publicidad

Los muebles más bellos del mundo en la sede del Colegio de Arquitectos de Madrid

28 mayo, 2012 | Por | Categoría: Actualidad, Arquitectura, Diseño | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

La exposición Royalties se podrá visitar hasta el 8 de junio

La iniciativa, impulsada por La Alegre Compañía en colaboración con el COAM, ha reunido obras únicas de los maestros de la arquitectura y el diseño del siglo XX

Una colección compuesta por medio centenar de muebles creados por los grandes maestros de la arquitectura y el diseño del siglo XX han sido reunidos por La Alegre Compañía en la Exposición Royalties, que podrá contemplarse desde el 23 de mayo hasta el 8 de junio en la nueva sede del Colegio Oficial de Arquitectos en Madrid. Algunas de las piezas que componen la muestra son consideradas por los expertos como “los muebles más bellos del mundo”, cuya contemplación, reunidos en un mismo ámbito, resulta prácticamente imposible de lograr, salvo que alguien decida recorrer las mejores ferias de diseño que se celebran en el mundo.

El comisario de la muestra, Marco Gil, director de La Alegre Compañía, lleva trabajando en este proyecto de exposición varios meses, dada la complejidad que ha supuesto la localización y traslado hasta Madrid de las piezas maestras de creadores tan relevantes como, Breuer, Gropius, Mies, Jacobsen, Scarpa, Kita o Urquiola.

Royalties, en cuya organización ha colaborado el Colegio de Arquitectos de Madrid, constituye una oportunidad para explorar nuevas vías de cooperación entre el mundo de los arquitectos y el sector de los interiores y de los equipamientos. Este último está representado en la exposición por las empresas más importantes del mundo del diseño industrial, procedentes de Dinamarca, Suecia, Italia, Suiza y Estados Unidos.

Además de mostrar un conjunto de piezas exquisitas, a las que subyace un lenguaje común de cultura, tradición, materiales e industria, la exposición quiere comunicar a los arquitectos que el mundo del diseño les pertenece, y poner de relieve las oportunidades económicas que se abren para estos profesionales dentro de este campo. Precisamente, el nombre de Royalties alude a la propiedad intelectual de los diseños y a la posibilidad de generar ingresos recurrentes durante años para los creadores, al tiempo que se crea riqueza para la sociedad.

Royalties reclama una recuperación del gusto por los interiores y reivindica el mueble como patrimonio cultural, dotado además de un interesante valor económico, susceptible de transmitirse y legarse de generación en generación. Esta concepción está presente en los principales creadores del siglo XX, desde los orígenes de la Bauhaus hasta los epígonos de la Escuela Nórdica o de Milán.

Para Marco Gil, en un mueble con diseño están implícitos unos materiales que hablan de su origen y conexión con la naturaleza y un poso cultural que está enmarcado en un momento determinado de la historia, con sus claves filosóficas y estéticas. “Que una silla o un mueble sean hijos de todas estas circunstancias, es lo que explica que haya piezas que se lleven produciendo por procedimientos industriales más de un siglo, y que sigan acumulando valor”, asegura el comisario de Royalties, al tiempo que cita el ejemplo del arquitecto danés Arne Jacobsen: “tiene el 90% de sus diseños en producción, después de que fueran concebidos hace más de seis decadas”.
Acerca de La Alegre Compañía

LOS MUEBLES MÁS BELLOS DEL MUNDO SE DAN CITA EN MADRID
Los mejores muebles de diseño del mundo se presentan en Madrid hasta el 8 de junio dentro de la exposición Royalties. En total, se exhiben medio centenar de piezas únicas, entre ellas algunas obras maestras del diseño del siglo XX, cuya contemplación, reunidas en un mismo ámbito, resulta prácticamente imposible de lograr, salvo que alguien estuviese dispuesto a viajar por las mejores ferias de diseño que se celebran en el mundo.

Algunos de los maestros representados en la muestra son Ray & Charles Eames, Verner Panton, Marcel Breuer, Walter Gropius, Ludwig Mies Van Der Rohe, Arne Jacobsen, Alvar Aalto, Carlo Scarpa o Patricia Urquiola.

Royalties es fruto de la colaboración del Colegio de Arquitectos de Madrid y la consultora de diseño La Alegre Compañía, y constituye una oportunidad para explorar nuevas vías de cooperación entre el mundo de los arquitectos y el sector de los interiores y de los equipamientos. Este último está representado en la exposición por las empresas más importantes del mundo del diseño industrial, procedentes de Dinamarca, Suecia, Italia, Suiza y Estados Unidos.

La apertura de la nueva sede del Colegio de Arquitectos de Madrid, en el inmueble de las antiguas Escuelas Pías de San Antón, en la calle de Hortaleza, y especialmente la configuración de sus instalaciones, que albergan grandes espacios resueltos con maestría en el interior de un edificio histórico, ofrece un marco excelente para acercar la arquitectura a la sociedad. De hecho, es la primera vez que el COAM pone en marcha una iniciativa de esta naturaleza en su sede corporativa.

