publicidad

Goya, el Infante don Luis y la Ilustración en el Palacio Real

28 octubre, 2012 | Por | Categoría: Actualidad, Exposiciones, Fundaciones, Madrid, Museos, Noticia destacada, Obra escogida, Patrimonio, Reportajes | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Patrimonio Nacional ha reunido en el Palacio Real de Madrid casi una veintena de cuadros de Goya en una interesante exposición que repasa la relevancia del Infante dos Luis de Borbón, hermano de Carlos III, y figura fundamental en el Siglo de las Luces.La exposición patrocinada por la Fundación Banco Santander realiza un recorrido a lo largo de 300 obras de los más importantes pintores de la época, la muestra conforma un retrato de este personaje histórico, gran intelectual y mecenas del arte.

Además de los lienzos de Goya, entre los que se encuentra La familia del Infante don Luis, el visitante podrá admirar obras de Mariano Salvador Maella, Corrado Giaquinto, Mengs, Madrazo, Tiépolo o Luis Paret. Este último, junto con el maestro de Fuendetodos, jugaría un papel fundamental dentro de la vida del Infante, ya que Don Luis fue mecenas de los dos pintores.

Los mejores pintores del siglo XVIII
“La exposición es un observatorio de la pintura de la segunda mitad del siglo XVIII”, afirmó el comisario, Francisco Calvo Serraller, catedrático de Historia del Arte en la Universidad Complutense, que destacó que el Infante don Luis “tuvo en su círculo a los mejores pintores de la época”.

Quinto hijo varón del rey Felipe V, don Luis estuvo destinado en un primer momento a la carrera eclesiástica, pero tras la muerte de varios de sus hermanos, sus posibilidades de acceso al trono aumentaron. Tras años de polémicas, la inquietud de la Corte se calmó y el reinado de su hermano Carlos III se asentó tras ser obligado a contraer matrimonio con María Teresa de Vallabriga, una joven perteneciente a la baja nobleza aragonesa.

Pequeña corte ilustrada
A pesar de esta unión, que alejaba al Infante de sus aspiraciones y derechos, Don Luis creó una pequeña corte ilustrada en su Palacio de Arenas de San Pedro, donde permanecía en un destierro involuntario. Desde allí fomentó su interés por la antropología, la música, la arquitectura o las ciencias naturales. Así como el mecenazgo por la cultura y el arte. Precisamente Goya y Paret gozaron de su protección, y de ahí, que el Infante y su familia fueran protagonistas de muchos de los cuadros de estos dos pintores.

La joya de la exposición es La familia del Infante dos Luis (Goya, 1784), cuadro con el que se inicia el recorrido y que ha sido traído de la Fondazioni Magnani-Rocca de Parma. Se trata de un lienzo que continúa con la tradición de los retratos colectivos. Con la referencia de Las Meninas, la obra representa a catorce personajes en una escena distendida. El Infante, sentado a la mesa, juega a las cartas mientras su mujer es peinada por un peluquero. Vemos también a sus hijos e, incluso, al propio Goya pintando la escena.

Retrato de familia
Según explica el comisario, este retrato de familia tiene algo de Conversation Piece (escena de conversación), un tipo de cuadro que se puso de moda en Reino Unido durante este siglo. La idea era representar el marco íntimo familiar, implicando a los retratados en una anécdota que activamente los unificase.

Además, Calvo Serraller recordó también el precedente grupal más solemne en el arte: la Última Cena, que funda el rito asambleario de la santa misa. El cambio revolucionario de lo sagrado a lo profano no deja de ser, por lo demás, algo prototípico de la simiente secularizadora de la sociedad plantada durante el siglo XVIII y que sigue floreciendo en nuestros días.

Para que las analogías entre este tipo de composiciones sean más sencilla para el visitante, la muestra exhibe el cuadro de Goya junto a Experimento con un pájaro en una bomba de aire, de Wright of Derby, y La Última Cena, de Maella.

Matrimonios institucionales
La exposición continúa con la obra de Goya La Boda, que sirve para poner en cuestión la idea de matrimonio por conveniencia. El caso del Infante dos Luis, que se vio obligado a casarse con alguien que le hacía renunciar a su condición, pone en evidencia los vicios institucionales del matrimonio. Ese concepto de unión, típica del Antiguo Régimen, evolucionaria con el paso del tiempo hacia una concepción revolucionaria burguesa, donde había sitio para el sentimiento.

El recorrido continúa con piezas que muestras a los componentes de la familia del Infante a las y personas que, de una u otra manera, gravitaron sobre ellos. Vemos a los hijos de Don Luis, que con el paso del tiempo serán el Infante-Cardenal, la Condesa de Chichón y la Duquesa de San Fernando. También están presentes Manuel Godoy, que se casaría con la segunda, Pepita Tudó o el padre Eleta.

Recreación de su gabinete
La muestra se cierra con el apartado El gabinete del Infante don Luis, donde se ha querido constatar cómo el alcance del interés cultural y el mecenazgo de este miembro de la familia real española no limitó solo a lo artístico, sino que tocó otros campos de la antropología y las ciencias naturales.

Aquí vemos cuadros de personajes y escenas populares españolas firmadas por Francesco, Sasso, Lorenzo Tiépolo e Antonio Carnicero. También se ha reconstruido el gabinete del infante y de una sala de su palacio en Arenas de San Pedro.

Dos pintores protegidos 
La muestra, además de repasar la vida del Infante don Luis, deja constancia de la importancia que tuvieron Luis Paret y Alcázar y Francisco de Goya en la vida del aristócrata. Al primero, le ayudó para realizar el crucial viaje de formación a Italia y, luego, le nombró su pintor de corte. En cuanto a Goya, le llamó durante 1783 y 1784, para que pintase a su familia a través de una serie de retratos que ayudaron a aupar a Goya en su indeclinable ascensión artística.

Irene G. Vara

Goya y el infante don Luis: el exilio y el reino
Del 30 de octubre al 20 de enero
Palacio Real de Madrid. Salas de Exposiciones Temporales
De lunes a domingo, de 10.00 a 20.00 horas
Entrada, 5 euros

Organiza: Patrimonio Nacional y Fundación Banco Santander

Comisario: Francisco Calvo Serraller

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

5 comentarios a “Goya, el Infante don Luis y la Ilustración en el Palacio Real”

  1. María Cruz dice:

    Decir Condesa de Chichón es muy gracioso, pero como broma entre colegas especializados en Arte. Decirlo aquí, en una nota informativa y además dos veces, queda algo fuera de tono.
    Hay otras erratas en el texto. Estaría bien pagar un poquito a algún profe parado para que corrija antes de enviar a Logopress.
    Saludos cordiales.

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad