Compartir
Daniel Salorio, Museo de Obra Gráfica, San Clemente, Cuenca (Plaza Mayor, s/n). Bennu-fotografía Luis Asín
Daniel Salorio, Museo de Obra Gráfica, San Clemente, Cuenca (Plaza Mayor, s/n). Bennu-fotografía Luis Asín
Daniel Salorio, Museo de Obra Gráfica, San Clemente, Cuenca (Plaza Mayor, s/n). Bennu-fotografía Luis Asín

Hasta el 29 de septiembre en el  Museo de Obra Gráfica, San Clemente, Cuenca

El Museo de Obra Gráfica de San Clemente muestra la exposición titulada “Botánica” del artista Daniel Salorio Simonet. Una serie de esculturas de pequeño tamaño realizadas a con materiales orgánicos.

Tras un contacto con el continente Africano y Americano, Daniel Salorio comenzará su faceta de escultor con materiales orgánicos, creando esculturas realizadas con elementos vegetales como; vainas, semillas, ramas, hojas, componiendo figuras zoomorfas y antropomorfas, trabajando con hojas de palmera que convierte en alas de pájaro, o elementos marinos como conchas, a las que da una nueva mirada creando así los ojos de una tarántula. Toda una serie de materiales recopilados a lo largo de los años en bosques, selvas, o playas, de varias partes del planeta y que posteriormente transforma en sus “bichos “ tan peculiares.

Todo empieza con un encuentro. Una inmensa hoja seca de ficus, lo suficientemente curva, sugiere el plumaje de un ave elástico y nervado. La voluminosidad de una calabaza y dos cápsulas de bellota se convierten en el cuerpo antropomórfico de una venus de la fertilidad. La raspa de un pez se adivina entre formas carnosas ya muertas de pitas y chumberas.

Lo que está muerto sigue vivo. Todo sigue un ciclo. Y la mirada del artista vuelve a dar vida a esa materia caduca, muy sutilmente, sin intervenir en su forma. La forma determina la personalidad de las imágenes que crea porque ninguna hoja, ningún palo, vaina o semilla son iguales entre sí. Así como la manera en que esos elementos se reencuentran.

Respetuosamente ensambla y el espectador va más allá y su mente no sólo ve fantásticas figuras zoomórficas sino también personalidades que resuenan en su interior y provocan ternura, risa, sorpresa… El atributo de solemnidad no sólo lo da una regia cabeza astada sino la leve inclinación hacia delante de un cuerpo aterciopelado. Incluso cuando Daniel elimina todo rasgo identificativo y convierte la figura en una pura abstracción la imagen se hace todavía más sugerente. La tensión está creada. La expresividad se hace más directa. Dos semillas que montan una sobre otra es un acto de amor congelado en el tiempo… Tras el encuentro Daniel Salorio reconvierte la naturaleza en un mundo animado irrepetible.
Amaya de Toledo

Daniel Salorio Simonet nace en La Coruña, en1970. Por la rama materna ya hay una acendrada tradición pictórica en su familia, que se remonta al gran ilustradory reconocido pintor Enrique Simonet Lombardo (1866-1927). Sin embargo, no será su bisabuelo, sino la visión de la obra de su abuelo, Bernardo Simonet Castro (1914-1995), la que marcará, a su debido tiempo, el quehacer plástico de Daniel. Porque no se puede eludir aquí que, durante su infancia, Daniel se empapó cotidianamente de apuntes y óleos de su abuelo y de su quehacer como pintor. A pesar de ello, la dedicación en exclusiva al arte de Daniel será tardía y no se asentará, en un principio, en el campo de las artes plásticas, sino en la música, allá por 2004, cuando funde Livika. Como quiera que Livika es una formación musical cuyo empeño es el conocimiento y la didáctica de la percusión y muy especialmente de la étnica; Daniel comienza a visitar las regiones tropicales del planeta —África y América, principalmente—. Así entrará en contacto con la selva y, poco a poco, quedará deslumbrado por su vigor. Entonces, se gestará el Daniel Salorio escultor con materiales botánicos.

En efecto, de ese contacto con el trópico y de aquellas impresiones infantiles de la pintura de su abuelo surge el artista plástico Daniel Salorio y su proyecto casi biográfico, titulado: Mis bichos; en el que, con elementos vegetales —vainas, semillas, ramas, hojas…— va componiendo nuevas figuras antro y zoomórficas de una impresión subyugante.

Sus obras plásticas —o sea, sus bichos— se han expuesto habitualmente en Madrid desde 2009, Galería Cucamona, Galería Príncipe y Vidaud, Espacio Valverde y Galería Casariego— con notorio éxito. Tanto que, en 2012, esta fundación ha escogido una de sus piezas para su museo de Cuenca, donde se muestra en compañía de obras de artistas de la talla de Tapies, Barceló, Millares, Saura y Canogar.

Datos de interés:
Daniel Salorio
Museo de Obra Gráfica, San Clemente (Plaza Mayor, s/n – 16600 San Clemente, Cuenca
Fechas: 1 agosto – 29 septiembre 2013

Imagen: Bennu-fotografía Luis Asín

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here