Compartir

La Comunidad de Madrid presenta la exposición ‘Todo Madrid es teatro. Los escenarios de la Villa y Corte en el Siglo de Oro’, dedicada a los ámbitos teatrales en los que se representaron las obras de grandes de la literatura como Lope de Vega, Calderón de la Barca o Tirso de Molina durante el último tercio del siglo XVI y el siglo XVII en Madrid. Podrá visitarse, con entrada gratuita, hasta el 30 de septiembre en la Casa Museo Lope de Vega.

Comisariada por Francisco Sáez Raposo, profesor de Literatura española en la Universidad Complutense de Madrid, la muestra analiza cómo eran aquellos espacios teatrales del Siglo de Oro de la capital y el ambiente en que se desarrollaban los espectáculos. Como capital de la Monarquía Hispánica, Madrid jugó un papel decisivo en la conformación y establecimiento de los espacios de representación teatral desde el siglo XVI, instaurando un modelo que se exportará a otras ciudades, tanto peninsulares como virreinales.

Mediante un recorrido cronológico y espacial, la muestra se organiza en torno a cuatro ámbitos. Tres de ellos se corresponden con espacios teatrales físicos: el corral de comedias público, el ambiente palaciego y las calles y las plazas de la ciudad; y un cuarto gira en torno a la música.

CORRAL DE COMEDIAS

El corral de comedias fue uno de los espacios más ‘democráticos’ en lo que se refiere al teatro del Siglo de Oro, puesto que su precio era asequible y en él confluían clases sociales dispares, así como hombres y mujeres. En Madrid destacaron el Corral de la Cruz o el del Príncipe, cuya estructura analiza de manera didáctica la exposición, con el objetivo de explicar sus diferentes zona (como la ‘cazuela’ o el patio de mosqueteros) y su repercusión en el éxito o fracaso de la representación teatral.

Por su parte, los ambientes palaciegos también sirvieron como espacios fundamentales de la actividad teatral hasta el surgimiento del teatro profesional. En estos palacios se acondicionaban ciertas salas, incluso privadas (como los dormitorios de la familia real) o los propios patios, como escenarios teatrales circunstanciales. En este sentido, la muestra incluye planos y estampas del palacio del Buen Retiro o del Alcázar donde se llevaron a cabo estos espectáculos.

TEATRO DE CALLE

Las calles y plazas de la ciudad también fueron escenario teatral durante el Siglo de Oro. Estos espacios callejeros podían ser muy variopintos, al igual que las representaciones que se realizaban en ellos. Así lo evidencian piezas de la exposición, en las que observamos desde espectáculos populares de volatineros, las curiosas tarascas del Corpus Christi o las comitivas que incluían actores, como el desfile que organizó Felipe IV en 1623 para agasajar a Carlos Estuardo, Príncipe de Gales.
Por último, un cuarto ámbito de la exposición analiza también el papel de la música, una parte esencial de la actividad teatral durante el Siglo de Oro, que gustaba tanto al público popular como al cortesano.

La muestra incluye piezas muy diversas, desde libros y manuscritos hasta maquetas o recreaciones virtuales, prestadas para la ocasión por instituciones nacionales como la Biblioteca Nacional de España, la Real Academia Española o Patrimonio Nacional, e internacionales como la Hispanic Society of America, la Galleria degli Uffizi o la Biblioteca Nacional de Francia. Además, se ha editado un catálogo ilustrado que incluye diversos artículos del comisario de la exposición.
‘Todo Madrid es teatro. Los escenarios de la Villa y Corte en el Siglo de Oro’ cuenta con un variado programa de actividades paralelas, como encuentros con el comisario, conciertos con música teatral de la época y visitas guiadas para público individual y también para grupos.
Más información sobre la exposición en www.madrid.org y en www.casamuseolopedevega.org.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.