Compartir

Los primeros trenes clásicos que circularon por la red de Metro de Madrid se han convertido en el escenario de la presentación de dos certámenes del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro: Almagro Off (enfocado a directores noveles) y Barroco Infantil (dirigido al público familiar). Esta acción es fruto del acuerdo de colaboración entre Metro de Madrid y la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro para llevar a cabo diferentes iniciativas hasta que termine el mes de junio.

Se enmarcan dentro de las celebraciones que está realizando el suburbano madrileño con motivo de su Centenario. Por esta razón, se ha escogido la estación de Chamartín, donde se pueden contemplar varios coches clásicos restaurados (los primeros que circularon por la red) y que forman parte de una exposición de gran valor histórico para el patrimonio del propio suburbano y de Madrid.

El Certamen Internacional Almagro Off está enfocado a las compañías de teatro más jóvenes del panorama internacional. Su fin es propiciar y favorecer la creación contemporánea, nuevos lenguajes y propuestas innovadoras de la dirección escénica de teatro dramático sobre el Barroco, mientras el Certamen Internacional Barroco Infantil está dirigido a un público familiar con el fin de promocionar y fomentar entre los más pequeños este tipo de teatro.

La primera de las acciones de este acuerdo entre Metro de Madrid y el Festival de Almagro tuvo lugar el pasado 21 de marzo, Día Mundial de la Poesía, cuando se difundieron a través de diversos canales tres vídeos, grabados en estaciones de Metro vinculadas a grandes creadores del Siglo de Oro: Velázquez, Tirso de Molina y Quevedo, con textos de Calderón de la Barca (La vida es sueño), Sor Juana Inés de la Cruz (En perseguirme, mundo, ¿qué interesas?), y Francisco de Quevedo (Es hielo abrasador, respectivamente).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.