Compartir

Los Reyes mantuvieron, coincidiendo con el Día Internacional del Libro, una videoconferencia con el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, y con la secretaria general, Carmen Noguero, quienes les informaron sobre el impacto del Covid-19 en la institución y los planes para después de la pandemia. Don Felipe –presidente de honor del Patronato del Cervantes– destacó la necesidad de “adaptación y reinvención” y la conveniencia de “aprovechar las oportunidades que surjan” de esta crisis, que podemos convertir, dijo, en “un puente hacia el futuro”.

La reunión a distancia que Don Felipe y Doña Letizia mantuvieron con los dos máximos responsables del Instituto transcurrió durante 40 minutos en un ambiente distendido en el que se abordaron múltiples asuntos presentes y futuros relacionados con la promoción internacional de la lengua española, que es “uno de nuestros grandes tesoros”, afirmó el monarca.

Los Reyes se interesaron por la incidencia del coronavirus en los casi 90 centros y aulas repartidos por 45 países. Los primeros que suspendieron la actividad cultural y docente presencial, resumió García Montero, fueron los de China (a partir del 17 de febrero) e Italia (el 4 de marzo). En las siguientes semanas del pasado mes se fueron sumando las demás sedes; la última fue la de Tokio, el 25 de marzo. La ansiada vuelta a la normalidad empieza a asomar en los centros de Pekín y Shanghái, que el pasado 1 de abril reanudaron la actividad presencial de manera parcial.

Todo el personal del Cervantes en el exterior ha permanecido en sus destinos, salvo excepciones. En este momento, de una plantilla de 724 personas en los centros, solo medio centenar realizan sus tareas de forma presencial. El resto trabaja desde casa. En cuanto a la sede central en Madrid, tan solo asiste un puñado de empleados, mientras que el resto realiza teletrabajo. Los Reyes pidieron al director y a la secretaria general que transmitan a los trabajadores del organismo su apoyo, confianza y preocupación por la actual situación.

También preguntaron por la reorganización de las tareas debido al cierre temporal de los centros. García Montero resumió el trasvase general de las clases presenciales a la enseñanza en línea con el apoyo de materiales digitales, principalmente el Aula Virtual de Español (AVE Global). La gran plataforma de cursos online ha registrado un aumento de alumnos del 2.600%, y del 3.700% en el número de profesores/tutores que les atienden. La crisis ha abierto nuevas oportunidades de desarrollo de la enseñanza virtual que permite llegar más allá de las actuales sedes físicas del Instituto Cervantes.

Se han anulado varias convocatorias de exámenes DELE (Diploma de Español) y de pruebas CCSE (conocimientos constitucionales y socioculturales de España), si bien se han duplicado las fechas de examen a partir de junio.

Cultura en línea y patrocinio

El director informó de que se han cancelado unas 900 actividades culturales presenciales desde el 11 de marzo. En contrapartida, se ha puesto en marcha una programación en línea, abierta a todos los interesados. Este incremento de la oferta cultural a través de Internet y redes sociales tendrá continuidad cuando acabe la situación actual.

La secretaria general, Carmen Noguero, esbozó cómo puede afectar la actual crisis sanitaria a las cuentas de la institución y al objetivo de la autofinanciación, según el cual los ingresos propios deben cubrir el 46% del presupuesto. El Instituto contempla diversas medidas, como descuentos y precios especiales para nuevos productos.

La Reina, por su parte, se interesó por los proyectos de apertura de nuevos centros en el exterior, como Dakar (Senegal) o Los Ángeles (Estados Unidos), que previsiblemente se verán afectados por la pandemia.

Crónica desde Nueva Delhi

En la última parte de reunión de trabajo se abordó el papel que desempeñó el Instituto Cervantes de Nueva Delhi, que acogió a casi un centenar de turistas españoles pendientes de repatriación entre el 28 de marzo y el 14 de abril. Óscar Pujol, director del centro en la capital de la India, relató desde allí las intensas gestiones que se realizaron para dar cobijo y atender a aquellos españoles con dificultades para abandonar el país asiático, y que finalmente fueron repatriados gracias al Ministerio de Asuntos Exteriores.

La reunión por videoconferencia concluyó con el visionado de un vídeo en el que 24 escritores hispanohablantes leen el célebre poema de Rubén Darío (1867-1916) Letanía de nuestro señor Don Quijote, que el autor nicaragüense escribió en 1905 con motivo del tercer centenario de la publicación de la primera parte de la universal novela. El Cervantes ha colaborado en esta iniciativa en la que participan creadores de ambos lados de La Mancha, entre ellos Sergio Ramírez, Laura Restrepo o Juan Villoro, patronos todos ellos del Instituto.

Foto: El director y la secretaria general del Instituto Cervantes conversan con los Reyes por videoconferencia, en la que también intervino el responsable del centro de Nueva Delhi, Óscar Pujol (a la derecha de la pantalla).

Imagen: Juanjo del Río /Instituto Cervantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.