Compartir

La Fundación Síndrome de Down de Madrid (Down Madrid), en colaboración con Fundación Repsol, ha entregado los premios de su XXVII edición del Concurso Internacional de Pintura y Dibujo, una iniciativa cuyo objetivo es dar visibilidad y reivindicar las capacidades artísticas de las personas con síndrome de Down.

El acto, organizado por Down Madrid a través de su servicio ArteDown, ha contado con la participación de la directora general del Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini; el director del Museo Thyssen-Bornemisza, Evelio Acevedo; el vicepresidente de Fundación Repsol, António Calçada, y la presidenta del Patronato de Down Madrid, Inés Álvarez Arancedo.

Paloma Sobrini ha sido la encargada de dar la bienvenida a los asistentes e inaugurar la exposición. “Se trata de una de las iniciativas con las que más he disfrutado, que más interesante me ha parecido y he aprendido mucho de la maravilla de arte que habéis hecho todos los participantes”, ha apuntado Sobrini.

Por su parte, Evelio Acevedo ha afirmado que “la discapacidad ya no es una razón para excluirse ni para ser excluido de la vida social, las personas deben ser aceptadas tal y como son y contar con las ayudas necesarias para encontrar su sitio en la sociedad”. “El arte es comunicación, ofrece a los artistas la oportunidad de expresar sus emociones, ideas, explicar cómo ven el mundo y las personas que les rodean y esto es lo que nosotros, como observadores, percibimos en los cuadros de estos artistas que merecen nuestro respeto y admiración”, ha manifestado Acevedo.

En este sentido, António Calçada ha destacado que “este concurso no es solo una apuesta por la creatividad y la diversidad, que nos permite descubrir y admirar diferentes formas de expresar y sentir el arte, sino sobre todo una magnífica vía para avanzar en la visibilidad y profesionalización de los artistas con síndrome de Down”.

Asimismo, Inés Álvarez Arancedo ha señalado la importancia de este concurso en el que los participantes “brindan sus emociones y abren su corazón a través de las pinturas, las acuarelas y las técnicas mixtas”. “Los miembros del jurado lo hemos tenido muy difícil, ya que hemos visto la capacidad de arriesgar, el esfuerzo, y la emoción que habéis trasladado en los lienzos y en el papel y nos hubiera gustado entregar más premios”, ha destacado Álvarez Arancedo.

Este año, se han presentado al concurso un total de 89 obras elaboradas por 66 artistas con síndrome de Down que se podrán visitar en la Sala de Exposiciones El Águila de forma gratuita hasta el próximo 29 de mayo. En esta edición han participado artistas de toda España, dos de los ganadores han acudido a la entrega de premios desde Mérida y Tenerife.

Esta iniciativa visibiliza las obras de los artistas de este colectivo, reivindica el derecho al acceso al arte y supone una oportunidad para que las personas con discapacidad intelectual dispongan de un espacio donde exponer sus creaciones artísticas. A través del arte, las personas con síndrome de Down expresan su creatividad y consiguen acercar a la sociedad sus ideas, sus preocupaciones, sus sentimientos, todo aquello que en ocasiones es difícil expresar con las palabras. El arte es una herramienta de inclusión, por ello es fundamental que las obras lleguen a la sociedad y se conozca y se ponga en valor la capacidad artística de las personas con síndrome de Down.

Down Madrid ha contado un año más con la colaboración de Fundación Repsol, quien demuestra su compromiso con la diversidad y el talento. En este sentido, Fundación Repsol realiza diferentes iniciativas que abarcan la cultura, la educación y el deporte adaptado para conseguir la inclusión real de las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social en un marco de igualdad de oportunidades.

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.