Compartir

Dieciséis bodegas de la Ruta del Vino DO Empordà reabren sus puertas adaptándose a la situación actual e incorporando diversas novedades. El enoturismo es una actividad de ocio segura debido a que la mayoría de propuestas tienen lugar al aire libre, son personalizadas y dirigidas a grupos reducidos

A partir del 1 de junio, fecha en que la provincia de Girona entró en la fase 2 del Plan de Desescalada con motivo de la COVID-19, dieciséis bodegas de la Costa Brava han reanudado su actividad enoturística implementando medidas de seguridad e higiene.

Las dieciséis bodegas que ya han abierto lo han hecho adaptando su actividad a la situación actual, hecho que ha propiciado la introducción de numerosas novedades en la oferta enoturística del destino: la habilitación de espacios nuevos al aire libre donde hacer catas, como han hecho la bodega Masia Serra, las experiencias gastronómicas exclusivas entre viñedos, como el nuevo wine bar de la bodega Mas Geli, o los aperitivos y barbacoas en La Vinyeta. La cultura, la salud y el bienestar son el leitmotiv de la propuesta «tardes de vinos y música al fresco», de la bodega Vinyes d’Olivardots, o las actividades de yoga y mindfulness entre viñedos, de la bodega Martín Faixó o el grupo Oliveda. El resto de bodegas, que aún no han abierto, catorce, se están adaptando para poderlo hacer con el máximo de garantías durante las siguientes fases del Plan de Desescalada.

Las novedades en la oferta enoturística de la Costa Brava van más allá de las bodegas, ya que numerosas empresas de la Ruta del Vino D.O. Empordà también están reanudando su actividad con actuaciones innovadoras. La mayoría de restaurantes, entre ellos Compartir, de Cadaqués, Can Cervera, de Roses, o Vicus y Es Portal, de Pals, han incorporado una carta de comida para llevar, take away. Igualmente, se han habilitado nuevos espacios, como Es Portal Terraza, con 10.000 m2 de espacio al aire libre. También se han adaptado las cartas de los restaurantes a esta situación, como ha hecho el restaurante La Calèndula, en Regencós. Por lo que a los alojamientos concierne, mientras que ya hay hoteles que funcionan, como Park Hotel San Jorge & Spa y Mas Espelt, la mayoría optan por abrir sus instalaciones en el trascurso del mes de junio, el 15 de junio en el caso de los alojamientos Moments Rurals, en Espolla y Capmany, o el 26 de junio en el caso del Hotel Peralada Wine Spa & Golf, en Peralada.

Aire libre, grupos reducidos, flexibilidad y rigurosidad en el cumplimento de las medidas de seguridad

En esta segunda etapa de desescalada y con varias restricciones aún vigentes, la práctica del enoturismo se puede convertir en una de les actividades de ocio más recomendables y que más seguridad pueden dar al visitante, considerando que la mayoría de propuestas se llevan a cabo al aire libre y con grupos muy reducidos o directamente de forma personalizada.

El Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), conjuntamente con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha creado una guía específica para reducir el contagio por COVID-19 para las visitas a bodegas y otras instalaciones industriales, lugares culturales, históricos y naturales. En la guía se establecen las pautas a seguir en referente a la adaptación de los productos y servicios enoturísticos, la limpieza y desinfección, la adecuación de los espacios y la gestión de aforos, entre otros.

Estas pautas inciden en aspectos generales que las bodegas abiertas al público deben tener en consideración cuando organizan visitas: priorizar siempre los espacios al aire libre, en grupos reducidos o directamente personalizados, respectando en todo momento las distancias físicas de seguridad y flexibilizando los horarios de las visitas. Así mismo, si la visita ofrece degustaciones de vino y gastronómicas, se deben servir raciones individuales y las copas, la cubertería y la vajilla se deberán limpiar y desinfectar a temperaturas superiores a 80ºC.

Actividad durante el confinamiento

Así, después de ver como las ventas de vinos de la D.O. Empordà se desplomaban, con valores superiores al 90 %, se han emprendido varias campañas como #EmpordaDesdeCasa con catas virtuales organizadas por el Consejo Regulador de la DO Empordà, la campaña «Ajudem-nos», de la Diputació de Girona o diversas iniciativas del club de la Ruta del Vino D.O. Empordà del Patronat de Turisme de la Costa Brava Girona. Entre estas acciones impulsadas, destacan dos jornadas de formación dirigidas a preparar al sector para afrontar y adaptar la actividad enoturística en la etapa post COVID-19, la creación de paneles informativos sobre medidas preventivas para que las bodegas las puedan utilizar, y la iniciativa «Pasea por los rincones más bonitos de la Ruta del Vino D.O. Empordà», que consiste en una serie de Instagram Lives que tienen lugar cada jueves, a las 19h, de mayo a junio, que conceden el protagonismo a los viticultores del Empordà, al mismo tiempo que se muestran paisajes y explican historias y anécdotas del territorio.

Más información sobre la oferta enoturística de la Costa Brava: https://enogastronomia.costabrava.org/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.