La Unesco ha decidido incluir la candidatura del ‘Paisaje de la Luz’, que incluye el Paseo del Prado y el Buen Retiro de Madrid, en la Lista de Patrimonio Mundial. La decisión ha sido comunicada en la cuadragésimo cuarta sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco -que tiene como sede la ciudad suroriental china de Fuzhou, aunque se celebra mayoritariamente de manera virtual- y ha sido aplaudida desde el Museo del Prado, donde se ubica el ‘cuartel de operaciones’ de la candidatura española.

Se trata de la entrada número 49 de la nómina para España y la quinta correspondiente a la Comunidad de Madrid -la primera de la capital española-, tras el Hayedo de Montejo, el monasterio de El Escorial, la ciudad de Alcalá de Henares y el paisaje cultural de Aranjuez.

La candidatura madrileña estuvo en el limbo unos momentos debido primero a las dudas al respecto presentadas por el informe técnico del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) y después por la intención del presidente de la sesión de posponer la decisión sobre la inclusión hasta este lunes y dar por concluida la jornada.

Puesto que se había llegado a la fase final de revisión de la candidatura y solo restaba modificar algunos puntos para la inclusión del ‘Paisaje de la Luz’, varios países, como Omán y Etiopía, propusieron a la presidencia que se terminara con el proceso.

Así pues, los delegados zanjaron en unos minutos los flecos restantes para la entrada en la Lista de Patrimonio Mundial del espacio urbano, artístico y natural madrileño, al que reconocieron su valor universal excepcional. Tras su inclusión, la delegación española agradeció el apoyo y aseguró que no escatimará esfuerzos para la protección de esta céntrica y singular zona madrileña.

La candidatura corresponde a las presentadas en 2020 en una sesión que se vio pospuesta hasta este año a consecuencia de la situación sanitaria mundial derivada de la pandemia de coronavirus.

Almeida: «La culminación de un sueño»

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha agradecido el consenso alcanzado «en tiempos de pandemia» en torno a «una ciudad que lo ha pasado tremendamente difícil, que ha sufrido muchísimo a lo largo de los últimos quince meses, tiene por fin un motivo de celebración, que por fin Madrid tiene un espacio inscrito en la lista de Patrimonio Mundial».

Es la «culminación de un sueño iniciado en 2014» para una ciudad que asume «con respeto, honor y responsabilidad» la inscripción. «Madrid estará a la altura», ha asegurado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha recalcado en su intervención que Madrid está «asombrando al mundo» con este paisaje de «las artes y las ciencias».

«Pocos lugares han congregado tanto patrimonio, cultura, arte y ciencia, y aúna a clases sociales de toda índole. Esta candidatura nos ha traído hasta aquí y demuestra cómo es la sociedad española y las sociedades libres cuando trabajan y conviven en Madrid, talentosa y creativa, pujante y libre», ha resaltado la presidenta madrileña.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha felicitado a Madrid a través de un tuit en el que ha afirmado que supone un «merecido reconocimiento a un espacio de la capital que engrandece nuestro legado histórico, artístico y cultural».

El primer paseo arbolado de Europa

Según la Comunidad de Madrid, el Paseo del Prado «es el primero de los paseos arbolados urbanos europeos», y en su eje se encuentran varios importantes edificios históricos, como el Palacio de Cibeles o el Banco de España, además de la concentración de museos como el del Prado, el Reina Sofía o el Thyssen-Bornemisza, y de grandes instituciones políticas, económicas y sociales como el Banco de España, el Congreso de los Diputados, la RAE o la Bolsa.

«Este ámbito constituye un paisaje urbano extraordinario donde se han unido cultura y naturaleza desde mediados del siglo XVI hasta hoy, lo que le confiere el rango de valor universal excepcional», asegura la página web de la propia candidatura, presentada en 2019.

La Comunidad de Madrid destaca también que no se trata de un mero decorado urbano, sino de un espacio integrado en la vida diaria de los madrileños, como atestiguan las manifestaciones por la democracia y contra el terrorismo que recorrieron esos espacios, la Feria del Libro, en el Retiro, o las celebraciones de los dos clubes de fútbol más laureados de la capital española: el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

En la sesión de este domingo también se incluyeron a la lista el templo indio de Kakatiya, el ferrocarril trans-iraní y la ciudad portuaria china Quanzhou. El sábado, los frescos de Giotto en la ciudad italiana de Padua, los grandes baños termales de diversos países europeos y la zona cultural de Hima, en Arabia Saudí, pasaron a formar parte de la Lista de Patrimonio Mundial, entre otros.

Artículo anteriorCultura acuerda con las CCAA el reparto de 165 millones euros
Artículo siguienteFilmoteca Española adquiere un nuevo sistema de gestión de colecciones fílmicas

Deja un comentario