Compartir

El Poeta venezolano Rafael Cadenas ha sido el ganador de la XXVII Edición del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, convocado conjuntamente por Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca.

El Jurado ha estado copresidido por el Presidente del Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna, y el Rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero Ortega, y formado por el Director de la Real Academia Española, Darío Villanueva Prieto -representado por Luis María Anson-; el Director del Instituto Cervantes; Juan Manuel Bonet Planes; la Directora de la Biblioteca Nacional de España, Ana Santos Aramburo, y el Presidente de la Asociación Portuguesa de Escritores, José Manuel Mendes. Junto a ellos, Pilar Martín-Laborda y Bergasa, Anunciada Fernández de Córdova y Alonso-Viguera, Noni Benegas, Luis Alberto de Cuenca y Prado, Joaquín Pérez de Azaústre, Blanca Berasategui, Berna González Harbour, Jorge Edwards Valdés, Selena Millares, Juan Van-Halen, Mª Ángeles Mora, Miguel García-Bermejo Giner y Manuel Ambrosio Sánchez Sánchez, así como Román Álvarez Rodríguez en calidad de Secretario.

Alfredo Pérez de Armiñán, Presidente del Patrimonio Nacional, y Ricardo Rivero Ortega, Rector de la Universidad de Salamanca, junto a los miembros del jurado Luis Alberto de Cuenca y Berna González Harbour, glosaron las razones que han llevado a distinguir a Rafael Cadenas de entre las setenta candidaturas presentadas:

El Presidente del Patrimonio Nacional puso de relieve que Rafael Cadenas es el primer venezolano que recibe este galardón y subrayó su relevancia en el ámbito iberoamericano y español, así como su pertenencia a la generación del 58 de la literatura venezolana. Además de señalar la excelencia de su obra, destacó su ejemplo moral en defensa de las libertades y los derechos humanos. También hizo hincapié en la calidad humana y poética del premiado el Rector de la Universidad de Salamanca, quien afirmó que la ceremonia de entrega será “uno de los grandes acontecimientos del año 2018 en la Universidad de Salamanca”, en el marco de los actos conmemorativos de su 800 aniversario. Asimismo, el secretario, Román Álvarez Rodríguez, resaltó la importancia de la colaboración institucional que hace posible este premio y la calidad de la nómina de sus ganadores.

Berna González Harbour, tras declarar que “su poesía regala dudas, certezas y reflexiones sobre la palabra; destaca por sus aportaciones memorables”, leyó un fragmento de su poema “Derrota”. Por su parte, Luis Alberto de Cuenca advirtió que “un porcentaje muy elevado de los anteriores poetas galardonados con el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana han recibido, además, el Premio Cervantes, concretamente ocho de ellos”.

El objetivo del Premio Reina Sofía es reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España. Este galardón se ha convertido en el más importante reconocimiento de poesía en español y portugués.

El premio tiene una dotación económica de 42.100 euros, que se añade a la edición de un poemario antológico del galardonado, con el estudio y notas a cargo de un destacado profesor de literatura de la Universidad de Salamanca, además de unas jornadas académicas sobre el poeta premiado.

El galardón será entregado por Su Majestad la Reina Doña Sofía en una solemne ceremonia que se celebrará en la Universidad de Salamanca, dentro de los actos conmemorativos del 800 aniversario, durante el último trimestre del año.

Datos biográficos

Rafael Cadenas nació el 8 de abril de 1930 en Barquisimeto (Venezuela). Desde muy joven empezó a escribir poesía y también comenzó muy pronto su militancia política, evolucionando desde posiciones comunistas hasta el progresismo democrático y la defensa de las libertades y los derechos humanos. Permaneció exiliado en Trinidad desde 1952 a 1957. En esos años aprendió inglés, lo que le permitió leer y traducir a poetas anglosajones. De esa experiencia surgió también, ya de regreso a Venezuela, su primer gran libro, “Los cuadernos del destierro”.
Fue uno de los fundadores del grupo Tabla Redonda, junto con Arnaldo Acosta Bello, Jesús Guédez, Ángel Eduardo Acevedo, Darlo Lancini, José Barroeta y Jesús Sanoja Hernández. Su fama se extendió por Latinoamérica tras la publicación de su poema “Derrota” en 1963. Es profesor jubilado de la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela.
Ha recibido el Premio Nacional de Ensayo (1984), el Premio Nacional de Literatura (1985), una beca de la Fundación Guggenheim (1986), el Premio San Juan de la Cruz, el Premio Internacional de Poesía J. A. Pérez Bonalde (1992) y el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances (México, 2009). Es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Los Andes y por la Universidad Central de Venezuela.

Fotografías © Patrimonio Nacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.