Compartir

JeronimoDeAyanzMaquinaVaporLa Biblioteca Nacional ha adquirido un impreso de gran importancia para la historia de la ciencia y la técnica no sólo en España, sino también a nivel mundial. Se trata de un texto publicado en torno a 1600 por el inventor navarro Jerónimo de Ayanz y Beaumont, comendador de ballesteros de la Orden de Calatrava, en el que describe sus ideas en torno a la utilización industrial de la energía del vapor mediante una serie de ingenios.

Estas ideas serían desarrolladas posteriormente por Ayanz en un memorial que dirigió a Felipe III, en el que solicitaba la concesión de un privilegio de invención para sus ingenios; en 1606 se le otorgó dicho privilegio, en lo que constituye la primera “patente” de una primitiva máquina de vapor.

El impreso, en formato folio y encuadernado en pergamino moderno, consta de ocho hojas e incluye siete dibujos en los que Ayanz ilustra sus planteamientos. Se trata del único ejemplar conocido de la obra, que parece ser de carácter privado y de circulación muy restringida.

El escrito está dirigido al príncipe Emanuel Filiberto de Saboya, pariente de Felipe III, con lo que Ayanz pretendía probablemente dejar constancia de la autoría de sus máquinas y difundirlas en el entorno del monarca hispano a fin de lograr con posterioridad el privilegio de invención correspondiente.

Con la adquisición de este impreso, la Biblioteca Nacional de España incorpora una fuente documental de relevancia capital en la historia de la máquina de vapor, que, con la introducción del condensador independiente por James Watt, daría origen en la segunda mitad del siglo XVIII a la Revolución Industrial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here