Compartir

En el Museo Casa de la Ciencia de Sevilla, la exposición ‘Descifrando el Antiguo Egipto: Tutankhamón’ explica los aportes científicos de la civilización egipcia a través de paneles y piezas originales.

El Museo Casa de la Ciencia de Sevilla, centro de divulgación y cultura científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con la colaboración de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía, ha inaugurado “Descifrando el Antiguo Egipto: Tutankhamón” donde se  muestra, entre otros ámbitos, la arquitectura funeraria, la escritura jeroglífica, la agricultura y astronomía, y la momificación o medicina.

La muestra dedica uno de sus espacios protagónicos al descubrimiento de la tumba de Tutankhamón, que comenzó a gobernar con apenas nueve años, por parte Howard Carter en noviembre de 1922, probablemente uno de los principales hitos de la arqueología de todos los tiempos. En esta parte de la exposición se explicarán aspectos como que es la única “tumba real” encontrada intacta en Egipto, que dentro de ella se hallaron más de 5.000 objetos o que su momia tenía más de 16 capas de vendaje. Tal fue la magnitud del hallazgo, que Carter, junto a su equipo, tardó unos 10 años, de metódico trabajo, en vaciarla.

La exhibición explica también el misterio matemático en torno al sistema de construcción de las pirámides y se detiene en la escritura jeroglífica, un sistema complejo, figurativo, simbólico, fonético y con una gramática desarrollada. Y se aborda la momificación, una técnica que era imprescindible para la supervivencia en el más allá para esta cultura y que tanta curiosidad ha despertado.

A través de ocho ámbitos temáticos se abordan diferentes aspectos del Antiguo Egipto, una civilización legendaria que ha marcado la historia de la Humanidad. Con paneles explicativos, piezas originales, réplicas e interactivos se explican sus aportes científicos y avances culturales en temas como Arquitectura funeraria; Escritura Jeroglífica; Agricultura y Astronomía; Momificación o Medicina. Pero unos de los puntos protagónicos de las muestra son los espacios dedicados al descubrimiento de la tumba de Tutankhamon por parte Howard Carter en noviembre de 1922. Concluye la exposición con una reflexión sobre el significado de la muerte y el “Juicio Final” para los antiguos egipcios.

La muestra comienza ubicando al Nilo, el segundo río más largo del mundo, como eje vertebrador de esta Civilización, y ofrece una completa cronología para comprender su desarrollo. Las costumbres funerarias representan uno de los aspectos más llamativos del Antiguo Egipto. A lo largo de la exposición se descubre cómo las tumbas fueron cambiando desde los pozos poco profundos cavados en la arena del desierto en la Época Predinástica, hasta las universalmente conocidas Pirámides de Giza (Keops, Kefren y Micerinos) en la IV Dinastía, consideradas uno de los grandes misterios de la Humanidad por su metodología constructiva. También se muestra el aporte a la Ciencia de los antiguos egipcios, que eran grandes observadores del firmamento, y gracias a ello pudieron entender fenómenos astronómicos como lo ciclos solares y lunares. En una exposición sobre el Antiguo Egipto no puede faltar un espacio dedicado a la momificación, otra de sus señas características. La preservación del cuerpo resultaba imprescindible para la supervivencia en el más allá, que no era más que el inicio de la anhelada vida eterna, por la cual se trabajaba durante toda la vida.

Datos de interés:
Descifrando el Antiguo Egipto. Tutankhamón
Casa de la Ciencia (Av. de María Luisa, s/n, Sevilla)
Fechas: 19 septembre 2019 al 19 de julio 2020

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.