Todas las piezas presentes en la exposición participan de una misma idea: la existencia de un lenguaje que une cultura, tradición, materiales e industria. En este sentido, el empeño de sus promotores consiste en poner de relieve este concepto de transversalidad con el fin de que sigan naciendo para el mercado productos de una calidad inigualable.

La Alegre Compañía, a partir de unos postulados culturales muy sólidos, quiere comunicar a los arquitectos que el mundo del diseño les pertenece, al mismo tiempo que desea sensibilizar a clientes y empresas de la importancia de cuidar los espacios interiores de los edificios.

Reivindicación estética y económica
Además de representar una reivindicación estética y cultural, la iniciativa quiere subrayar las posibilidades económicas que se abren para los profesionales de la arquitectura ,del interiorismo y también para la industria, a partir de la recuperación del gusto por el diseño.

Precisamente, a esta dimensión económica alude el nombre Royaties, en la medida en que las creaciones, como propiedad intelectual, son susceptibles de patentarse y producirse en la industria, garantizando ingresos recurrentes durante años para los autores y generando puestos de trabajo y riqueza para la sociedad.

Adicionalmente, la exposición quiere ser una plataforma que ayude a recuperar la artesanía española como complemento de los mejores interiores. Desgraciadamente, las dificultades de los artesanos para adaptarse al marketing explican que muchos de ellos estén desapareciendo y, con ellos, una forma de cultura que entronca con la historia de la humanidad y su adaptación al medio. En relación con este ámbito, la exposición muestra ejemplos de objetos de diseño artesanos que pugnan por abrirse camino en el complejo mercado actual.

LA ALEGRE COMPAÑÍA Y SU ACTIVISMO ESTÉTICO
La Alegre Compañía es una empresa de origen familiar que ha trabajado desde 1969 para introducir en el mercado español el mueble de calidad y con firma de autor dentro de los ámbitos del hogar y del trabajo.

La compañía surge en un momento complejo desde el punto de vista político, pero marcado por un desarrollo económico que viene acompañado por una sobresaliente

inquietud cultural y artística. Los impulsores de la empresa son la familia Basterretxea y Oteiza. En concreto, Néstor Basterretxea y Jorge de Oteiza formarán parte, junto con Agustín Ibarrola y Eduardo Chillida, del movimiento cultural vasco por excelencia. Se trata de un movimiento transversal entre arte y arquitectura, en el que brillan con nombre propio las figuras de arquitectos como Sainz de Oiza ,Corrales o Feduchi, entre otros.

Por tanto, hija de aquel tiempo y de aquellos planteamientos culturales y estéticos, La Alegre Compañía trabaja actualmente mano a mano con los arquitectos para lograr unos interiores cuidados. Como empresa, reivindica el gusto por los buenos muebles y trata de extender esta sensibilidad a arquitectos y usuarios.

Desde La Alegre Compañía lamentan que en España, desde los años 60, no haya habido ninguna industria especializada en este tipo de mobiliario, lo que ha influido para que nuestro país haya desaparecido completamente del mapa mundial del diseño.

En este sentido, la Exposición participa de una suerte de activismo político, al reivindicar el mueble de calidad y crear plataformas y puntos de encuentro entre la industria y los arquitectos. De esta manera, podría abrirse en España una oportunidad de desarrollo profesional para muchos de estos profesionales.

Según La Alegre Compañía, en España hay arquitectos que han sentido la llamada del diseño, si bien, lamentablemente, sus creaciones han quedado congeladas en el papel, sin ninguna proyección comercial o económica por la ausencia en nuestro país de estructuras industriales sólidas. En este sentido, la empresa subraya actualmente su papel como consultora para ayudar a los profesionales de la arquitectura a ver materializados sus diseños por la vía de ponerles en contacto con la industria.

Más información: Muebles para heredar o para tirar…

Datos de interés:
Exposición Royalties
Del 23 de mayo al 8 de junio de 2012
Colegio de Arquitectos de Madrid (antiguas Escuelas Pías de San Antón, en la calle de Hortaleza)
COAM

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

3 comentarios a “Los muebles más bellos del mundo en la sede del Colegio de Arquitectos de Madrid”

  1. mercedes sierra dice:

    Es una de esas exposiciones que no hay que perderse. No solo en arquitectura también en el diseño de muebles los arquitectos del siglo XX han dejados piezas singulares donde la originalidad y la exclusividad se ponen de manifiesto…

  2. Cris Garcia i Ferrè dice:

    Completa y muy interesante la informaciòn. ¿Sabrìais decirme si se hara itinerante? Gracias!

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad