Patrimonio Nacional reabrirá el próximo domingo, 2 de mayo, la Sala de la Corona y la Real Capilla del Palacio Real de Madrid tras haber permanecido ambos espacios fuera de la visita pública desde la declaración del estado de alarma y el cierre de los Reales Sitios en marzo de 2020, como medida de prevención frente al COVID-19.

Con esta decisión, Patrimonio Nacional continúa con la reapertura del recorrido museístico del Palacio Real de Madrid, en el marco de una desescalada progresiva que comenzó en junio de 2020 y que se ha diseñado de acuerdo con las normativas estatal y autonómica, y siguiendo en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

En este sentido, se han dispuesto controles de aforo de máximo 30 personas en la Real Capilla y de 12 en la Sala de la Corona, así como indicaciones visuales para la circulación organizada de los visitantes, con un único acceso para la entrada y la salida, además de las medidas sanitarias que se aplican desde la reapertura de los Reales Sitios en junio de 2020.

Estos dos espacios se podrán visitar sin coste añadido en la entrada, que preferentemente deberá adquirirse por la página web, y en el mismo horario que el Palacio Real de Madrid: de lunes a sábado, de 10:00 a 19:00, y los domingos, de 10:00 a 16:00. Por razones sanitarias, en la taquilla solo se admite el pago con tarjeta, si bien el acceso es gratuito de lunes a jueves desde las 17:00.

Cabe destacar que hasta el 9 de mayo sigue vigente la promoción extraordinaria del 50% de descuento en el precio de la entrada de todos los monumentos de Patrimonio Nacional y, por extensión, del Palacio Real de Madrid, en el marco del compromiso de la institución por contribuir a la recuperación económica.

La Sala de la Corona, los símbolos más representativos

La Sala de la Corona fue abierta por primera vez al público en octubre de 2014, ofreciendo así la oportunidad de conocer los símbolos más representativos de la Monarquía española, como la Corona y el Cetro reales, que solo se mostraban durante los actos ceremoniales, como en la proclamación de S.M. el Rey Felipe VI, cuyo discurso también se expone, firmado por él mismo.

Situada en la anteriormente llamada Cámara de la Reina María Cristina, en la Sala de la Corona también se expone el collar de la Orden del Toisón de Oro, una pieza que procede del reinado de Isabel II y que representa la más alta condecoración que concede la Monarquía española en la actualidad.

La museografía se completa con dos piezas de alto valor histórico: el sillón original del Salón del Trono, perteneciente a Carlos III y modelo para los tronos posteriores; y la Mesa de las Esfinges, obra maestra de manufactura francesa adquirida por Carlos IV que en 2014 sirvió para la sanción por el Rey Juan Carlos I de la Ley Orgánica de abdicación, cuyo texto también se exhibe.

La Real Capilla, ritualidad y música

La Real Capilla, a la que se accede desde la Galería, en la cara norte del Palacio Real de Madrid, es uno de los espacios de mayor ritualidad del conjunto, resultado del talento de artistas y arquitectos como Sacchetti, Sabatini, Giaquinto y Bayeu, entre otros.

Una de sus peculiaridades es la de no estar situada en el espacio inicialmente previsto, que ahora ocupa el Salón de Alabarderos, ya que a mediados del siglo XVIII se decidió elevarla en el actual emplazamiento, bajo la dirección de Sacchetti, de cuyo trabajo nos ha llegado el ornato de las bóvedas y las diez columnas de una sola pieza de mármol negro veteado.

La Real Capilla ha acogido la obra de compositores como José de Nebra, Domenico Scarlatti y Félix Máximo López y ha contado históricamente con un nutrido conjunto de instrumentistas y voces en línea con el valor que la Corte daba a la música. Actualmente, sigue siendo un escenario primordial en los ciclos de conciertos, con el órgano Bosch, considerado único en España.

Deja un comentario