publicidad

El Casón del Buen Retiro se convierte el Centro de Estudios de El Prado

25 octubre, 2007 | Por | Categoría: Actualidad | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Las obras del antiguo salón de Bailes del Retiro han finalizado tras catorce años de trabajo.


Elisa Rodríguez

El edificio construido bajo el reinado de Felipe IV por Alonso Carbonel finalmente acoge la espina dorsal del Centro de estudios de El Prado. La pinacoteca madrileña crea en esta sede un Departamento de Conservación, Archivo y Biblioteca especializado en la restauración y documentación de las obras que forman su colección siguiendo el modelo del École du Louvre o el CASVA de Washington

El ministro de cultura, Cesar Molina fue quien comunicó la finalización de las obras del Casón del Buen Retiro al Patronato del Museo y al alcalde de la ciudad Alberto Ruíz Gallardón. En este acto el Ministro dio la bienvenida a las recientes incorporaciones que forman esta entidad entre las que se encuentran el antiguo director del museo Eduardo Serra.

El Casón del 2007 poco tiene que ver con aquel proyecto que hace casi dos décadas ganó el concurso de Reforma y Ampliación del edificio, ni en el edificio resultante ni en el presupuesto final que del que se desconoce la cifra total, aunque se ha incrementado más de un 200%.

El edificio realizado cuenta con la siguiente distribución: la planta -1 está dedicada a las Instalaciones y Servicios Internos; el piso 0 contiene el Depósito de Biblioteca, Archivo y Centro de Documentación.

La planta Principal cubierta por una bóveda espectacular decorada por Luca Giordano está destinada a la Sala de Lectura de la Biblioteca y las plantas superiores se dedican la primera al Salón de Plenos, Departamento de Conservación y Escuela del Prado y la segunda al Departamento de conservación.

Jaime Taurrel, arquitecto encargado de la reforma reconoce la continua sucesión de problemas durante las obras. La problemática va desde los 12 proyectos presentados del que destaca el cambio de destino que sufrió el edificio durante el mandato de Carmen Calvo.

Con este proyecto el Casón pasó de ser la Sala de Exposiciones de la Colección de Pintura del XIX a la función actual de Sede del centro de estudios del museo y que conllevó parte de destrucción de las obras ya realizadas. A esta problemática a la que se une la sucesión de ministros y los diferentes cambios de gobierno se añaden los problemas económicos derivados de la Ley de Contratas del estado o las protestas vecinales.

Taurrel reconoce en su trabajo una primacía, crear un edificio sólido. Esto se ha conseguido con la construcción de muros protectores y una nueva cimentación.

El proyecto ha sido totalmente respetuoso con el edificio construido en 1637 y sus posteriores ampliaciones respetando los volúmenes del edificio. Para llevar a cabo esta labor se ha documentando los nuevos hallazgos de construcciones del XIX de los que no existían noticias y que hasta esta restauración se desconocían.

Pero realmente la pieza estrella de este edificio y por lo que tal vez se ha mantenido en pie a pesar de las desventuras de este Palacio es el maravilloso fresco de la bóveda realizado por Luca Giordano. El pintor napolitano fue el encargado de plasmar La alegoría del toisón, nombre por el que se conoce esta obra, en la que se hace un despliegue iconográfico de la legitimación de la monarquía española y de los Austria casa reinante en el momento de su ejecución.

El mal estado de este fresco fue la primera señal de alarma de la mala salud en la que se encontraba el edificio, la filtración de agua debido al mal estado de las cubiertas ponía en grave riesgo la vida de esta obra.

Tras las obras de consolidación de la bóveda se realizó la restauración del fresco que han permitido recuperar un 80% de la obra realizada por Giordano. Los trabajos dirigidos por Juan Aguilar han eliminado los sucesivos repintes que tenia la bóveda para devolverle su inicial esplendor. Este trabajo en el que se han invertido más de nueve mese y medio a lo que hay que sumar el año que se ha dedicado a la consolidación de las fisuras existentes en la bóveda ha contado con la colaboración de diferentes entidades y expertos para su conservación en el futuro.

Aunque la finalización de las obras ya ha tenido lugar y la zona ha quedado libre de andamios, todavía falta el acondicionamiento de las salas por lo que El Casón no se abrirá al público hasta el próximo año.

Imágenes:

BIBLIOTECA 01: Recreación virtual Salón de Luca Giordano como sala de lectura de la Biblioteca del Museo del Prado

BIBLIOTECA 02: Recreación virtual Salón de Luca Giordano como sala de lectura de la Bibioteca del Museo del Prado

Casón-restauración bóveda”Ágora”: Imagen de la restauración de la bóveda de Luca Giordano tomada durante el proceso de rehabilitación y ampliación del Casón del Buen Retiro. Copyright: Agora

PL Primera 01: Nuevos despachos de conservación en el Casón

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad