Compartir

Biblioteca_Joaquín_LeguinaEl presidente de la Comunidad de Madrid ha inaugurado la exposición Descubre Madrid, con la que el Gobierno regional conmemora los diez años del Complejo El Águila como sede del Archivo y la Biblioteca regionales y, por tanto, como lugar de referencia del patrimonio bibliográfico y documental de la región. La muestra permanecerá expuesta hasta el 28 de julio en la sala de exposiciones del Complejo (C/ Ramírez de Prado, 3. Madrid).

En esta exposición los visitantes disfrutarán de una selección de 132 piezas como manuscritos, publicaciones, dibujos originales, mapas o fotografías, que datan desde principios del siglo XIV hasta el siglo XX, “procedentes del rico patrimonio que se custodia en esta antigua fábrica de cervezas, que se ha convertido en un espacio dedicado a conservar nuestras raíces y nuestra memoria”, explicó el presidente. La muestra, asimismo, dará la oportunidad de conocer las labores que se desempeñan allí y que convierten a estos centros en imprescindibles para la conservación y difusión de la memoria de Madrid como Comunidad.

La exposición Descubre Madrid en el Archivo y la Biblioteca regionales, comisariada por el catedrático José Manuel Lucía, propone un particular viaje en el tiempo, con Madrid como hilo conductor y con las piezas organizadas en cuatro grandes ejes temáticos.

De la Corte de Felipe II al siglo XX

La primera sección de la muestra, ‘Madrid a través del tiempo’, ofrece un paseo desde 1561, cuando Madrid es nombrada Corte por Felipe II, hasta principios del siglo XX donde son protagonistas las transformaciones de la imprenta desde el siglo XVI hasta nuestros días; los emblemáticos escritores Ramón Mesonero Romanos y Ramón Gómez de la Serna; el teatro, desde los Corrales de Comedias hasta la censura franquista; el triunfo del folletín en el siglo XIX, y los modos de moverse por Madrid, desde el tranvía al metro.

En el apartado denominado ‘Madrid, desde la Diputación a los archivos municipales’ se exponen, entre otras piezas, una muestra de las miles y miles de fotografías de Martín Santos Yubero y de Cristóbal Portillo, en las que plasmaron el devenir de Madrid durante el siglo XX.

‘Los toros en Madrid’ es un ejemplo de las muchas colecciones y temas particulares que pueden conocerse mejor gracias a los fondos del Archivo y la Biblioteca regionales. En este caso, revelan las distintas plazas de toros que ha habido en la ciudad, la gestión y publicidad de sus corridas, así como grabados de Carnicero de 1790 o una muestra de los primeros carteles del concurso para la Corrida de la Beneficencia de Madrid.

Evolución de El Águila

La última sección de Descubre Madrid está dedicada al propio Complejo El Águila, dando a conocer la evolución de una de las construcciones industriales más singulares de la ciudad. Fotos, planos, dibujos y maquetas permiten recuperar la historia de la que fue la fábrica de cervezas El Águila, recordar su posterior estado de abandono y disfrutar, paso a paso, de la rehabilitación inaugurada en 2003, obra de los arquitectos Emilio Tuñón y Luis Moreno Mansilla. Desde entonces, “los edificios en los que hoy nos encontramos han albergado y custodiado miles de manuscritos, numerosos documentos y cientos de obras que transcriben e ilustran nuestra historia, la Historia de la Comunidad de Madrid”, destacó Ignacio González.

La transformación arquitéctónica de estos edificios “en palabras de Vargas Llosa, ha conseguido construir una extraordinaria fábrica de sueños”, recordó el presidente. “Y ha sabido adaptar su diseño a la funcionalidad necesaria para albergar la valiosa documentación que aquí se concentra” afirmó González. Hoy, gracias al esfuerzo realizado por el Gobierno autonómico, los documentos custodiados en el Archivo Regional se pueden consultar en diferentes soportes, que van desde el papel hasta el microfilm o el CD, permitiendo su consulta de forma rápida y segura. Y en el caso de la Biblioteca Regional Joaquín Leguina, cuenta con un millón y medio de ejemplares, que ocupan 12.000 metros cuadrados y convierte este centro en uno de los lugares más destacados de la investigación y la lectura en Madrid.

Piezas singulares expuestas

Las piezas expuestas son un reflejo de la variedad y la riqueza del patrimonio conservado en el Archivo y la Biblioteca regionales, mostrando manuscritos, autógrafos, documentos, libros impresos manualmente, libros impresos industrialmente, dibujos originales, estampas, planos, mapas, fotografías, vídeos y carteles, entre otras piezas.
Cabe destacar el Libro de actas de la Diputación Provincial (1820- 1838). Este documento es uno de los más importantes por ser la Diputación el ente del que parte la actual Comunidad de Madrid, creada en el marco del Título VIII, capítulo 3º, art. 143.2 de la Constitución de 1812.

También destaca Topographia de la villa de Madrid (1656). Es uno de los primeros mapas que se hicieron de la ciudad, encargado por Felipe IV a Pedro Texeira, grabado en Amberes en 1656 y el más destacado de los existentes por el detallismo con que representa, en perspectiva caballera, las calles y casas de Madrid, incluyendo detalles como fachadas y cubiertas. La pieza expuesta es un facsímil, elaborado en 1881 por la Dirección General del Instituto Geográfico y Estadístico, que hará las delicias de los visitantes gracias a un espectacular montaje.

Un tercer documento de gran importancia es el Libro de asiento de los productos de Comedias (1579-1586), en el que se recogen datos fundamentales para el estudio de la beneficencia y del teatro, sobre todo del Siglo de Oro, en la Comunidad de Madrid. Y es que los Corrales de Comedias eran espacios habilitados para las representaciones teatrales que estaban gestionados por las cofradías piadosas y las recaudaciones de las funciones iban destinadas al mantenimiento de los hospitales.

Posteriormente, la contribución de los hospitales a la vida teatral de Madrid a través de los siglos fue fundamental ya que los teatros que ellos crearon en la Calle de la Cruz y la Calle del Príncipe a finales del siglo XVI y otros construidos después en los mismos solares, siguieron siendo los principales lugares de diversión de los madrileños hasta el siglo XIX.
Otra pieza imprescindible de la exposición, en este caso por su antigüedad, es la Carta abierta de Jimeno de Luna, arzobispo de Toledo, que contiene un ordenamiento por el que penaliza la venta de vino foráneo en Torrelaguna (1330). Se trata del documento más antiguo expuesto y uno de los más antiguos conservados en el Archivo Regional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here