La capital como epicentro del flamenco recupera e impulsa el Festival Flamenco Madrid tras un año de ausencia. Y lo hace con una vuelta a sus orígenes con una programación que combina como un compás perfecto la savia nueva y algunas figuras ya consagradas para deleite del público madrileño. La delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha presentado la VI edición junto al director artístico, Ángel Rojas, que vuelve a marcar el ritmo de este festival que vio nacer en 2015 y que ha dirigido en todas sus ediciones hasta 2018.

La presentación se ha celebrado en uno de los nuevos escenarios de este encuentro único en la cartelera cultural madrileña: el Invernadero del Palacio de Cristal de la Arganzuela. Allí, la bailaora Lucía la Piñona, la cantaora María Mezcle y el guitarrista Joni Jiménez han regalado una pildorita de su arte y talento como aperitivo a lo que se vivirá en Madrid del 11 al 29 de mayo.

Una de las principales novedades de esta edición es que el Festival se expande a doce escenarios de la capital con sesiones de cante, baile y danza española, aunque mantiene su centro neurálgico en el teatro Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa. El objetivo es llegar al máximo público posible, tocar el corazón de cada madrileño y que la ciudadanía sepa que la ciudad de Madrid es territorio flamenco durante el mes de mayo.

Ángel Rojas vuelve a dirigir el festival tras tres años: “Es mi niño chico”, ha declarado en referencia al cariño que siente por Flamenco Madrid, que, recuerda, “nació del impulso de los artistas”. Esta edición “se acerca mucho a lo que yo imaginé”, ha asegurado Rojas en referencia al contenido y calado artístico que impregna toda la programación que atiende a públicos más y menos ortodoxos y “a distintas sensibilidades”.

Programación para todos los palos

La programación de Flamenco Madrid es plural y diversa, desde el flamenco más ortodoxo, como el que ofrecerán Antonio Reyes y Pedro El Granaíno en el recital de arranque con un mano a mano a la antigua usanza, hasta propuestas más transgresoras como la de Rosario La Tremendita.

En la programación, el público encontrará nombres consagrados, como el de Mayte Martín o Pedro G. Romero que dirige a Lucía La Piñona; pero también hay talentos emergentes, como la chilena Florencia Oz o el joven pianista Antón Cortés. Y casi todos los espectáculos programados se estrenan en Madrid: o bien son estrenos absolutos o bien nunca han pisado escenarios de la capital. También hay espacio para quienes dan sus primeros pasos como artistas profesionales, que participarán en el Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco que se lleva a cabo en el marco del festival del 11 al 13 de mayo en el Fernán Gómez.

Entre las novedades, se ha abierto un lugar para disfrutar el flamenco en familia en Espacio Abierto. Quinta de los Molinos; danza inclusiva con José Maldonado y Rita Notuel o clases colectivas para todos los públicos con Juan Paredes y Torombo. También hay espacio para las ideas y el diálogo y para lo que otras artes dicen del flamenco, como proyecciones de documentales en Cineteca Madrid en Matadero y una exposición de fotografía de Antonio Gades en el Fernán Gómez. A la pluralidad de escenarios se suma la diversidad de horarios con actuaciones a la hora del vermú para los amantes de madrileñear: aperitivo y concierto en los tablaos participantes y en el auditorio de CentroCentro.

San Isidro, un abrazo a Madrid

Una de las novedades más disruptivas de esta edición es que será la primera vez que el Festival cruce las puertas de los escenarios para salir a la calle y esto ocurrirá el día de San Isidro. Como embrujo que envolverá las festividades y en comunión con la ciudad, en cuatro puntos de Madrid Río habrá actuaciones o actividades en torno al flamenco. El baile con Mascarada de Sara Calero y Gema Caballero; el cante de Pájaros flamencos; los talleres de danza comunitaria de José Manuel Álvarez en el Rumbódromo; y la clase colectiva a cargo de Juan Paredes. El programa se completa con Lucía la Piñona y su espectáculo único en el Invernadero de Arganzuela y la gran Mayte Martín con su concierto en el Fernán Gómez.

Como ha anunciado Ángel Rojas en la presentación, este año el festival se ha hermanado con la Bienal de Sevilla y ha recibido un artista invitado por la Bienal: el guitarrista Joselito Acedo que actúa en Madrid por primera vez. No lo hará solo, ya que para su debut ante el público madrileño se ha rodeado de un plantel de lujo: el maestro Riqueni, Pastora Galván, Arcángel y Rafael Esteve arroparán a Acedo en lo que sin duda será uno de los puntos álgidos de esta edición.

Para concluir, y hacerlo por todo lo alto, el 29 de mayo, el Flamenco Madrid se cerrará en la Sala Guirau del Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa con el montaje: 30 años. Las mujeres cantan al mito. Un homenaje a la figura de Camarón en las voces de Remedios Amaya, La Kaita, Montse Cortés y La Fabi.

El cartel del Festival ha sido creado por el ilustrador David Despau.

Artículo anteriorComienza el ciclo de conferencias 2022 en el Museo Thyssen
Artículo siguienteMadrid se convertirá en la capital mundial del podcast en español