publicidad

Alfredo Bikondoa en Cuenca

25 septiembre, 2012 | Por | Categoría: Actualidad | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

La alquimia y el mundo objetural de Alfredo Bikondoa en la Fundación Antonio Pérez. Las obras de este singular artista se reparten entre los tres centros que forman la Fundación en Cuenca. (Más información…)

Centro de Arte Contemporáneo | Cuenca
EL CEMENTERIO MARINO – HOMENAJE A PAUL VALÉRY
En la singladura de la exposición que relaciona a Paul Valéry con Alfredo Bikondoa, Cuenca es la tercera escala. La primera se desarrolló en junio de 2009 en la Fundación Oceanográfca de Guipúzcoa, en el marco de la conmemoración de su centenario y con motivo de la inauguración de los edificios que amplían el tamaño físico del segundo Aquarium más antiguo de Europa, acto presidido por SS. MM. Los Reyes de España y S.A.R la Princesa Carolina de Hannover, en representación de su hermano S.A.S el Príncipe Alberto II de Mónaco. La segunda tuvo lugar en abril de 2012 en el Museo Marítimo de la Ría de Bilbao, con la participación del Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación de Vizcaya.

El Centro de Arte Contemporáneo acoge y protagoniza esta nueva escala, con una propuesta ampliada y mejorada, de un proyecto que continuará su curso recalando en diferentes ciudades e importantes puertos de la costa atlántica francesa, como son Biarritz, Burdeos y Nantes.

Asimismo y para conmemorar la centenaria y estrecha relación que une la Fundación Oceanográfica de Guipúzcoa con el Instituto Oceanográfico de Mónaco, que culminará en un próximo hermanamiento de ambas fundaciones marinas, esta exposición se mostrará en un acto de carácter oficial e institucional en el Instituto Oceanográfico de Mónaco, presidido por S.A.S el Príncipe Alberto II de Mónaco.

Según D. Vicente Zaragëta Lafitte, Presidente de la Fundación Oceanográfica de Guipúzcoa, “las obras que Alfredo Bikondoa ha creado para la ocasión, multidisciplinarias en formas, técnicas y materiales, traducen plásticamente la poética esencial que él ha sabido “ver” más allá de los versos y las metáforas de la obra literaria que las ha inspirado. Sus creaciones nos remiten como espectadores, a una realidad profunda y esencial que nos devuelve una mirada nueva sobre nosotros mismos, haciendo que nos “re-conozcamos” en la percepción de sensaciones, emociones y sentimientos. Es la obra de un artista insólito que, sorprendente en su variedad de lenguajes, ha encontrado su propia y originalísima voz para dirigirse a la sensibilidad contemporánea”.

La presentación de esta exposición se completa con la declamación del poema valeryano por el reconocido actor y director de teatro, Joaquín Hinojosa, quien realizó una nueva y personal versión en castellano de El cementerio marino. (más…)

Para reforzar la difusión de este proyecto itinerante se ha editado el libro El cementerio marino, que recoge, junto a las imágenes de la interpretación plástica de Bikondoa, el célebre poema en cuatro idiomas: francés (Paul Valéry), castellano (versión de Joaquín Hinojosa), inglés (versión de C. Day Lewis) y euskera (versión de Miguel Ángel Unanua).
El “viaje” continua. Les damos la bienvenida y les invitamos a compartirlo en un gozoso tránsito.
Museo del Objeto Encontrado | San Clemente | Cuenca
EL CAMINO DIRECTO A LA VERDAD
ALFREDO NIGREDO
[En torno a los objetos de Alfredo Bikondoa]
por
Alfonso de la Torre
El deber más importante de mi vida es, para mí, el de simbolizar mi interioridad
Friedrich Hebbel
Juan-Eduardo Cirlot (apertura del) “Diccionario de símbolos”, Barcelona, 1958-1969
Aire quieto, tiempo lento…. ¡ Ah melancolía de los objetos ! .
Mas, cuidado, no cualquier objeto: zapato, copa, jaula, navaja, abrevadero de arena, alambre, caracola, red, piedra, clavo, pluma o dado. Summa auroral de objetos siempre replegados sobre sí mismos pareciendo portar en su memoria, incandesciendo, un extraño arcano. Objetos, en ocasiones pequeños juguetes o maquetas, que recuerdan también el pasado desvelo de un sueño infantil. Mas, ¿por qué escoger un objeto y no otro, entre la desconcertante panoplia de ellos que ve el mundo enderredor?

