Compartir

El Informe MAV#18 nos revela datos preocupantes dado que desde 2011 hasta ahora, se ha medido y cuantificado la presencia de las artistas y galeristas mujeres en ARCO. Este año contamos, no sólo con una lectura longitudinal de estos datos, que nos dan una perspectiva histórica de la desigualdad que se consolida durante estos años con el 25% de presencia de mujeres artistas en la feria ARCO, sino que además se han incorporado cifras que pueden arrojar luz a las dinámicas que perpetúan esta desigualdad en la feria de arte más importante de España.

En este sentido verificamos que las estructuras que toman las decisiones sobre la visibilidad, están lideradas por hombres, guiando la selección de lxs artistas a exponer y el consiguiente valor de las obras en el mercado. Los comités de la feria ARCO que resuelven sobre las líneas expositivas a seguir, están formados en un 80% por hombres, y los premios* que asignan reconocimiento, visibilidad y valor a lxs artistas, son otorgados en un 71,4% a hombres. Desglosando el dato de los comités de las ferias, encontramos que el Comité Organizador de ARCO en representación de las galerías es de 70% hombres frente al 30% de mujeres, el Comité de Apelación está representado en un 67% por hombres, el Comité Institucional es de un 100% de hombres y el Comité de Ifema está representado en un 100% por varones.

Más allá de la reivindicación del cumplimiento de las leyes, entendemos que la revalorización de las obras depende de la visibilidad y el prestigio que se otorga a lxs artistas a través de premios, exhibiciones y ventas. Si las estructuras decisorias son lideradas por hombres, la presencia, los premios y en consecuencia la venta, recae mayoritariamente sobre artistas hombres.

Y estos datos son aún más contundentes cuando podemos ver desde los informes #MAV, la realidad de otras ferias de arte que paralelamente se celebran en Madrid. En el caso de la feria JustMAD, se puede resaltar que desde el 2017 el dato de representación de mujeres artistas en la feria ha crecido de un 35% en el 2017, a un 50%, y su comité ejecutivo está formado en un 66,7% por mujeres.

Lo mismo podríamos decir de la feria Hybrid, que tiene un 53% de representación de artistas mujeres en su edición 2018, y su comité está formado 100% por mujeres. Comprobamos por lo tanto, que lxs artistas y las galerías que participan en ellas, en número de hombres y mujeres, son proporcionales a la realidad de una sociedad con un 50% de mujeres, donde éstas son mayoría en su formación como artistas y profesionales de las artes.

Por tanto, según estos informes, se deduce que el perfil de galería y de artista que ARCO representa, es una galería liderada por un hombre extranjero que vende obra de artistas hombres extranjeros.

Por esta razón, nos preguntamos:

¿Es aceptable que la Feria ARCO, que incumple claramente el artículo 26 de la Ley de Igualdad de 2007, reciba apoyo de dinero público para su celebración?
¿No es antidemocrático e ilegal favorecer desde el gobierno local, regional y nacional una feria que olvida la creación de las mujeres y sobre todo de las artistas españolas con sólo un 6% de representación?
¿Es posible la igualdad? Si observamos las ferias con estructuras más democráticas, JUSTMAD e HYBRID, con comités ejecutivos paritarios o feministas, comprobamos que muestran la creación contemporánea acorde con la realidad formativa, de producción y de representación de las mujeres.

Desde la asociación MAV Mujeres en las Artes Visuales queremos llamar la atención un año más sobre los números que se desprenden del análisis de las ferias de arte más importantes del territorio español con el lanzamiento del INFORME MAV#18.

Y con el objetivo de reunir numerosas propuestas e iniciativas de calidad, lideradas por mujeres, MAV organiza de nuevo la Bienal Mujeres en las Artes Visuales, BMM-2018 que, visibilizando su talento y su trabajo a lo largo de todo el año, en diferentes ciudades, en formatos diversos y sin necesidad de concentrarse en un solo mes o espacio, evidencia que no hay excusas ni pretextos para minimizar o excluir su presencia. Una acción positiva que reivindica las programaciones de las instituciones y entidades que trabajan desde las buenas prácticas en la diversidad y la inclusión, y que además apoya la producción de cinco proyectos cuyo eje de debate y reflexión es el género y la visibilización de las mujeres.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.