitaria preventiva para evitar la propagación de la pandemia de la Covid-19 provocó muchos efectos emocionales. El aislamiento social conllevó problemas psicológicos y de salud fruto de la angustia, la depresión, una alimentación desequilibrada y la ausencia de la práctica deportiva. Sin embargo, en la parte positiva, esa obligada cuarentena también activó nuestras neuronas y a muchos les empujó, removiendo su imaginación, a la creación artística.

Ese fue el caso del artista madrileño Javier Rego que presenta en el Real Jardín Botánico (RJB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en Madrid, su último trabajo, El ladrón de flores, un proyecto fotográfico que nació en 2020 coincidiendo con el final del primer confinamiento general por la pandemia de la Covid-19.

“La idea surgió durante los primeros paseos que en horarios controlados nos permitían dar. En mi caso salía acompañado de mi cámara fotográfica y mi primer interés se centró en fotografiar cómo dejábamos maltrecho el campo, los parques, los jardines, la naturaleza llena de mascarillas y guantes. Me daba la impresión que, en general, no habíamos aprendido nada o muy poco de esta pandemia en lo que a la conservación del medio natural se refiere”, señala Javier Rego.

“Así pues, cansando de volver a casa cada día con decenas de fotografías que confirmaban la irresponsabilidad de abandonar por el suelo bienes que nos protegían de contraer el coronavirus, pero que convertían nuestro medio natural en un estercolero generando un nuevo tipo de basuraleza y provocando un grave impacto ambiental, fue cuando decidí ir sustrayendo algunos ejemplares de flores de parques, del campo, de jardineras…, para luego fotografiarlos en casa con luz natural”, añade el artista.

Una llamada de atención a conservar nuestra naturaleza

Y de este modo surgió el proyecto fotográfico El ladrón de flores, convertido ahora en una exposición que se puede visitar en el Invernadero de los Bonsáis del RJB-CSIC hasta el próximo 15 de agosto. “El espectador que visite la muestra podrá comprobar que los ejemplares de flores fotografiadas se pueden encontrar en cualquier sitio, desde el campo hasta en una maceta de nuestras terrazas porque no son especies raras ni en peligro de extinción. Pero si seguimos tratando así la naturaleza, en un futuro no muy lejano sí que pueden llegar a desaparecer”, señala.

Las obras que se exponen, una selección de las 300 realizadas por Javier Rego, están impresas en papel de acuarela con el propósito de ofrecer al espectador una apariencia pictórica. Los colores rojos, amarillos, blancos, morados o azules de las distintas flores que en la exposición se muestran, proporcionan ese aspecto multicolor que nos brinda la naturaleza y que el fotógrafo ha captado con su cámara utilizando la luz natural.

En definitiva, El ladrón de flores, que también se ha convertido en un relato literario escrito por el propio Javier Rego, es “una llamada de atención para que aprendamos a conservar y preservar nuestra naturaleza. De hecho, para poner el acento en la fragilidad del medio ambiente, las flores cortadas se han fotografiado en diferentes recipientes de cristal simbolizando con ello lo quebradizo que puede llegar a ser el medio natural si no lo cuidamos de la manera adecuada”, concluye el artista.

Javier Rego (Madrid, 1954) es un artista multidisciplinar cuya obra se centra en la fotografía, la escultura y la literatura con un mismo objetivo: hacer reflexionar al espectador o al lector sobre la importancia del arte en nuestras vidas.

Cuenta con numerosas exposiciones individuales y colectivas tanto en fotografía como en escultura, y ha obtenido varios premios.

Ha sido organizador y comisario de las cinco ediciones del encuentro nacional de fotografía DEARTE. El ladrón de flores no es la primera incursión que Javier Rego realiza en la clásica relación entre la fotografía y la naturaleza. Otros proyectos fotográficos suyos en esta materia han sido: Plantagramas, Bella tierra durmiente, Cielo y piedra o Tapiz otoñal. Flores en mi equipaje.

Información práctica
Exposición: El ladrón de flores. Fotografías de Javier Rego
Fechas: 08.07-15.08.2021
Lugar: Real Jardín Botánico. Invernadero de los Bonsáis
Plaza de Murillo, 2. Madrid
Precio: 4€. Entrada general al Jardín Botánico. Consultar otras tarifas. Acceso gratuito a la exposición
Horario: 10:00 a 20:30 horas (ininterrumpidamente)

Foto: Foto. Mural con 225 imágenes de las flores fotografiadas por el artista. / © JAVIER REGO

Artículo anterior«Sorolla. Tormento y devoción», pintura religiosa en el Museo Sorolla
Artículo siguienteMáster “Arboricultura y Gestión del Bosque Urbano” del Real Jardín Botánico

Deja un comentario