Almeida reconoce el trabajo de Lucio Blázquez, que le ha convertido en “un icono de Madrid”. Foto Ayuntamiento de Madrid

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha descubierto esta mañana una placa conmemorativa colocada en la fachada del restaurante Casa Lucio como tributo al “establecimiento icónico de Lucio Blázquez, anfitrión de los madrileños y referente de nuestra gastronomía”. Con este reconocimiento, el Ayuntamiento se ha sumado al homenaje que la Asociación de Empresarios de La Latina (ADELA) ha brindado al conocido restaurador con motivo de su 90º aniversario.

Junto al alcalde, han participado de este homenaje la vicealcaldesa, Begoña Villacís; la concejala delegada de Turismo, Almudena Maíllo, y el concejal del distrito de Centro, José Fernández, además de varios chefs con local en Madrid como Paco Roncero, Mario Sandoval o Alberto Chicote en representación de todo el colectivo, así como familiares, compañeros y empresarios de la Cava Baja.

Almeida ha asegurado que Lucio Blázquez es “un icono y un emblema de la ciudad de Madrid” que encarna todas las virtudes de un madrileño “como tantos que vienen a conseguir sus sueños en esta ciudad, porque no nació en Madrid; en segundo lugar, porque lo ha conseguido todo a base de trabajo y esfuerzo y porque lo ha hecho desde el talento”. Todo ello le convierte, ha subrayado el alcalde, en “el kilómetro cero de la gastronomía en Madrid”.

Abulense de nacimiento y madrileño de adopción, Lucio Blázquez es una figura icónica de la restauración madrileña y su receta de huevos estrellados se ha convertido en referente gastronómico de la capital. Ahora, como parte de este homenaje, podrán degustarse reinterpretados por ocho restaurantes de la Cava Baja del 10 al 19 de febrero. /

Artículo anteriorEnrique Rodríguez García gana el XXIII del Certamen de Pintura ACOR