publicidad

La Naturaleza, protagonista de la temporada de la Orquesta Nacional

23 abril, 2009 | Por | Categoría: Actualidad | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Son varias las ideas que se entrecruzan a través de los programas que integran la temporada 2009-2010 con cuatro pilares básicos. El primero, una reflexión sobre Música y Naturaleza; el segundo, los aniversarios en torno a la figura de Mahler; el tercero, la Carta Blanca, que esta vez se da al maestro español Cristóbal Halffter; y el cuarto, la presencia de la OCNE en el mercado discográfico de la mano del prestigioso sello Deutsche Grammophon, según Josep Pons.

Una parte importante de las obras que se escucharán a lo largo de la temporada (las de 15 de los 24 programas de abono) están relacionadas con la Naturaleza, que ha sido constante fuente de inspiración para los compositores. Encontraremos referencias a los Jodeln tiroleses o a los suizos Ranzdesvaches en obras como la Primera Sinfonía de Brahms, la Cuarta de Anton Bruckner o la cantata Las Estaciones de Haydn… Tendremos también música de ambientación campestre y pastoral con la Sexta Sinfonía de Beethoven, la Sinfonía fantástica de Berlioz, el Oratorio de Navidad de Bach, las canciones de El cuerno maravilloso del muchacho de Mahler…

Referencias al elemento marino con la obertura de Las Hébridas de Mendelssohn, Una barca en el océano de Ravel, los Interludios marinos de la ópera Peter Grimes de Britten… O a las montañas, con la Sinfonía alpina de Strauss; a los ríos y lagos, con la Sinfonía Renana de Schumann o El lago encantado de Liadov; al bosque, con la obertura de El cazador furtivo de Weber; a la Tierra, con La consagración de la primavera de Stravinski; a los planetas, con la obra homónima de Holst, a la que se añden dos partituras: la dedicada al planeta descubierto unos años después de que el compositor inglés escribiera su obra -el Plutón, de Colin Matthews- y Nebula, obra reciente de Juan Manuel Díaz…

Otros títulos se referirán a la noche, como La última noche de Walpurgis de Mendelssohn, la Noche transfigurada de Schönberg, El castillo de Barba Azul de Bartók… y no faltarán referencias a las cuatro estaciones y a pájaros, duendes, gnomos y demás seres fantásticos. Como en otras ocasiones en que el tema que ilumina la programación es de gran amplitud, no cabe esperar sino una sucinta representación de tantísima música, de todas las procedencias y de todas las épocas, que se ha compuesto
bajo la inspiración de elementos de la Naturaleza.

Otra idea que ha adptado la OCNE como pilar de la programación de esta temporada es la conmemoración de dos aniversarios referidos al compositor Gustav Mahler (1860- 1911): el 150 aniversario de su nacimiento, en 2010, y el centenario de su muerte, que se cumplirá en 2011. Esta celebración se convierte en el ambicioso proyecto que denominan Aniversarios Mahler y que abarcará tres temporadas, a lo largo de las cuales se ofrecerá la integral de su obra para orquesta. En la temporada que presenta la OCNE se podrán escuchar las Sinfonías Segunda y Novena, más una selección de las canciones del álbum El cuerno maravilloso del muchacho.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad