publicidad

El Prado gana y el Reina Sofía pierde en los Presupuestos de Cultura para 2012

09 abril, 2012 | Por | Categoría: Actualidad, Arte, Educación y Política, Noticia destacada | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

El secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, presentó los datos del presupuesto de su departamento para 2012, partiendo de un mensaje realista: “son “posibles y responsables con la cultura, ajustan los gastos y asumen los compromisos que son viables de cara al futuro más inmediato, en una situación difícil donde las prioridades son otras políticas sociales como las pensiones o la prestación por desempleo”. La única institución cuyo presuesto se incrmenta es el Museo del Prado, 44,7 M€ (+1,95%), lo que contrastas, por ejemplo con el Museo Reina Sofía, que con 42,3 M€ sufre un importante recorte (-14,72%).

El secretario de Estado destacó que “frente a la disminución del 15%  registrada en materia de Cultura, se mantiene su peso en el total del gasto con un 0,3% en los Presupuestos Generales del Estado”. Y ha enfatizado que “los presupuestos del Estado en Cultura representan tan sólo el 16% del conjunto gasto público realizado en nuestro país. El 29% lo realizan las comunidades autónomas y el 55% restante, los ayuntamientos”.

José María Lassalle aseguró que “los presupuestos han girado en torno a dos principios: equidad y realismo”. “Equidad frente a cualquier interés sectorial” y desde el “eje vertebrador del derecho de acceso a la cultura, que asiste a toda la ciudadanía”.

En el diseño de los presupuestos se ha partido de dos premisas básicas: primer lugar, garantizar el funcionamiento de las grandes instituciones y los grandes servicios culturales. Y, en segundo lugar, avanzar en la construcción de modelos complementarios de financiación.

“Estos presupuestos”, ha dicho Lassalle, “inician un proceso que era inevitable hacia un nuevo modelo de política cultural, con mayor implicación de la sociedad civil”. En ese sentido, el secretario de Estado ha indicado la importancia de la futura Ley de Mecenazgo y la Estrategia de Comunicación y Cooperación Cultural que desarrollará el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en colaboración con el resto de Administraciones Públicas.

Presupuestos por partidas
El presupuesto de la Secretaría de Estado de Cultura asciende a 642,4 millones de euros, de los cuales 426,2 millones se han destinado a los organismos públicos y los 216,2 millones restantes se han distribuido en: servicios generales, con 28,03 millones de euros (-58,1% respecto a 2011); Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas, con140,28 millones de euros (-10,65%); y Dirección General de Políticas Industriales y Libro, con 69,99 millones de euros (-31,98%).

El presupuesto de los organismos públicos dependientes de la Secretaría de Estado se ha repartido del siguiente modo:

• INAEM   137,6 M€ (-17,03%)
• ICAA 68,8 M€ (-35,4%)
• Gerencia de Infraestructuras 73,8 M€ (-24,79%)
• Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía 42,3 M€ (-14,72%)
• Museo del Prado 44,7 M€ (+1,95%)
• Biblioteca Nacional de España 36,6 M€ (-14,23%)

ICAA
El cine ha ocupado gran parte de la rueda de prensa celebrada esta mañana. El secretario de Estado de Cultura ha explicado que Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) ha procedido a realizar un ajuste modulado y responsable de su presupuesto, que pasa de 106.594.220 euros en 2011, a 68.858.470 euros en 2012, con el objetivo claro de garantizar una dotación suficiente del Fondo de Protección a la Cinematografía que permita atender en su totalidad a las ayudas a la Amortización, así como mantener otras líneas de ayudas.

Concretamente, el Fondo de Protección pasa de 76,78 millones de euros en 2011 a 49,00 en 2012, lo que supone un descenso del 36,19%. Como ha explicado José María Lassalle, “en el ajuste del Fondo de Protección a la Cinematografía se ha tenido muy presente su evolución media durante los últimos años, así como su grado de ejecución presupuestaria”. “Por ello”, ha destacado, “no es del todo correcto hablar de de una reducción del 36%, ya que los 49 millones presupuestados para este año deben compararse con los 53,5 millones de euros ejecutados en 2011 [a falta de consolidar la cifra a cierre de ejercicio], y no con los 76,7 millones que figuran en el presupuesto inicial”.

En relación a las ayudas a la amortización se ha realizado una previsión inicial de 39 millones de euros (casi el 80% del Fondo), lo que garantiza la atención de la totalidad de las cantidades comprometidas con el sector.

Lassalle ha explicado que también “se mantendrán otras líneas de ayudas con el fin de no paralizar la actividad industrial y mantener cierto nivel de producción”, en tanto se desarrolla el nuevo sistema de incentivos fiscales para la cinematografía y el audiovisual. Se convocarán, por el momento, las siguientes líneas de ayudas:

  • Ayudas a largometrajes sobre proyecto
  • Financiación a través del ICO
  •  Ayudas a cortometrajes realizados
  • Ayudas a la distribución para garantizar un nivel adecuado de distribución de películas españolas, europeas e iberoamericanas
  • Ayudas a la conservación del patrimonio cinematográfico

A lo largo de este año, en función de la disponibilidad presupuestaria, se valorará la conveniencia de convocar alguna otra ayuda o bien ampliar las convocadas.

En definitiva, ha explicado Lassalle, “se trata de lograr una transición gradual hacia el nuevo modelo de financiación” y permitir la adaptación progresiva al mismo de las estructuras industriales y financieras del sector audiovisual.

Respecto a las ayudas a festivales, el secretario de Estado ha dicho que “se mantienen las ayudas a festivales para continuar con el apoyo a los certámenes cinematográficos más importantes de nuestro país”, aunque estas tienen este año una asignación de 795.000 (-20,5%), y ha aclarado que “estas partidas no forman parte del Fondo”. Se confirman las cuantías a los festivales en los que ICAA participa en los órganos de gobierno: San Sebastián (1 millón de euros), Huelva (60.000 euros) y Málaga (100.000 euros).

INAEM
En términos generales, se ha llevado a cabo un importante esfuerzo por parte del Instituto por aplicar políticas de austeridad dentro de sus propias unidades con el objetivo de priorizar las transferencias corrientes, es decir las líneas de ayudas y subvenciones, tanto las nominativas como las de convocatoria pública, al ser una de las vías de financiación esenciales para los sectores de las artes escénicas y de la música, lo que supone un apoyo y estímulo para el sector.

La contención dentro del presupuesto del propio Instituto, respecto al ejercicio 2011, se refleja en una disminución de sus gastos corrientes en bienes y servicios de 1,79 millones de euros, el 7,99%. De igual forma, siguiendo esta línea de ahorro y contención dentro de las propias unidades del INAEM, el techo de gasto de éstas en lo que respecta a las operaciones comerciales asociadas a la explotación artística, se recortará el 12%. Por último, el INAEM reduce en 5 millones de euros su partida de Personal, lo que supone un ajuste del 8,38%.

La moderación del gasto del Instituto también ha quedado reflejada en la reducción aplicada en los capítulos de inversiones, un 36,59%, y transferencias de capital destinadas a infraestructuras,  un 80,56%, lo que representa 3,53 y 6.5 millones de euros menos respecto al ejercicio anterior. De esta forma, en lo que respecta a inversiones, dentro del Instituto se atenderán casi exclusivamente las obras de rehabilitación del Teatro de la Comedia y las intervenciones que puedan producirse relacionadas con la prevención de riesgos laborales.

Respecto a infraestructuras únicamente se mantiene, en el aparatado de Música y Danza, la inversión en la Fundación Gran Teatro del Liceo, y, en el ámbito del Teatro, los Consorcios de Rehabilitación de Madrid y Barcelona y unas pequeñas partidas para los Teatros LLiure y de La Abadía. El resto de líneas se suprimen, ascendiendo la reducción a 2.443.410 €.

Este esfuerzo de moderación y racionalización del gasto dentro del Instituto, ha permitido aplicar la mínima disminución a las  citadas  transferencias corrientes que hacen referencia a las subvenciones concursales y nominativas del INAEM,  en las se ha aplica un recorte de 11.3 millones de euros, lo que supone un 17,35 % menos que el pasado ejercicio.

En concreto, dentro de las ayudas por concurrencia competitiva, se ha logrado situar el recorte en 996.710 € dentro del apartado de música y danza, lo que supone un 13,81% de reducción respecto a 2011, y hasta únicamente el 2,70%, dentro del de Teatro y Circo, por entender que las empresas, ámbito al que mayoritariamente va dirigida esta convocatoria, es el sector que está trabajando en circunstancias más adversas.

Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas
La reducción del 10,65% respecto a 2011 de la Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas responde a una nueva ordenación de sus programas y proyectos que permitirá que el desarrollo de los proyectos generales prioritarios se vean afectados mínimamente. Los principales capítulos afectados corresponden a las subvenciones nominativas y las directas y a las ayudas concurrentes.

Las 16 líneas de ayudas a la concurrencia se mantienen pese a los recortes. Son las ayudas a los museos las que ha sido sustituidas por una nueva, más amplia y mejor dotada línea de ayuda, denominada Proyectos I+D+i, que se incrementa en un 39%.

Respecto a las ayudas nominativas, se mantienen los compromisos adquiridos por la secretaria de Estado mediante convenios y consorcios que permiten apoyar a grandes instituciones culturales como la Real Academia de Bellas Artes o la Fundación Thyssen; a asociaciones de carácter profesional; a consorcios de ciudades monumentales; y a la red de museos de arte contemporáneo.

Políticas e Industrias Culturales y del Libro
En el área de Políticas e Industrias Culturales y del Libro se ha pasado de 102.892.030 en 2011 a 69.992.169 euros en el 2012, lo que supone una diferencia del 31,98%.

En la elaboración de estas partidas presupuestarias se han seguido los criterios de racionalización de las ayudas, así como la reducción de las subvenciones nominativas. En este último apartado se reduce en un 70% este tipo de ayudas aunque se mantienen las dirigidas a centros culturales para programación que cuenten con cofinanciación público-privado.

También se verán modificadas o reducidas las subvenciones que suponen una mera transferencia de fondos a Comunidades Autónomas o Ayuntamientos.

Se mantendrán, aunque en libre concurrencia, las ayudas a la edición o a revistas culturales y a los programas de formación.

De forma desigual se verán mermadas las ayudas para el fomento de la proyección internacional. De este modo, sólo se abonarán las cuotas voluntarias a los organismos internacionales vinculadas con actuaciones concretas o para el pago de cuotas ya comprometidas en 2011.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Un comentario a “El Prado gana y el Reina Sofía pierde en los Presupuestos de Cultura para 2012”

  1. Ramón Puig dice:

    Ya que el Prado gana en el presupuesto ¿podría nuestro Museo por antonomasia permitir por fin que se puedan tomar fotos sin flash?

    Alegan un montón de motivos, pero, si lo pagamos todos los españoles ¿por qué no hacer como el Louvre, el Metropolitan o el Moma de NY que lo permiten? ¿Acaso es que en esos museos los conservadores son unos irresponsables? ¿O es más bien que tienen otro sentido, cívico y libre, de la difusión del Arte, de la ayuda al estudio y a la investigación?

    Yo creo que es la pereza y el mercantilismo estrecho lo que impide al Prado tener esa amplitud de miras. En realidad, el Prado ganaría prestigio y difundiría más democraticamente las obras que son de todos.

    Y si es por el dinero ¿por qué no hacer como en la soberbia pinacoteca de Siena donde pagas un euro y te dan una pegatina que llevas en la solapa para que los vigilantes sepan que has pagado para hacer fotos sin flash?

    He firmado repetidas veces una hoja de reclamaciones en el Prado, solicitando esto y mencionando los ejemplos antes citados, y siempre me han respondido con los mismos manidos y obsoletos motivos.

    Seguro que cuando los celosos funcionarios del Prado se pasean por el Louvre o por el Metropolitan no tienen ningún empacho en hacer todas las fotos que quieren.

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad