Patrimonio Nacional reabre al público a partir del viernes 3 de diciembre, las Casas de Campo del Príncipe de El Escorial, del Infante de San Lorenzo de El Escorial y del Príncipe de El Pardo, cerradas desde marzo de 2020. Son edificaciones ubicadas en los Reales Sitios que los infantes y príncipes utilizaban para su recreo y descanso.

Durante estos meses de cierre Patrimonio Nacional ha abordado un proceso de reforma de los jardines buscando su original carácter neoclásico: se han recuperado los trazados originales de los setos y se han plantado arbustos que históricamente estuvieron allí, como frutales o rosales. También se han recuperado los pavimentos originales de jabre. Además, se han vaciado y limpiado estanques y fuentes. En los interiores de las “casitas” se ha llevado a cabo el mantenimiento habitual.

En todos los casos los grupos serán de un máximo de 8 personas, además del guía, con horarios de visita de martes a domingo, hasta las 18:00 horas, y precios de 3 y 5 euros por persona, según la Casa de Campo. Se recomienda planificar la visita con antelación y consultar los modos de acceso y de reserva de grupos en la web de Patrimonio Nacional: www.patrimonionacional.es

La Casa de Campo del Príncipe

La Casa de Campo del Príncipe de El Escorial fue levantada por Juan de Villanueva entre 1771 Y 1773 para el futuro Carlos IV. Ocho años después, en 1781, se llevó a cabo una ampliación en el Salón Grande y el Ovalado, que otorgan a la planta la forma de T, y en la parte superior del jardín de poniente con el estanque.

En este lugar, cuya decoración interior mantiene un alto grado de conservación, destacan los techos pintados “pompeyanos” de Vicente Gómez, Manuel Pérez, Juan de Mata Duque y Luis Japelli; y los de estuco, de estilo neoclásico, diseñados por Giambattista Ferroni. La mayor parte de cuadros que encontramos son obra de Luca Giordano y del napolitano Corrado Giaquinto. Juan de Villanueva, el arquitecto de las Casas

La Casa de Campo del Infante de San Lorenzo de El Escorial fue construida también por Juan de Villanueva en el mismo periodo que la anterior, 1771-1773, para el Infante Don Gabriel, hijo de Carlos III. En ella encontramos una noble arquitectura jónica que se integra en un jardín a la italiana, desde el cual se disfruta de una de las mejores vistas al Real Monasterio de San Lorenzo El Escorial.

La Casa de Campo del Príncipe de El Pardo se encuentra contigua al palacio de este Real Sitio. Con estilo neoclásico, una vez más fue construida por Villanueva durante el reinado de Carlos III para que los príncipes de Asturias, Carlos y María Luísa, lo utilizaran como lugar de fiestas y descanso. El interior de esta Casa es único en su género, ya que conserva la decoración original del siglo XVIII, basada principalmente en colgaduras de seda, tejidas o bordada, que forman conjunto con su mobiliario.

Artículo anteriorDoña Letizia preside la reapertura del Monasterio de las Descalzas Reales
Artículo siguienteExposición visual sobre la vida y obra de Frida Kahlo

1 COMENTARIO

Deja un comentario