publicidad

Paul Valéry Cuadernos 1894-1945

24 diciembre, 2007 | Por | Categoría: Libros | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
Por Martín Fernández

“¿Qué lleva a un hombre, durante más de cincuenta años, a levantarse muy temprano (entre las cuatro y las cinco de la mañana) y a escribir durante unas tres o cuatro horas acerca de los temas más diversos? Al alba, un hombre piensa, escribe, dibuja. Las anotaciones critican, proponen, impugnan, Y, alguna vez celebran. Lo que lleva a Paul Valéry a una práctica tal de la escritura es una pertinaz, obsesiva voluntad de conocimiento. Cada día, “entre la lámpara y el sol”, Valéry parecía responder a la pregunta tal vez más esencial de todas las que se formuló: “¿Qué puede un hombre?”. El admirable “diario intelectual” que conforman los Cuadernos es, efecto, una larga respuesta a esa pregunta. No en vano confesó T.S. Eliot que Valéry era la personalidad intelectual de su época que más le interesaba. Y no en vano afirmó Octavio Paz: “Encuentro que el verdadero gran filósofo francés de nuestra época no es Sastre, es Valéry, como lo revela sobre todo la publicación póstuma de los Cahiers”. Estas son las líneas que le dedica Andrés Sánchez Robayna en la contraportada del libro y como son difíciles de mejorar ahí quedan para solaz de los lectores.

Lo mismo ocurre con la información que aparece en las solapas de esta edición de Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg. A veces en estas cubiertas aparece información sin gran interés y datos biográficos deslabazados. En este caso, el resumen que aparece en el libro sobre la vida y obra de Paul Valéry nos ha parecido más interesante que una crítica personal, ya que los filósofos no han despertado pasiones entre los españpoles, y su conocimiento por el gran público es escaso.

Paul Valéry (Sète, 1871-París, 1945) es una figura decisiva de la modernidad cultural europea. Después de estudiar Derecho en Montpellier, se instaló en 1984 en París, en cuyos círculos literarios fue introducido por su amigo Pierre Louÿs. Allí estrechó lazos de amistad con Stephane Mallarmé, a quien admiró profundamente, y con André Gide. Aunque sus inicios fueron de carácter poético, en 1892, a raíz de una intensa crisis espiritual (la famosa “noche de Génova”), renunció a la palabra poética y se consagró a un trabajo de pensamiento que lo llevó a la escritura de obras tan significativas como Introducción al método de Leonardo da Vinci (1895) y La velada con el señor Edmond Teste (1896). Fue funcionario del ministerio de la Guerra y, más tarde, secretario particular de André Lebey.

Volvió a la poesía en 1917 con La joven Parca. A partir de entonces, el verso y la prosa lo ocuparon por igual, con libros como Álbum de versos antiguos (1920), El alma y la danza (1923) o Eupalinos o el arquitecto (1923), a los que siguieron, años más tarde, los cinco volúmenes de Variedad (1924-1944). Como poeta obtuvo sus logros mayores con El cementerio marino. Entre 1937 y 1943 fue profesor de poética en el Colegio de Francia, y por esos mismos años trabajó en obras de teatro como La cantata de Narciso (1942) y Mi Fausto.

Entre 1957 y 1961, el público lector y los círculos literarios y filosóficos de toda Europa asistieron con asombro a la publicación de un documento excepcional: los cuadernos de reflexiones y apuntes de Paul Valéry, veintinueve volúmenes que recogían anotaciones de todo tipo escritas diariamente por un hombre de muy rica vida intelectual a lo largo de más de cincuenta años. Las 26.000 páginas de este extraordinario documento iban desde el dato autobiográfico hasta la fórmula matemática, pasando por la observación psicológica, el apunte filosófico, la interpretación histórica o la disquisición política, para no hablar de los incontables dibujos o la criptología erótica. Su autor se sirvió ocasionalmente de algunas de estas notas para tal o cual escrito o ensayo, pero el contenido de los Cuadernos era desconocido casi en su totalidad, e hizo hablar de Valéry como de un pensador de singular importancia. El presente volumen ofrece una extensa selección atenta tanto a sus valores literarios y sus principales núcleos de sentido como a su carácter de diario intelectual.

Edición: Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas:

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad