publicidad

Entrevista con Rafael García-Siso, Vicepresidente de ESTAMPA

24 octubre, 2007 | Por | Categoría: Entrevistas | Imprime esta noticia Imprime esta noticia


“Han aparecido nuevos valores, la juventud presenta ofertas muy frescas”

“Estampa es el mejor sitio para iniciar una colección. Puedes comprar un precioso Canogar por mil euros…”

María Jesús Burgueño

“Desde la Fundación Actilibre -empieza explicando Rafael García-Siso- se organizan varias ferias entre las que se encuentran ESTAMPA, Expo-ocio, Feria del Mueble y la Decoración… La Fundación se creó en el año 1976. Recuerdo que en esos años hablar de ocio era casi sinónimo de vagancia. Esta idea duró poco: en el año 1978, la Constitución Española, que en aquellos tiempos era una Constitución bastante vanguardista, incluyó el acceso al ocio por parte de los ciudadanos como un derecho constitucional. El Rey, don Juan Carlos, tuvo que tomar una decisión arriesgada cuando decidió presidir la feria del ocio, cuando todavía era una cosa extraordinaria. La Feria del Tiempo Libre, Expo-ocio, ha ido evolucionando con el tiempo. Ya en su segundo año se constituyó como la segunda feria española más visitada y una de las más populares de Europa, rondando los 500.000 visitantes.

Trabajamos también otras ferias –añade García-Siso-; una de las más conocidas en el mundo del arte es ESTAMPA. Organizamos congresos, festivales, seminarios, conferencias, colaboramos con la Universidad de Educación a Distancia (UNED)…

Ahora se ha presentado ESTAMPA, yo me encargo de los números, de la viabilidad, de la logística, etc. El tema artístico lo lleva la directora Isabel Elorrieta”.

-Hace unos días comentó que quería reducir el número de galerías participantes en ESTAMPA…

R- Bueno, nosotros tenemos una ventaja con respecto a otras ferias y es que no somos una entidad pública; podemos escoger aquello que creemos que es lo más apropiado para nuestra feria. Esto es una de las poquísimas ventajas de las que gozamos. No hemos tenido grandes problemas. No hemos tenido polémicas.

-¿Se ha quedado fuera este año alguna galería?.

R- Si, sí, claro. De 100 hemos pasado este año a 80; se han quedado 20. Pero no hemos tenido ninguna queja al respecto.

Yo llevo como vicepresidente, responsable económico y logístico de la feria cinco ediciones con ésta y nunca he tenido ni el más mínimo problema. Yo creo que hay galerías que se sentirían incómodas al lado de lo que hay aquí ahora mismo.

-Durante el transcurso de las Ferias, estamos hablando de las pasadas ediciones, ¿ha habido algún problema con las piezas que se exponen?

R- Todos los años tenemos un par de juicios en Expo-ocio y uno en ESTAMPA, de señores que se caen y nos denuncian, pero aún no hemos perdido ni un solo de esos juicios. A parte de eso, estamos asegurados absolutamente contra todo. En cuanto a si se ha perdido alguna pieza, que yo sepa nunca.

-¿Invitan a los grandes coleccionistas durante los días que dura la feria?

R- Les invitamos a través de las galerías. Sí, sí lo hacemos, pero de forma muy modesta. Entre nuestra base de datos y de los galeristas, promovemos el coleccionismo. Tenemos un presupuesto amplio, trabajamos mucho para que vengan los coleccionistas. ESTAMPA ha sido la puerta de acceso al arte de muchos que ahora son verdaderos coleccionistas.

El éxito de ESTAMPA es que te puedes comprar un Miró que de otra forma sería casi imposible. Hay muchos coleccionistas que aquí hacen una gran colección de firmas como Tapies, Chillida, Picasso… Por 1.000 euros tienes un precioso Canogar…

-Antes era el lugar donde se podía acudir para comenzar una colección por poco dinero. ¿Cómo ha cambiado el mercado?

R- ESTAMPA ha cambiado mucho, ha entrado con fuerza la fotografía, se han añadido nuevas técnicas de edición y nuevas combinaciones. Otro cambio que he percibido y que también han manifestado algunos de los prestigiosos galeristas es que ha desaparecido del mercado mucha obra, como, por ejemplo, la de Miró, Chillida, Picasso, Mompó, etc., y de aquí a cinco años veremos como la obra de muchos otros clásicos consagrados se verá reducida considerablemente. Según algunos de los galeristas es culpa de los chinos y de los rusos que se los llevan en furgonetas. Qué ocurre, pues que ya no hay un Miró por 6.000 euros; es difícil encontrarlo por 12.000 en tiradas de a 100. De Chillida escasean, de…, claro han subido de precio.

Pero al mismo tiempo han aparecido otros nuevos valores. Entre los más novedosos podemos ver los que se presentan en la sección de Tentaciones. La imaginación de la juventud nos presenta algunas ofertas muy frescas.

El que quiera comenzar una colección por un Miró o un Chillida le va a costar, pero hay mucha obra entre 200 y 300 euros muy interesante dentro de la abstracción española. Hay manifestaciones artísticas en esta edición muy a tener en cuenta, que emplean unos aspectos formales y cromáticos abstractos que seguro les resultarán muy interesantes para aquellos que quieran emprender una colección.

-La presencia de la fotografía es lógica en ESTAMPA.

R- Claro, la fotografía y todas sus variantes que se pueden ver en la Feria son espectaculares. Son verdaderas obras de arte por las que muchos ya han apostado y compran piezas para añadir o comenzar sus colecciones. ESTAMPA introduce nuevas presencias y se modifica en función de la demanda.

-¿Presentan las galerías las obras y los artistas previamente a la Organización para su visto bueno?

R- Sí, pero dejamos a criterio de los galeristas la elección. En eso no nos metemos. En cuanto al nivel de las obras que se presentan, lo que sí puedo confirmar es que todos los años se supera. En esto hay que felicitar a Isabel Elorrieta, directora de ESTAMPA, por la labor encomiable que está realizando. Yo soy el que más se enfada con Isabel y ella conmigo porque soy el Pepito Grillo de la Organización; soy el que dice si cuesta mucho o no… y claro, eso choca con la parte artística que es lo que lleva ella. Pero sólo hay que ver cómo estaban colgados los cuadros hace cinco años y cómo lo están ahora; esa labor es de Isabel Ellorrieta.

-¿Cómo se controla la obra expuesta?

R- Nosotros tenemos una Comisión técnica que entre otras misiones tiene la de vigilar la Feria a diario, que no haya expuesto algo ni mínimamente sospechoso. La Comisión está formada por artistas, directores de museos… gente muy experta. Sólo en una ocasión en los cinco años que llevo yo se dio una duda ante una obra de Picasso, era una obra que es verdad que no parecía de Picasso y que el galerista lo presentaba como auténtico. Ante esta mínima duda, utilizando y basándonos en nuestro reglamento le hicimos al galerista bajarla y desmontarla del marco que la protegía para que se pudiera examinar por los expertos. Llegaron al dictamen de que era auténtica. Ha sido la única vez que hemos tenido que hacer uso de este recurso de verificación en la Feria. En los estatutos está especificado que hay que bajar la obra y si la Comisión decide que hay que retirarlo o abrirlo, así se procede en cada caso.

-¿Cuáles son los costes de ESTAMPA en IFEMA?

R- Es un tema cruel, IFEMA cobra muy caro sus pabellones. La cifra es pública 260.000 euros los días que estamos aquí. Es poco comprensiva con los descuentos.

-¿El número de visitantes?

R- Dependiendo de los años pero podemos decir que tenemos más de 70.000 visitantes. El año pasado menos; las obras de remodelación y creación de infraestructuras en el entorno de la Casa de Campo nos hicieron muchísimo daño.

-¿Éste es el motivo del cambio de ubicación?

R- Las obras nos perjudicaron mucho. Ahora han terminado y el acceso ha quedado hecho una pena. Nos hemos ido por lo mal que nos trataban allí. No teníamos pensado irnos, pero llegó un momento, el año pasado, que se volvió insoportable estar más tiempo en aquellas condiciones: los expositores montando por la noche, las fechas… y nos vinimos a IFEMA, donde pensamos permanecer durante muchas ediciones.

La diferencia es muy grande: los expositores pueden llegar con el coche hasta el stand, no hay problema de aparcamiento para los visitantes, el acceso por carretera es muy fácil, hay autobuses, metro…

-¿Cómo os apoya La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid?

R- Fundamentalmente con su presencia y comprando piezas. Esto último es muy importante.

-¿La Fundación Actilibre adquiere obras en ESTAMPA?

R- Todos los años compramos algunas obras para nuestra colección, que curiosamente se llama Colección Estampa, de igual forma que la Comunidad de Madrid tiene también su Colección Estampa. La nuestra es más modesta.

-¿Qué presupuesto tiene la Fundación para comprar obra en la Feria?

R- Tiene un presupuesto fijo pero elástico. Es decir, partimos con un presupuesto determinado, pero en el caso de que aparezca una obra importante y que no queramos perderla lo que hacemos es ampliar la cifra con algo del presupuesto del próximo año.

-¿Se puede saber la cifra?

R- No, prefiero no decir la cantidad.

-¿La obra más cara que han adquirido? ¿Y la última?

R- Pues fue un Picasso que nos costó 26.000€. El año pasado compramos una obra de Jan Hendrix que no podemos colgar porque no nos cabe en ningún sitio, medimos mal, mejor dicho yo creo que no medimos y aunque es una maravilla la tenemos guardada. La Fundación quiere hacer un catálogo. Después, quizás una exposición.


Nota: Foto cedida por ESTAMPA

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas:

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad