Compartir

La Fundación Canal presenta Observados, una impactante exposición fotográfica que examina, a lo largo de 170  imágenes de diversas épocas y artistas, la historia de esa “mirada indiscreta” a través de temas como la violencia, el voyerismo o la incursión en la intimidad.

Un recorrido sobrecogedor en algunas ocasiones, pero divertido en otras, donde podemos ver desde la primera ejecución en la silla eléctrica estadounidense, hasta un baño en Skorpios de Jackie Onassis. Fotografías muy diferentes entre sí que comparten la ignorancia de sus protagonistas al ser captadas.

La muestra reúne imágenes míticas de algunos de los más célebres fotógrafos de la historia, como Henri Cartier-Bresson, Robert Frank o Dorothea Lange. Pero también recoge la actualidad más contemporánea con obras de Robert Mapplethorpe, Thomas Ruff o Nan Goldi.

La exposición, comisariada por Sandra Phillips y Simon Baker, se organiza en cinco ámbitos que tienen en común el análisis de temas considerados “prohibidos” o “tabú”. Se trata de imágenes que examinan los aspectos más desgarradores de la fotografía, las posibilidades del mal uso de la cámara oculta y algún pefil del erotismo y la pornografía.

Street photografy
El primer espacio, titulado El fotógrafo inadvertido, contiene imágenes de la vida de la gente anónima en las calles, caminos o incluso en el metro. Vemos personas desconocidas en un estilo de fotografía conocido como Street photografy, y que Cartier-Bresson representa a la perfección. La ciudad de Nueva York y sus habitantes son protagonistas en esta sala, donde las imágenes, en blanco y negro, se muestran imperfectas pero llenas de vida.

Vigilancia muestra como la obsesión por la seguridad, el control y la observación pasiva han convertido las ciudades en trípodes estáticos de vigilancia. Los artistas representados en este espacio muestran proyectos realizados en el último tercio del siglo XX, y en sus imágenes vemos un espíritu de distancia, abstracción y ambigüedad. Vemos, por ejemplo, mujeres probándose ropa en probadores, hombres conduciendo su coche o personas en el interior de sus casas a través de una ventana, ajenos a la cámara que les retrata.

Voyeurismo y pornografía
El bloque temático Voyeurismo y deseo capta la mirada más indiscreta de la fotografía, que llega a ser erótica e, incluso, pornográfica. Testigo de la violencia es, sin duda, el espacio más desgarrador de la muestra. Se centra en la barbarie humana, desde el consumo de drogas, ejecuciones en directo o duras imágenes de conflicto.

Por último, Celebridades y la mirada pública cuestiona la intimidad de los famosos, con fotografías realizadas por paparazzi, donde la calidad no importa. El valor de estas imágenes recaen en “robar un momento” de la estrella que demuestre su vulnerabilidad.

Irene G. Vara

Observados
Voyerismo y vigilancia a través de la cámara desde 1870
Fundación Canal
Del 27 de octubre al 8 de enero
De lunes a viernes, de 11.00 a 20.00 horas
Miércoles, de 11.00 a 15.00 horas
C/ Mateo Inurria, 2

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here