Compartir
Lucía Vallejo_Inferno, La divina comedia, Dante Aligheri, 2018

Lucía Vallejo Garay (Bilbao, 1975) presenta a partir del 27 de junio un conjunto de obras que aúnan lo abstracto y lo figurativo, el arte clásico y el contemporáneo bajo el título de la exposición “Eternidad. ¿Imágenes para siempre?

“La eternidad pensada por Lucía Vallejo reside en las obras que crea. Sus intuiciones sobre un mundo en el que la escultura es la carne del tiempo persisten en las imágenes que se conservan. La presencia de las obras concebidas para el Museo Lázaro Galdiano perdurará una vez finalizada la exposición, puesto que a este museo del coleccionismo se van sumando los recuerdos más presentes, cómplices de toda la carga simbólica y fáctica acumulada durante décadas”, señala la comisaria.

Su obra está vinculada al movimiento de la descomposición de la pintura, en la que ésta se expande y libera la materialidad del lienzo recuperando así el potencial expresivo de su naturaleza como tejido. La pintura deja su condición bidimensional para convertirse en un objeto de tres dimensiones. Empezó rasgando las telas y en poco tiempo pasó a plegarlas y retorcerlas esculpiendo el vacío para posteriormente realizar instalaciones como la que pudo verse recientemente en el espacio “La Fragua” de Tabacalera o en la Galería Pilar Serra. Se inspira en el arte clásico, desde la escultura griega hasta los artistas del siglo XVII como Zurbarán o Caravaggio, Van der Weyden, Jan van Eyck o Fra Angélico. Le interesan la vida, la muerte, el miedo, la soledad…

La comisaria revela cómo fue el proceso: “recorriendo el Museo, Lucía Vallejo fue identificando pinturas, esculturas y otros objetos. Los escogió, entre otros muchos, y los hizo únicos, ofreciéndoles unas nuevas vivencias estéticas. Ha trascendido la materialidad, revelando lo invisible que estaba latente, dotando al espacio de una nueva aura, tal es la intensidad que emana de los tiempos y del entorno que la estimulan”.

El desarrollo de la muestra presenta un recorrido por los siguientes temas:
Planta baja: la vida del ser humano, sus miedos e inseguridades, sus ideales, su fe, que son reflejo de la propia artista.
Primera planta: la realidad de la vida o la dualidad del cielo y el infierno como en la impresionante instalación inspirada en el Infierno de la Divina Comedia de Dante, a través de la obra de Gustave Doré, sobre la que se proyectan los rostros de algunos de los retratos más emblemáticos del Museo.
Segunda planta: la dicotomía entre sus obras y el arte más clásico de la Colección Lázaro, entendidas como un todo, ya que para Lucía Vallejo “el Arte es lo único que perdura en el tiempo. El Arte es la respuesta”

Eternidad. ¿Imágenes para siempre? podrá visitarse desde el 27 de junio en el Museo Lázaro Galdiano. Lambert concluye que “el impacto se volverá contagioso, pues como visitantes querremos permanecer, conducidos por esa magia en donde reinan la belleza, el miedo, lo sublime, lo pintoresco, la ironía y, sobre todo, la proyección del enigma que persiste en cada detalle”.

El 26 de junio, coincidiendo con la inauguración de la muestra, tendrá lugar una perfomance de la mano de la bailarina del Ballet Nacional de Danza, Mar Aguiló, quien se dirigirá desde la Sala Pórtico hacia el Salón de Baile donde se encontrará con la escultura “Infierno”. Esta misma perfomance podrá verse proyectada en la Sala de Arte Invitado.

Datos de interés:
Lucía Vallejo Garay. Eternidad. ¿Imágenes para siempre?
Museo Lázaro Galdiano (C/ Serrano 122. 28026 Madrid)
Fechas: Del 27 de junio al 22 de septiembre de 2019
Horario: De martes a sábado de 10 a 16.30h. Domingo hasta las 15h. Lunes cerrado.
Comisaria: María de Fátima Lambert
Organiza: Museo Lázaro Galdiano
Entrada: Visita incluida con la entrada al Museo (entrada general 7€)
Más información: www.museolazarogaldiano.es/ y https://www.luciavallejogaray.com/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.