Compartir
La consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, y el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero

La Comunidad firma un acuerdo con el Instituto Cervantes para la celebración del “Año Galdós”. Ambas entidades promoverán la obra del autor y su estrecha vinculación con Madrid en el centenario de su muerte.

La consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, y el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, han firmado un acuerdo por el que ambas instituciones se comprometen a colaborar en la organización de actividades conjuntas el próximo año, con motivo del centenario de la muerte del escritor Benito Pérez Galdós. Se trata de la primera de una serie de medidas que el Gobierno regional pondrá en marcha para poner en valor la figura de Galdós.

De este modo, a lo largo de 2020 se llevarán a cabo diferentes acciones para la difusión de la obra literaria del novelista, dramaturgo, cronista y político español, y de su estrecha vinculación con Madrid, tanto en España como en el extranjero. Asimismo, este acuerdo fomentará la traducción de la obra galdosiana a otros idiomas. Según ha explicado Rivera de la Cruz, el objetivo es “reivindicar la figura de un clásico de nuestra literatura como Galdós y darlo a conocer a las generaciones más jóvenes”. “Galdós es junto con Cervantes uno de los escritores más madrileños de la literatura española. Es difícil caminar por el Madrid más castizo sin cruzarte con alguno de sus personajes”, ha señalado la consejera.

La primera iniciativa conjunta se plasmará el 4 de enero, fecha del centenario de la muerte del novelista, dramaturgo y cronista, uno de los principales autores en lengua española. Ese día, ambas instituciones regalarán a los interesados el facsímil de El 19 de marzo y el 2 de mayo (1873), el tercero de sus célebres Episodios Nacionales, que aborda el llamado Motín de Aranjuez y el levantamiento de los madrileños contra los franceses, ocurridos respectivamente en esas fechas de 1808. El libro, del que se realizará una tirada de 2.000 ejemplares, podrá ser «un buen regalo de Reyes», dijo García Montero.

Además, ambas instituciones promocionarán la traducción de esa y de otras obras galdosianas a diversos idiomas, entre ellos el alemán, con la vista puesta en la Feria Internacional del Libro de Fráncfort de 2021, que tendrá España como país invitado. A este respecto, Rivera de la Cruz lamentó que el Episodio del 2 de mayo no pueda leerse en ninguna lengua porque no existen traducciones, una deficiencia que el acuerdo firmado hoy en la sede del Instituto intentará paliar.

También se prevé organizar otras muchas actividades sobre Pérez Galdós: jornadas de estudio, encuentros con escritores, ciclos de cine (muchas de sus novelas se convirtieron en grandes películas o series de televisión), representaciones teatrales, recorridos por el Madrid galdosiano, jornadas gastronómicas…

Este programa multidisciplinar que quieren organizar el Cervantes y la Comunidad de Madrid es «muy ambicioso, pero creo que Galdós se lo merece», dijo Luis García Montero tras firmar el acuerdo. «Se trata de sentirnos herederos de Galdós», un autor que pese a ser menospreciado durante décadas por su supuesto «estilo garbancero», fue reivindicado a partir desde el exilio por autores de la talla de Luis Cernuda (poemas), Francisco Ayala (monografías) o María Zambrano (reflexiones).

Hoy, el autor de Fortunata y Jacinta está considerado como uno de los grandes escritores españoles. «Es nuestro Flaubert, nuestro Dickens», sentenció Rivera de la Cruz, que puso a Galdós al nivel de los más importantes novelistas de Francia y del Reino Unido.

«Hay que recuperar a Galdós para las generaciones que vienen», insistió la consejera de Cultura y Turismo, quien coincidió con García Montero en la importancia de un aspecto hoy especialmente valorado: el tratamiento igualitario que el autor canario daba a sus personajes masculinos y femeninos. Las mujeres de sus novelas «tienen vida propia y se reivindican constantemente» en pie de igualdad con los hombres. Aquella faceta, novedosa en su época, se plasmó a su muerte en un hecho revelador: el día de su entierro, salieron a las calles de Madrid muchas más mujeres que varones para mostrar su reconocimiento al prolífico escritor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.