Compartir

La Catedral de Toledo abre las puertas de la Sala Capitular tras su restauración, con lo que se ha rescatado una de las obras más emblemáticas del renacimiento español, coincidiendo además con la finalización de los actos del quinto centenario del fallecimiento del Cardenal Cisneros, quien fuera el artífice de esta sala.

Fundación Endesa se ha encargado del proyecto de iluminación de la Sala Capitular de la Catedral de Toledo. Este proyecto se encuadra dentro de uno más completo, que incluye la restauración de las pinturas murales de Juan de Borgoña y otras obras estructurales, un proyecto que ha durado cerca de 1 año.

La Sala Capitular: obra emblemática del Renacimiento español

La portada de entrada a la sala capitular realizada en 1510, es de yeserías moriscas o mudéjares. Entrando en la estancia destaca el artesonado dorado y policromado, realizado por Francisco de Lara. Está rodeada esta sala por pinturas al óleo sobre el muro de yeso, que representan trece escenas de la Vida de la Virgen y la Pasión de Cristo, separadas por columnas fingidas, pintadas por Juan de Borgoña en 1508, destacando quizás en el testero occidental el Juicio Final. Borgoña comienza sus trabajos en las pinturas al fresco en 1508, recibiendo su último pago por las mismas en 1511.

Debajo de estas pinturas encontramos la serie de 32 retratos de los primeros Arzobispos toledanos, pintados también por Juan de Borgoña. A partir del Cardenal Tavera, el resto de retratos fueron ejecutados por insignes pintores, como: Comontes, Carvajal, Tristán, Rizzi, ó Vicente López, entre otros.

El proyecto de iluminación de la Sala Capitular de la Catedral de Toledo lo han presentado en el Transparente de la Catedral Primada, asistiendo el Presidente de Endesa y de la Fundación Endesa, Borja Prado, el Arzobispo de Toledo,  Braulio Rodriguez Plaza y el Presidente de la Junta de Castilla la Mancha, Elimiliano García-Page.

El proyecto ha consistido en la sustitución de la iluminación anterior por un sistema de proyectores suspendidos sobre un carril electrificado de tira de LED colocada en la parte superior del carril para iluminación del Artesonado. El cambio a luminarias con fuente de luz LED, además de embellecer la Sala Capitular, ha supuesto un ahorro de energía superior al 75 % del anterior consumo de la sala Capitular. Con el bajo consumo energético, las fuentes de luz LED no emiten luz infrarroja ni ultravioleta, lo que las hace idóneas para la iluminación de obras de arte.

Además, se ha llevado a cabo la instalación de la climatización de alta eficiencia, no solo para el confort térmico de las personas, sino también para mantener unas condiciones estables de temperatura y humedad, para la adecuada conservación de las Obras de Arte.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.