Compartir

Los Reyes han presidido, este jueves, la Comisión Permanente del Real Patronato de la Biblioteca Nacional de España. En la reunión presencial celebrada en la BNE estuvieron acompañados por el Ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodriguez Uribes, la subsecretaria de Cultura y Deporte, Andrea Gavela, la presidenta del Real Patronato, Soledad Puértolas y la directora de la Biblioteca, Ana Santos Aramburo. Asistieron también al encuentro de forma telemática, por videoconferencia, la directora general del libro y fomento de la lectura María José Gálvez y las académicas Carme Riera, Aurora Egido e Inés Fernández Ordoñez, miembros de la Comisión Permanente de la Biblioteca Nacional de España, una de las principales instituciones culturales que preparan su apertura al público el próximo lunes 8 de junio.

Don Felipe ha recordado que “después de más de 300 años de su fundación, la Biblioteca Nacional sigue siendo fiel a su misión fundamental y, en este momento, quiere ser, más que nunca, un lugar en el que los ciudadanos puedan encontrar las ideas y los apoyos que necesitan, un espacio de reflexión y de concordia”.

También animó a los responsables de la BNE a “seguir transitando por el camino de la estrategia digital, que ha hecho posible una consulta de los fondos de la Biblioteca que no tiene precedentes a lo largo de su historia y que ha puesto a disposición de un público sumamente amplio un enorme y riquísimo acervo de conocimientos, lo que, sin duda, dejará una huella en nuestro país”. “Facilitar a todas las personas el acceso a la cultura es uno de vuestros más valiosos empeños”, agregó.

Por su parte, el Ministro de Cultura y Deporte ha destacado que “esta Biblioteca Nacional, donde forma y fondo se combinan de forma tan espectacular, con este maravilloso edificio albergando tanto saber, ha hecho grandes esfuerzos para seguir ofreciendo acceso a través de sus servicios digitales, pero, por fin, abrirá sus puertas con todas las garantías higiénicas y sanitarias y volverá a ser lo que es: el corazón de nuestro saber”.

La presidenta del Real Patronato, Soledad Puértolas, mostró su agradecimiento por la presencia de Sus Majestades los Reyes “a pocos días de reabrir de nuevo al público las puertas de la BNE, en la sede central del Paseo de Recoletos”. También, al analizar el trabajo de la Comisión Permanente de la BNE y repasar su Plan Integral de Mejora (poniendo en valor la doble estrategia digital y el valor del lugar), auguró que la vuelta a la actividad no será difícil: “Creo que, a partir de este momento, todos vamos a ser más conscientes que nunca de la importancia de la cultura en nuestras vidas y vamos a valorar, también, más que nunca, la labor que se llevan a cabo desde las instituciones culturales”.

La BNE reabre sus servicios presenciales a partir del lunes 8 de junio

El próximo lunes 8 de junio, la Biblioteca Nacional de España reabrirá sus servicios presenciales, tras haber permanecido clausurados desde el 12 de marzo. Los servicios que se ofrecerán son la práctica totalidad de los que se prestan habitualmente: se abrirán todas las Salas de lectura de la sede de Recoletos, se podrán realizar nuevos carnés de usuario así como solicitar reproducciones de documentos (a distancia). Esto supone que se será posible consultar todas las colecciones de la BNE, siempre respetando las condiciones que han determinado tanto el Ministerio de Sanidad como el Ministerio de Cultura y Deporte para la prestación de servicios en la fase 2 de la desescalada hacia una nueva normalidad.

En líneas generales, estas condiciones son la necesidad de hacer petición anticipada de los documentos o del carné y esperar a recibir una cita previa para la consulta o recogida del carné, la restricción del aforo al 30% y la limitación de la estancia a la consulta de los documentos solicitados, quedando prohibido el estudio en sala. La BNE ofrecerá estos servicios presenciales en horario de 10.00 a 18.00, estableciendo dos turnos, uno de mañana y uno de tarde, de forma que se permita la entrada de más usuarios, respetando siempre la limitación del 30% del aforo.

Del mismo modo, será necesario respetar las medidas de prevención higiénico-sanitarias que se han establecido para toda la población: distancia de dos metros, uso de mascarillas, higiene de manos, etc. La BNE, por su parte, ha llevado a cabo todas las labores necesarias de limpieza y adaptación de espacios que la situación requiere. Se contará con recorridos diferenciados, mamparas, equipamiento de protección, limpieza de equipos públicos tras su uso, espacios para la cuarentena de los documentos, etc.

Desde su cierre temporal, la BNE ha hecho un esfuerzo en incrementar su presencia en los diferentes canales digitales, en mantener atendidos todas las vías de comunicación y en adaptar las tareas de gran parte de su personal que ha continuado desarrollado importantes tareas a distancia.

Por su parte, la directora de la BNE, Ana Santos, insistió en que la Biblioteca Nacional “no ha parado” gracias a “los más de 300.000 ejemplares digitalizados, que nos permiten ofrecer casi 30 millones de imágenes en dominio público” pues “la multiplicación de las consultas arroja datos contundentes: en los últimos años la descarga de documentos a través de Internet ha superado 60 millones”. “Cuanto más hay digitalizado más se consulta y desde más lugares. Es una evidencia, la cultura española se puede poner alcance del mundo”, agregó.

La escritora Carme Riera hizo un repaso de las adquisiciones realizadas por la BNE durante los últimos años y la investigadora Inés Fernández Ordóñez explicó la importancia de contar con los servicios digitales para la investigación.

Al término de la reunión, los Reyes han recorrido el salón general de lectura María Moliner y han podido ver las medidas de protección adoptadas por de la BNE frente al Covid-19 ante la inminente reapertura escalonada de sus salas y actividades culturales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.