Extraña voz de los objetos, derrumbados como instantes de un relato en duermevela. Simulacro en el espacio infinito: cada uno de los espacios intrigantes creados por el objeto. Silencio agitado el que habita la casa encantada de los objetos de Bikondoa. Penumbra. Contemplando los objetos de este artista se comprende su encuentro con el pensamiento oriental. Hay un aire, en este encuentro de objetos varios, de ceremonia, de ritual sagrado, de intento de reunir lo maravilloso y la realidad, lo visible y lo invisible hasta crear lo que Yourcenar llamaba el sentimiento del inmenso invisible e incomprensible que nos rodea.

No es éste el polvo que barre los cacharros de Morandi hasta difuminarlos en la tibieza de las formas que reiteran melodiosas, sino más bien el aire suspendido de la alquimia, la iridiscente tensión de los objetos que, pronto, fulgentes, devendrán otra materia. Aire de pavesas que titilan aún, antes que polvo dormido. Encuentro de las formas del universo, mas no materia inerte sino, más bien, el hermético ardor de la quietud que antecede a la vibración de lo no visto antes, como si recordase Bikondoa ese encuentro absorto de los objetos a la par que la búsqueda de lo, hasta ahora, desconocido para el conocimiento.

Pues mirar, crear, es plantear interrogantes y uno de los más inquietantes es, precisamente, la sobreabundancia de las formas asolando el universo, en su diversidad, disparidad y en su extraordinaria interrogación. Esa pregunta que se hacía Roland Barthes:¿cuál es la causa entonces de todo este desorden?. Y, también, Bikondoa plantea, a través de estos encuentros lautremontianos la existencia de otros mundos dentro de éste. Universo de objetos que, -en su singular nueva reunión, con frecuencia intrigantemente desescalados, a veces con aire de medieval bestiario-, cuestiona las apariencias visibles del mundo, siguiendo una de las normas más desconcertantes y misteriosas recordadas por la alquimia, la coincidentia oppositorum, esto es, el encuentro de contrarios. Defendiendo Bikondoa que hay momentos en los que las cosas pueden deslumbrar o, por el contrario, permanecer a oscuras.

La tierra arde en el agua oscura, escribía otro pintor poeta. Bodegón de objetos, mas fruto quieto de la no-mudez, tal el tremor previo al estallido del fruto. Nigredo saturnal la luz que baña con frecuencia, monocroma, sus objetos, con un cierto aire de las monocromías de Nevelson. Llama que no se extingue, memoria donde ardía, perplejo territorio poblado por la aparición de los objetos. Saṃsāra, otro de los títulos de las esculturas objetuales de Bikondoa remite, de forma obvia, a un pertinaz ciclo del vivir, morir y renacer, la oriental rueda de la vida. ¿Y qué misterio es éste que explica el misterio con misterio?. Reunión de objetos como representaciones visibles de realidades misteriosas y sobrenaturales. Flechas heladas atravesando jaulas que parecen hallar lo que Alfredo llama “el camino directo a la verdad”.
Y, por debajo, el abismo.

Museo de Obra Gráfica | San Clemente | Cuenca
SIETE MORADAS Y UN MISTERIO PARA TERESA
Manifiesto homenaje a la mística Santa Teresa, quien dedicó su vida a una ascesis personal y espiritual y quien dejó un fascinante legado: Las Moradas

Otros datos…
ALFREDO BIKONDOA
Alfredo Bikondoa, gran y meticuloso lector, -autor él mismo de textos poéticos que explican, y glosan sus obras plásticas -, conoció desde muy joven el cementerio valeryano. En él profundizó, al igual que en la cultura contemporánea francesa, durantes sus varias y prolongadas estancias en el París de los 70. Fueron los años de sus inicios, y luego de su afianzamiento, como uno de los artistas más interesantes del momento. Fue entonces cuando Bikondoa, en 1981, decidió aparcar su carrera y su éxito, para iniciar una trayectoria de búsqueda interior por los caminos del zen y la meditación, que le llevó, en un nomadismo de estudio introspectivo, a trabajar con maestros y en centros de meditación de Japón, Europa y EEUU.

