Compartir

Sin Cultura no hay desarrollo sostenible. Con esta premisa, y con el firme compromiso de los agentes culturales para que en 2030 se cumplan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados por las Naciones Unidas en 2015, se cerraron las III Jornadas sobre Sostenibilidad e Instituciones Culturales. Organizadas por el Instituto Cervantes y la Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS), se han celebrado durante dos días en la sede central del Instituto en Madrid con expertos españoles y extranjeros en arte, cultura y desarrollo sostenible.

La actriz Maribel Verdú leyó, antes de la clausura, la Declaración de la Cultura en apoyo a la Agenda 2030 que han suscrito, junto con el Instituto Cervantes y la RESD, agentes culturales reunidos en la Plataforma #CulturaSostenible. El manifiesto reivindica «el poder transformador de la cultura y de las expresiones culturales» para lograr «un mundo basado en la equidad, la inclusión y la sostenibilidad de los recursos».

La Declaración propugna una transformación global hacia modelos de desarrollo incluyentes y sostenibles, y resalta la virtualidad de la cultura para contribuir a la mejora global en aspectos como la educación, alimentación, desarrollo urbano, igualdad, inclusión, paz, prosperidad o crecimiento económico.

La Alta Comisionada para la Agenda 2030 (adscrita a Presidencia del Gobierno), Cristina Gallach, destaco que «la Agenda 2030 permea todos los aspectos de nuestro vida cultural», y animó a «usar la movilización de las culturas» para divulgar esos objetivos de la ONU y sentar las bases de un humanismo global y un compromiso ético con la sostenibilidad del planeta.

El Instituto Cervantes, coorganizador de las Jornadas, presentará próximamente un Libro Verde de Sostenibilidad y gestión cultural y reforzará la sostenibilidad como uno de los temas capitales de los actos culturales de este año.

Así lo anunció la secretaria general de la institución, Carmen Noguero, en la apertura del seminario junto con la presidenta de REDS y ex ministra de Sanidad Leire Pajín, y la directora de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo), Aina Calvo.

Ese Libro Verde que presentará el Cervantes, elaborado por Blanca de la Torre, «servirá de guía para una acción más sostenible y respetuosa con el medio ambiente en todos los ámbitos, desde la edición a la producción de exposiciones». Además, los centros del Instituto organizarán este año conferencias y encuentros sobre la sostenibilidad, que es, dijo, «el gran reto de la sociedad actual». Las actividades del Cervantes, agregó, «deben tejer alianzas, promover el valor del arte y la cultura como transmisores de los valores de sostenibilidad y, al mismo tiempo, medir impactos».

Por su parte, el director de Cultura del Instituto Cervantes, Martín López-Vega, recordó que el Plan de Acción Cultural y Bibliotecas de la institución incluye la sostenibilidad entre sus principios estratégicos, y se adhiere de forma explicita a la Agenda 2030 y a los los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

López-Vega, que moderó la mesa redonda Cultura sostenible: mejores prácticas Internacionales, dijo que la coorganización de las Jornadas junto con REDS quiere ser «una puesta en escena de nuestra preocupación esencial» por estos temas, además de un foro de aprendizaje interno y externo que nos permita caminar por una senda que lleve a un futuro habitable.

Foto: La actriz Maribel Verdú ha sido la encargada de leer la Declaración de la Cultura en apoyo a la Agenda 2030, esta mañana en el Instituto Cervantes.
Foto: Instituto Cervantes (Juanjo del Río).

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.