Compartir

El Museo de la Fundación Gregorio Prieto de Valdepeñas ha presentado la exposición “Ojos de un extraño” de la artista Marta Beltrán, ganadora del primer Premio del XXIV Certamen de Dibujo Gregorio Prieto en su última edición de 2017.

La muestra, que se podrá ver hasta el 14 de julio, está comisariada por Susana Blas y recorre una selección de más de 30 obras en su técnica más conocida, tinta china negra sobre papel de distintos tamaños, junto a nuevos y vibrantes dibujos trabajados a color.

«Ojos de un extraño» es el título del proyecto expositivo concebido por Marta Beltrán para el Museo Gregorio Prieto como parte de premio obtenido en 2017. Según Susana Blas, “las visitas de Marta Beltrán a este museo prodigioso, rebosante de obras y de recuerdos de Gregorio Prieto, han impregnado las piezas que presenta. El magnetismo de la personalidad de Prieto, su talento para el dibujo y su exuberante imaginación han enfatizado la tendencia de la artista a guiarse por la intuición cuando acomete la compleja traslación de sus imágenes al papel”.

El título «Ojos de un extraño» hace referencia a la película “Eyes of a Stranger” (1981), dirigida por Ken Wiederhorn, una película de referencia para la artista. En la exposición hay también una selección de obras de sus últimas series: Stories Apart: Excentric Circle, Virgin Series, Conversation with a Snake, Behind the Scene y Mannequin, que sitúan el foco en la mirada contradictoria que se ejerce en el cine y en la literatura sobre algunos estereotipos femeninos: la mujer virgen, la adolescente, la madre o la mujer instintiva y sensual.

La artista granadina presenta de forma sencilla, pero a la vez contundente, un análisis de la imagen de la mujer, fundamentalmente en la cinematografía, que permite desvelar las ideas preconcebidas y las imposiciones sociales que el colectivo femenino soporta.

Esta colección de dibujos explora dos temáticas principales: el esfuerzo por recuperar el instinto en relación con la naturaleza, identificando a la mujer con el animal, idea que también cultivó el surrealismo y otros movimientos de vanguardia, y la aparición del maniquí y de la muñeca como un doble sustitutivo femenino, como «cuerpo artificial… pero vivo», en palabras de la propia Marta Beltrán. “En las nuevas obras de Beltrán, conviven la crítica y la fascinación por su potencial para evocar lo primitivo y lo auténtico”, indica la comisaria.

Marta Beltrán coincide con Gregorio Prieto en su interés por el maniquí como «cuerpo-objeto». De esta manera, con sus «muñecas humanizadas», la artista responde al tópico surrealista para desbaratarlo: “En su obra, la mujer sigue siendo enigma, pero no está falta de fuerza, ni de acción, todo lo contrario: desborda poder y decisión”, asegura Susana Blas.

Foto: (De izquierda a derecha: Mª Concepción García-Noblejas, presidenta de la Fundación Gregorio Prieto; Susana Blas, comisaria de la exposición; Marta Beltrán e Ignacio Muñoz, director del Museo de la Fundación Gregorio Prieto)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.