Es a partir de 1998, tras diecisiete años de voluntario silencio artístico, cuando Bikondoa recomienza su carrera “pública” como artista plástico y cuando se reencuentra con El cementerio marino, consciente de las concomitancias asombrosas que se daban entre su propia trayectoria y la del poeta francés. En efecto, -como señala Gustave Cohen, el crítico literario mejor conocedor y estudioso de la obra y la vida de Valéry,- “… entre 1892 y 1913, fenómeno casi único en la historia literaria, Paul Valéry permaneció en silencio para concentrarse durante veinte años, en la meditación solitaria sobre las transformaciones del alma y las formas de su actividad creadora en estado de vigilia o de sueño, cuyos resultados plasmó, en 1920, en el estremecimiento y en los ritmos de la poética confidencia personal que emerge de los versos de

El cementerio marino”.
Como Valéry, Bikondoa, salido de su largo letargo meditativo, renacido y renovado para la acción, busca, necesita expresarse yendo más allá de la apariencia formal, y -de nuevo citando a Cohen- “… sustituir la expresión directa de la imagen, por la expresión de una realidad más profunda a través de imágenes sucesivas y sugestivas nacidas por asociación de ideas”.

Es el momento para Bikondoa de dar vía libre, -en los surcos, las incisiones, las esquirlas, los contrastes cromáticos, los lodos marinos y los ecos metálicos que se generan en su “confrontación física” con los materiales empleados en sus obras-, a “su” expresión de las visiones surgidas de su lectura, atenta y apasionada, de El cementerio marino.

JOAQUÍN HINOJOSA
Autor de la traducción y versión al castellano de “El cementerio marino”
A lo largo de una atípica y calculada trayectoria profesional de más de 35 años como director teatral y como actor de cine, teatro y televisión, ha simultaneado y profundizado un riguroso ejercicio de la creación literaria, como poeta, guionista, traductor teatral y dramaturgo.

Su obra teatral Defensa de dama ha sido traducida al francés, inglés y alemán, y representada, aparte de en España, en Bruselas, Francia, el off neoyorkino y varios países latinoamericanos.
Como traductor es autor de la adaptación teatral al español de Cándido, de Voltaire, de la versión española de El libertino (E. E. Schmitt) y de las de La cantante calva, La lección y Las sillas (E. Ionesco). Dichas traducciones de Ionesco han sido objeto de varias tesis doctorales en Francia y en España, y están incluidas entre los textos del programa de estudios del Departamento de Filología Francesa, dirigido por Cécile Vilvandre, de la Universidad de Castilla-La Mancha. También, a propuesta de Marie France Ionesco, serán objeto de varias comunicaciones y debates en los próximos Coloquios de Ceresy La Salle. Asimismo es autor de la traducción para la edición en español de El cuerpo poético, testamento creativo y didáctico de Jacques Lecoq.

Datos de interés:
Exposiciones (ver…)

EL CEMENTERIO MARINO – HOMENAJE A PAUL VALÉRY
28 septiembre – 25 noviembre – 2012 / Inauguración 28 septiembre / 20 h.
Centro de Arte Contemporáneo | Cuenca
Ronda de Julián Romero, 20 – 16001 Cuenca
Lunes a domingo de 11 a 14 y 17 a 20 h.
Teléfono 969230619

SIETE MORADAS Y UN MISTERIO PARA TERESA
29 septiembre – 25 noviembre – 2012 / Inauguración 29 septiembre / 12,30 h.
Museo de Obra Gráfica | San Clemente | Cuenca
Plaza Mayor, s/n – 16600 – San Clemente. Cuenca
Teléfono 969230619
Sábado y domingo de 10,30 a 14 y 17 a 20 h.
Lunes y martes, cerrado
Visita guiada gratuita: sábado y domingo de 10 a 10,30 y 16,30 a 17 h.

EL CAMINO DIRECTO A LA VERDAD
29 septiembre – 25 noviembre – 2012 / Inauguración 29 septiembre / 12,30 h.
Museo del Objeto Encontrado | San Clemente | Cuenca
Plaza de la Iglesia, s/n – 16600 – San Clemente. Cuenca
Teléfono 969301200
Miércoles y viernes de 10 a 14 y 17 a 20 h.
Sábado y domingo de 11 a 14 y 16,30 a 20 h.
Lunes y martes cerrado
Visita guiada gratuita: Sábado y domingo de 10,30 a 11 y 16 a 16,30 h.

 

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad