Compartir

AuditorioEl Auditorio Nacional de Música de Madrid (ANM) ha sido el escenario de la inauguración de la exposición Auditorio (1988-2013), en la que se conmemora el 25º aniversario de su apertura, con la vocación de compartir y dar a conocer la historia y la labor divulgativa musical de la primera sala de conciertos del país.

El acto ha contado con la presencia del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, acompañado por el director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Miguel Ángel Recio Crespo, y de un buen número de personalidades que han estado vinculadas con la historia del ANM durante estos años.

La muestra, impulsada por el INAEM y comisariada por Luis Gago, Laura Furones y Manuel Blanco, cuenta con el patrocinio de la Fundación BBVA, y la colaboración de Acción Cultural Española, Yamaha, la Biblioteca Nacional de España y Radio Televisión Española.

100 atriles de historia

El montaje, ubicado en el emblemático Salón de Tapices y articulado según la disposición de una orquesta sinfónica, recrea 10 secciones orquestales a través de un centenar de atriles en los que se han dispuesto fotografías, partituras, planos e imágenes inéditas de estos 25 años de historia. Auditorio (1988-2013), que podrá ser visitada desde hoy hasta el 25 de julio, es la metáfora de un espacio vivido por el que han pasado los directores, los solistas y formaciones sinfónicas y de cámara más importantes del mundo, ejemplos del legado cultural que la institución ha aportado a la sociedad.

Del arquitecto a los directores

El recorrido de la exposición se inicia en el vestíbulo principal con la maqueta original del edificio y los dibujos, planos e imágenes del arquitecto encargado de su diseño en 1988, José María García de Paredes. En el Salón de Tapices, recreando la disposición del escenario de la Sala Sinfónica, los citados atriles dan sentido y ordenan la información y documentación histórica recuperada. Ellos son la metáfora de una orquesta, y dirigiéndola, en la parte central del montaje, se encuentran todos los directores que han pasado por las instalaciones del Auditorio cuyos movimientos son proyectados en una gran pantalla, a tamaño real.

Recortes de prensa, programas, partituras, fotografías y autógrafos

Al hilo de esta historia, recortes de prensa, partituras, programas y una amplia selección de imágenes captadas por Agustín Muñoz, considerado por el director de orquesta Gerd Albrecht como el “mejor fotógrafo musical”, acompañan al público por a lo largo de la muestra. Además, se han recopilado en una tableta táctil originales y transcripciones de las firmas y dedicatorias de los directores e intérpretes más destacados que han pasado por el Auditorio en estos 25 años.

Una parte de la exhibición está dedicada a las interpretaciones ofrecidas por conjuntos residentes de la casa: la Orquesta y Coro Nacionales de España, la Joven Orquesta Nacional de España, el Centro Nacional de Difusión Musical.

Homenaje a Claudio Abbado y Paco de Lucía

La muestra rinde también tributo al desaparecido director italiano Claudio Abbado, asiduo al Auditorio, o al guitarrista Paco de Lucía, cuya capilla ardiente acogió tras su fallecimiento.

En Auditorio (1988-2013), destaca un gran plano de más de dos metros de largo y un metro de alto que descubre a escala el edificio y los diferentes espacios que lo conforman, recreando la actividad complementaria a la Sala Sinfónica y la Sala de Cámara. De igual forma, la exposición recuerda a todo el personal que ha trabajado para el Auditorio y recopila la aportación de los aficionados a la música que con sus relatos, dibujos y fotografías han participado en los distintos concursos que se convocaron en el último tramo de 2013 con motivo de este aniversario.

Un año de celebraciones

Las celebraciones del 25 aniversario de la inauguración del Auditorio Nacional de Música se iniciaron el pasado 22 de junio con el maratón dedicado a Beethoven en el que el maestro Jesús López Cobos dirigió a cuatro orquestas españolas para interpretar en doce horas las nueve sinfonías del genio alemán, reto que atrajo a más de 26.000 personas. De igual forma, el pasado mes de noviembre el INAEM organizó dos conciertos conmemorativos. El primero, coincidiendo con la festividad de Santa Cecilia, estuvo a cargo de la Orquesta Nacional de España, mientras que el segundo reunió a la pianista Martha Argerich y al violinista Gidon Kremer.

El ANM en cifras

El ANM es una unidad dependiente del INAEM (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). Obra del arquitecto José Mª García de Paredes, fue inaugurado el 21 de octubre de 1988 con un concierto de la Orquesta y Coro Nacionales que interpretó La Atlántida de Falla, bajo la batuta de Jesús López Cobos. Su construcción fue programada dentro del Plan Nacional de Auditorios, destinado a dotar al país de una adecuada infraestructura musical.

En estos 25 años las Salas del Auditorio han acogido más de 700 estrenos absolutos, la inmensa mayoría de compositores españoles. Como media, anualmente en el Auditorio tienen lugar en torno a 380 conciertos (290 en la Sala Sinfónica y alrededor de 90 en la de Cámara). La ocupación media ha estado siempre por encima del 83%.

El ANM desarrolla una importante actividad en el mundo de la música, poniendo sus instalaciones a disposición de personas y entidades, públicas o privadas, para la realización de actividades musicales. Cabe destacar los ciclos de Ibermúsica, Universidad Politécnica de Madrid, Comunidad de Madrid (ORCAM y OSM), Fundación Scherzo – Grandes Intérpretes, Promoconcert, Fundación Excelentia, entre otros.

Sus dos salas de conciertos, Sinfónica y Cámara, con una capacidad de 2.324 y 692 localidades, respectivamente, permiten celebrar hasta cuatro conciertos diarios, en sesiones de tarde y noche.

Junto a la Orquesta y Coro Nacionales de España tienen su sede en el ANM otras dos unidades del INAEM: la Joven Orquesta Nacional de España y el Centro Nacional de Difusión Musical.

25 años de historia del ANM

Por la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música han pasado las más importantes orquestas del mundo, desde la Filarmónica de Berlín, Royal Concertgebouw de Ámsterdam, Chicago Symphony, New York Philharmonic o London Symphony, a las españolas Sinfónica de Galicia, Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao o Madrid, entre muchas otras. Al frente, los directores de orquesta más reconocidos: desde los desaparecidos Celebidache, Sinopoli o Solti, hasta nombres consagrados como Abbado, Salonen, Barenboim, Muti, Rattle, Metha o Boulez. Entre los españoles sobresalen, en primer lugar, los fallecidos García Navarro y Odón Alonso, los veteranos Frühbeck de Burgos, López Cobos, Ros Marbá, Josep Pons y, entre los más jóvenes, Pablo Heras Casado o Pablo González.

Grandes solistas

En la lista de solistas también destaca la presencia habitual de los principales nombres de la escena internacional como Pollini, Brendel, Zacharias, Pires o Perianes, entre los pianistas; los violinistas Mutter o Bell; violonchelistas como Rostropovich o Maisky; y flautistas como Rampal o Pahud, por citar sólo a algunos. En la nómina de cantantes figuran grandes voces como la de los desaparecidos Kraus, De los Ángeles o Pavarotti, junto a grandes históricos como Domingo, Caballé, Berganza, Norman, Raimondi, Hampson, o los más jóvenes Flórez, Goerne, Bostridge o Jaroussky.

En la Sala de Cámara se ha podido disfrutar del Cuarteto de Tokio, del Cuarteto de Jerusalén, I Turchini, Cuarteto Arcanto, Wiener Klaviertrio, Ensemble intercontemporain, Cuarteto Quiroga, Cuarteto Ebène y muchas otras formaciones camerísticas.

El Auditorio Nacional mantiene hoy su vocación de abrir sus puertas a todos los ciudadanos y a todas las músicas, particularmente el flamenco y jazz, que hoy tienen ciclos específicos dentro de la programación del Centro Nacional de Difusión Musical.

Pie de Foto: De izquierda a derecha: Silvia Churruca, directora de Comunicación Relaciones Institucionales de la Fundación BBVA; José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura; Félix Hazen, Managing Director de Yamaha Music Ibérica; Manuel Blanco, comisario artístico de la exposición; Luis Gago, comisario de la exposición; Laura Furones, comisaria de la exposición; Miguel Ángel Recio Crespo, director general del INAEM; y Elvira Marco, directora general de Acción Cultural Española

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here