publicidad

Judit Comes Medalla de Oro en la Copa del Mundo de Gastronomía

12 Diciembre, 2010 | Por | Categoría: Estilo de vivir, Gastronomía | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

La leridana Judit Comes, gana la Medalla de Oro con Honores en la Copa del Mundo de Gastronomía, en Luxemburgo.

El Campeonato  se celebra cada 4 años en Luxemburgo, participando en esta ocasión 55 países.

La catalana Judit Comes ha sido merecedora de la Medalla de Oro con Honores (máxima puntuación) en el Campeonato del Mundo de Gastronomía celebrado en Luxemburgo el pasado 20 de noviembre de 2010.

De esta forma, pasa a ser la primera persona de nacionalidad española que participa en esta competición a lo largo de su historia (44 años), y que a su vez consigue vencer en una de las categorías. El Campeonato del Mundo, se celebra cada 4 años en la ciudad de Luxemburgo habiendo participado en esta ocasión un total de 55 países de todo el mundo durante un período de 5 días de intensa actividad.

La técnica utilizada por Judit ha sido el tallado y escultura con frutas y verduras, escogiendo el motivo “Alicia en el país de las frutas” en referencia al libro “Alicia en el país de las maravillas”, ejecutando un diseño representativo del conjunto del libro. Aunque Judit pretendía utilizar inicialmente productos más típicos de nuestra tierra, las fechas del Campeonato, y el motivo seleccionado, la han obligado a trabajar básicamente con calabazas (de Lleida, Murcia y Navarra), y otras verduras variadas como complemento.

Judit Comes, de 30 años, formada como diseñadora gráfica, apasionada de la gastronomía, es actualmente la única persona que se dedica profesionalmente a la decoración gastronómica en España, con su base operativa en la ciudad de Lleida, llevando tan solo 5 años desde sus inicios y habiendo constituido una empresa y marca que la identifica, FrutArt, con un gran reconocimiento por su experiencia y profesionalidad.

Formada en Suiza, Francia, Inglaterra, Tailandia y China, ha apostado fuertemente por una especialización  con los mejores maestros del mundo, y su vez formando a amateurs y profesionales en toda Europa (más de 10 países distintos), y preparándose ya para su próximo salto oceánico (Universidad de Bogotá, Asoc. Turismo de Martinica, Venezuela, etc…), requerida por su cuidada y renovada visión de la técnica y presentación, creando  una nueva tendencia y formato, atrayendo las miradas hacia su actualizado concepto de decoración gastronómica.

En estos últimos años Judit se ha caracterizado por haber destacado en las competiciones  internacionales. Ha sido Medalla de Bronce en el 2008, en las Olimpiadas Gastronómicas en Alemania. Desde 2009 es la primera Campeona de Europa absoluta de Talla de frutas y Verduras. Este Oro con Honores en el Campeonato del Mundo ha sido un gran reconocimiento a su trabajo y trayectoria, a la vez que impulsa a España en el reconocimiento de su gastronomía a través de la presentación, no solo para su consumo, sino para su exhibición, decoración y aplicación a otros ámbitos no tan usuales pero muy valorados y reconocidos internacionalmente.

Judit Comes  cuenta la forma de trabajo, la técnica utilizada de tallado y escultura con frutas y verduras de su obra “Alicia en el país de las frutas”.

A mi parecer, una pieza de gran tamaño, solo es una gran cantidad de pequeñas piezas. Para las competiciones Europeas no solo debe haber trabajo, sino que debe parecerlo.

Antes de acudir al evento y conociendo la normativa, establecemos la estrategia a utilizar y los criterios de trabajo y preparación. Es un concurso de magnitud internacional y merece un buen análisis previo.

En nuestra contra juega el tiempo y la gran cantidad de trabajo (el propio, no relacionado con el concurso) que debemos desarrollar las semanas anteriores, así que para el entrenamiento en sí mismo.
Aprovecho algunos de los eventos y trabajos previos, para probar algunas de las piezas y posibilidades de las mismas. Siempre deberé improvisar sobre la marcha con lo que disponga, ya que una de las maravillas características del tallado, es la necesidad de adaptación al material del que se dispone, y el poco margen de error que hay para cometer errores.

Días antes, nos desplazamos a Navarra para conseguir algunas calabazas especiales (muchísimas gracias a Ángel de Frutas Zízur, Pamplona), y ya desde días anteriores disponemos de algunas calabazas suministradas desde Murcia (gracias a Kernel Exports, en Torrepacheco) y algunos otros productores locales de Lleida que nos acaban de llenar la “despensa”.

Sabemos que la logística y planificación será clave para la consecución de objetivos, ya que no iremos sobrados de tiempo, y la capacidad de error y rectificación será mínima (¡posteriormente veríamos que inexistente!)

Las materias primas, van a condicionar enormemente en mi trabajo, así que mi preocupación principal es poder distribuirlas correctamente para la relación, teniendo en cuenta sus características, propiedades y estado

Todo el mundo espera que realice un montaje de estilo asiático, pero precisamente este hecho, me hace decantarme por algo muy tradicional y nuestro, que sea fácilmente reconocible, y que muestre que no se debe estar copiando lo que hace otra gente o utilizar motivos ajenos a nuestra cultura, sino que debemos aprender, adaptar y evolucionar técnicas y conceptos y hacerlos nuestros.

El diseño que elegí, fue basarme en el libro de Lewis Carroll, “Alicia en el país de las Maravillas”, pero adaptado al material utilizado, es decir “Alicia en el país de las frutas”, aunque por desgracia, no podré utilizar frutas, debido a la época que estamos, y los problemas técnicos que me podrían aparecer.

Como concepto, me basé en los dibujos originales de Carroll, la obra de Disney, y posteriormente (cuando hice la elección aun o estaba anunciada), algunos de los conceptos de la película de Tim Burton.

Seleccionamos los caracteres a realizar, distribución y búsqueda de harmonía del conjunto. Se encargan y buscan las piezas de decoración, estructuras, bases y soportes, y se escogen los materiales. También se buscan libros y documentación de todo tipo para las piezas, y ahí descubro que no existen modelos 3D de los personajes, un nuevo reto.

Como experiencia, diré que las calabazas nacionales, magníficas para cremas, sopas, cocidos y acompañamientos, no son lo mejor precisamente para el tallado, debido básicamente a su textura y humedad, dándome enormes problemas para ejecutar algunas de las piezas y esculturas.

Esta limitación del material y tener de asegurarme que la pieza que estaba haciendo seria la definitiva, me obligaba a ir extremadamente lenta, asegurando mi trabajo y evitando cometer errores, que me retrasarían aún más y podrían impedir una buena ejecución.

Para no narrar el detalle de la realización de piezas, lo resumo con algunos datos:
– Días de trabajo: 4 días y medio
– Horas de realización: aprox. 70 horas (unas 15 hora de trabajo al día)
– Material utilizado: calabaza, colinabo, boniatos, remolacha, calabacín, nabo, apio,…

Aparte de las grandes piezas, que más destacan, se cuidan enormemente los pequeños detalles, como realizar las cucharas, platos, complementos de los personajes, telas y texturas, etc…
Judit Comes

Tel.:    (+34) 619-529002
e-mail:  judit@frutart.com
web:     www.frutart.com

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad