publicidad

Sale a subasta los objetos más íntimos de Vivien Leigh, “Scarlett O’Hara” en “Lo que el viento se llevó”

12 Julio, 2017 | Por | Categoría: Mercado del Arte | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Sotheby’s subasta, el 26 de septiembre de 2017, la Colección de Vivien Leigh, la legendaria estrella de “Lo que el viento se llevó”

Símbolo de Hollywood y estrella de una de las películas más amadas de todos los tiempos, Vivien Leigh (1913-1967) se ganó los corazones y las mentes con su apasionada e inolvidable interpretación como Scarlett O’Hara en “Lo que el viento se llevó”, en 1939.

Su estatus legendario en el panteón de los grandes de todos los tiempos se consolidó al conseguir el papel más envidiado de la historia del cine.

Nuestra percepción de tales leyendas está a menudo difuminada por los mitos que encarnan. Este mes de septiembre, Sotheby’s revelará los aspectos más íntimos de su vida privada, que muy pocos realmente conocían, gracias a la subasta de la Colección de Vivien Leigh en Londres.

Heredada por la familia de Vivien, la colección incluye pinturas, joyas, costuras, libros, muebles, porcelana, objetos de arte y otros artículos que celebran todos los aspectos de su vida, desde los años anteriores a la guerra en Londres, pasando por Hollywood, hasta su muerte en 1967.

Múltiples piezas extraídas de las casas de ciudad y de campo que Vivien compartió con su marido, Laurence Oliver, sacan a la luz una nueva perspectiva de Vivien, desde su apreciación del arte y la promoción de artistas británicos modernos, a su pasión por los libros y afición por el diseño de interiores.

La familia de Vivien Leigh comenta: “Esperamos que la gente pueda amar esta colección tal y como lo han hecho nuestros abuelos, padres y familias”. Por su parte Harry Dalmeny, presidente de Sotheby’s en Reino Unido, afirma: “Para nosotros esta es una gran oportunidad para descubrir la verdadera e inesperada Vivien Leigh. Todos somos culpables de confundir a nuestras actrices favoritas con las heroínas que representan, de confundir la identidad de Vivien con la de Scarlet O’Hara o Blanche DuBois. Pero, detrás del disfraz de la mujer más glamurosa de su época, encontramos a una gran coleccionista de arte, mecenas, amante de los libros, que era igual de intelectual que los literatos, artistas y estetas que frecuentaban su círculo. Su colección privada no decepciona.

Vivien abordó la decoración de sus casas como si estuviera diseñando un decorado, incorporando influencias e inspiración de una vida transcurrida en la pantalla y en el escenario. Estas casas fueron una extensión del espacio teatral, con aspecto medieval Notley Abbey muy Shakesperiano.

Cincuenta años después de su muerte, esta venta abre la puerta al universo privado de Vivien, ofreciéndonos una visión privilegiada y fascinante de un mundo que de otro modo solo sus conocidos más cercanos podrían conocer “.

En total, serán aproximadamente 250 los lotes ofrecidos a la venta en Sotheby’s en Londres el 26 de septiembre de 2017, con estimaciones que van desde 100 a 100,000 libras.

 

Entre los lotes se encuentra la copia personal de Vivien Leigh de “Lo que el viento se llevó”, que le regaló la autora Margaret Mitchell (Est. £ 5.000-7.000).
La misión de encontrar a una actriz que interpretara el papel de Scarlett O’Hara es una de las historias más consagradas en los anales de Hollywood. La novela de Margaret Mitchell, ganadora del Premio Pulitzer de 1937, fue un bestseller en todos los sentidos, vendiéndose con cifras asombrosas y tocando los corazones de las lectoras que se identificaban con Scarlett. Entre estas aficionadas estaba Vivien, una de las primeras lectoras del libro: “Desde el momento en que lo leí, me fascinó la divina y tempestuosa Scarlett. Sentí que la amaba y la entendía, casi como si la hubiera conocido en persona. Cuando escuché que la novela se iba a rodar en Hollywood a principios de 1939, deseé interpretar ese papel.”

Gran apasionada del libro, Vivien guardó una copia cerca de ella durante el rodaje y receló profundamente cualquier divergencia del texto de Margaret Mitchell. En el último día de rodaje, Olivia de Havilland (‘Melanie Hamilton’) pasó por delante de Vivien, sin reconocerla. “La veía tan apagada por el exceso de trabajo… Su personalidad cambió completamente. Ella dio algo a esa película que no creo que volviese a recuperar”. Con esta actuación Vivien ganó su primer Oscar en 1939. Tenía sólo 26 años.

Margaret Mitchell le regaló una copia de “Lo que el viento se llevó”, con un poema escrito a mano: “Life’s pattern pricked with a scarlet thread / where once we were with a gray / To remind us all how we played our parts / In the shock of an epic day”.

 

Lo que el viento se llevó, guión de cine, presentado a Vivien Leigh por los miembros del reparto, con fotografía, alrededor de 1939 (est. £2,500-3,500).

Una caja de cigarrillos de plata, grabada con ‘Vivien y Larry Love Myron [Myron Selznick]’. Un regalo del hombre que confió en Vivien para el papel de Scarlett O’Hara (est. £400-600)

Después de una larga búsqueda a escala nacional para encontrar a Scarlett, que costó más de 50.000 dólares, la especulación sobre quién interpretaría a la heroína de la novela alcanzó su punto álgido. El productor David Selznick finalmente se decidió por Vivien, una actriz relativamente desconocida en aquel momento.

Inicialmente no había tenido “ningún entusiasmo por Vivien Leigh … Era muy hermosa, pero parecía un poco estática, no lo suficientemente impulsiva para un papel tan ardiente”, pero esta caja de cigarrillos de plata representa el momento en el que él cambió de opinión, y el instante en el que la proyección de la carrera de Vivien cambió para siempre.

La caja de plata fue regalada a la pareja por Myron Selznick, el hombre que ayudó a Vivien a conseguir tan anhelado papel.

El agente de Olivier en Hollywood y el hermano de David Selznick, Myron, organizaron la “dramática” reunión entre David y Vivien en el set de Lo que se llevó el viento, durante la escena del incendio de Atlanta, filmada antes de que Scarlet formara parte del elenco. El impacto que tuvo Vivien – con las llamas iluminando su rostro – fue muy duro. “Nunca me recuperaré de esa primera mirada”, recuerda.

Anillo de oro con la incripción ‘Laurence Olivier Vivien Eternally’ (est. £400-600).
“Aparte de sus miradas, que eran mágicas, ella poseía una elegancia fascinante… Pero ella tenía algo más: una atracción de la naturaleza perturbadora que jamás había encontrado” – Laurence Olivier recordando a Vivien Leigh en 1982. Casados durante 20 años, desde el 1940 hasta el 1960, Vivien y Oliver fueron una de las parejas más glamurosas del mundo.

Después de haber coincidido con él en el set en 1934, Vivien estaba decidida a conocerle, antes incluso de hablar con él le confió a un amigo: “Ése es el hombre con el que me voy a casar”. Su obsesión fue alimentada por los sueños de la gloria teatral y la idea de que un día interpretarían a Alfred Lunt y Lynn Fontanne, el legendario matrimonio, y convertirse así en una célebre pareja del cine.

A finales de 1935 Vivien conoció a su ídolo en el Savoy Grill. Pero Oliver en ese momento estaba casado con otra persona y no fue hasta el año siguiente cuando se embarcaron en una aventura. Formalmente llevaron vidas separadas hasta que en 1940 pudieron casarse.

Moda y joyas

Vivien amaba la ropa y la joyería, y no tenía miedo de mezclar joyas históricas con la costura contemporánea.

Su predilección por la moda se estableció a principios de su carrera cuando ella vistió un vestido de noche magenta con tul turquesa de Víctor Stiebel para el Vogue británico en 1937. Stiebel y ella fueron amigos el resto de sus vidas.

Un vestido largo de noche de color rosa creado por el diseñador alrededor de 1961, estimado en 200-300 libras.

El motivo del lazo aparece a menudo en su guardarropa y este es el un accesorio fundamental de su colección con forma de broche de diamante o de colgante, que data de mediados del siglo XIX y está estimado en 25,000-35,000 libras.

La peluca de Vivien para la película ‘Un tranvía llamado deseo’, grabado con su nombre (est. 400-600 libras).

Tennessee Williams, el creador de Blanche DuBois, consideró que Vivien era la elección perfecta para el papel de su vulnerable belleza sureña en Un tranvía llamado Deseo afirmando “Eres la Blanche que siempre había soñado”.

La pareja se entendió desde el primer momento a la perfección sintiéndose “uña y carne”. Williams sintió que Vivien le comprendía y se preguntaba si “ella se daba cuenta de que yo vivía con el mismo tormento”.

Después de las aclamadas actuaciones de Vivien y Marlon Brando en los escenarios de Londres y Nueva York respectivamente, ambos actores fueron elegidos para protagonizar la adaptación cinematográfica de 1951. Por esa actuación Vivien ganó su segundo Oscar como mejor actriz.

Vivien encontró el papel de Blanche DuBois mucho más exigente que el de Scarlett O’Hara: “Estuve nueve meses en el teatro de Blanche DuBois. Ahora ella es dueña de mí en Hollywood”.

El director de la película, Elia Kazan reconoció de Vivien “la mayor determinación de destacar de cualquier actriz que he conocido. Se hubiera arrastrado por encima de los cristales rotos si hubiese pensado que ayudaría a su rendimiento”.

Un retrato de Vivien por Augustus John, 1942 (est. £ 5.000-7.000)

Este retrato conserva una luz especial en la historia no explicada del compromiso profundo de Vivien con el arte. Mientras viajaba por el mundo durante meses, no sólo compraba arte de los países que visitaba, sino que también llevaba selectas pinturas para decorar su hotel y sus vestuarios en todo el mundo. En la subasta están incluidas alrededor de 45 obras de arte.

Como era de esperar, la propia Vivien no podía escapar de la atención de los artistas de su círculo. Este hermoso dibujo de Vivien en tiza roja de Augustus John es un boceto para una pintura encargada por Laurence Olivier en 1942. El cuadro nunca fue terminado, supuestamente porque Olivier pensó que el artista había llegado a estar demasiado obsesionado con el sujeto de la obra.

El amor de Vivien por el arte probablemente fue alimentado por su amistad con Sir Kenneth Clark, el historiador de arte que durante su tiempo como Director de la Galería Nacional se pasaba habitualmente por el vestidor de Vivien en el Teatro Haymarket. Él recuerda, “yo solía prepararle un té mejor que el de su ayudante de camerino. Al principio iba porque me gustaba mirarla … Pero con el paso del tiempo me di cuenta que seguía yendo porque disfrutaba de su compañía y estaba fascinado por su carácter”.

El encargo de Olivier de una pintura de su casa Notley Abbey a John Piper muestra la influencia de la amistad con Clark. Impulsado por Clark, Piper fue uno de los artistas clave que él eligió para ilustrar Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial a través del Comité Consultivo de Artistas de Guerra.

Como supervisor de las imágenes del Rey, Clark también había ayudado a asegurar encargos de sus Majestades para que Piper pintara una serie de acuarelas evocadoras del castillo de Windsor en los años 40. El cuadro de Notley Abbey fue terminado en la década de 1940 y captura la esencia dramática de la casa, similar a un escenario.

Notley Abbey de John Piper (est £ 8,000-12,000) y Durham Cottage de Felix Kelly, 1954 (est £ 3,000-5,000)
“…fueron muchos los fines de semana felices y divertidos que pasamos con ellos [Vivien y Larry] en Notley Abbey y en su casa en Chelsea”, Rex Harrison

La propiedad de las dos casas de Vivien, Notley Abbey y Durham Cottage, ofrece una mirada privada de las vidas y las pasiones de los Olivier, desde la porcelana, la plata y cristalería con las que recibían a sus invitados, hasta sus muebles favoritos, como el tocador de Vivien del siglo XIX (est £600-900) y los libros de su biblioteca. Durham Cottage representaba el hermoso espacio creado para vivir en Londres y Notley un refugio donde relajarse.

Durham Cottage en Chelsea, Londres, fue comprada en 1937. Durante muchos años, se convirtió en un elegante pied-à-terre y una cómoda casa, con una sala de estar llena de flores, una pintura de Sickert colgando de la chimenea, un pequeño comedor color oro y crema con cortinas de raso y lámparas de cristal, y una cocina a rayas azules y blancas. Amada por Vivien, la casa en Chelsea representaba mucho su mundo. En palabras de Anne Norwich, una amiga: “era pequeña, agradable y de diseño minimalista. Tenía la terrible sensación de que Larry se sentía como un elefante en una cacharrería… apenas podía moverme por la cantidad de objetos que había; era una belleza casi claustrofóbica con la que Vivien se rodeaba”.

Su segundo hogar, Notley Abbey en Buckinghamshire, descubierta después de dos años en 1944, era más al estilo de Olivier. Datada de la Edad Media, esta mansión le encantaba a Olivier, debido en gran parte al hecho de que había sido donada por Henry V y (Olivier había sido galardonado con un Óscar especial por su destacado trabajo en su famosa película ese mismo año. “Nunca tuve nada en mi vida que amara tanto como esa casa. La idolatraba absolutamente… “, recuerda.

Notley no se prestaba naturalmente al estilo brillante de la decoración de Vivien, aunque después de algunas dudas iniciales abrazó su grandeza y fue decorada con la ayuda de los legendarios diseñadores de interiores Lady Colefax y John Fowler. Vivien convirtió gradualmente un monumento en una casa diseñada para recibir visitas, con una interminable procesión de visitantes, incluyendo a David Niven, Orson Welles y Rex Harrison, que solían ir los fines de semana; y donde no era raro encontrarse a Marlene Dietrich y Katharine Hepburn desayunando en el jardín.

El cuadro de Notley se ofrecerá en la subasta junto con una tarjeta de Navidad en la que los Olivier utilizaron la pintura de Piper de su país de origen.

 

Datos de interés: Sotheby’s Londres tiene expuestas las obras más destacadas de la colección hasta el 11 de agosto 2017. El 22 de septiembre 2017 se inaugura una exposición completa de todos los lotes a la venta. Dirección: 34-35 New Bond Street W1A 2AA. Sotheby’s Londres

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad