El Museo del Ferrocarril de Cataluña reabre sus puertas a los visitantes con nuevos espacios y propuestas para todos los públicos. Tras dos meses de reformas en los que se han emprendido varias actuaciones de mejora en las instalaciones, el Museo es ahora un activo lúdico y cultural más accesible e inclusivo. En su reapertura, ofrece un nuevo espacio en la zona de recepción para acoger al público infantil y familiar: una recreación de la estación de Vilanova i la Geltrú les da la bienvenida y les permite adentrarse en un mundo mágico donde descubrir algunos de los principales atractivos de la ciudad y de los trenes de diferentes épocas.

El Museo permanecerá abierto de martes a domingo, de 10:00 h a 14:30 h, y los sábados también de 16:00 a 19:30 h. Los fines de semana ofrece diversas actividades para los visitantes: ConteTREN, con los cuentos de Víctor y el nuevo personaje del Museo, Carlota, y TRENexperiencias, para conocer diferentes vivencias del mundo del ferrocarril. Los sábados por la tarde se puede visitar el coche “Harlan”, que simboliza los orígenes del ferrocarril en la ciudad y se vincula a la conmemoración del 140º aniversario de su llegada a Vilanova i la Geltrú, o apuntarse a una visita guiada que ilustra cómo era la vida en el depósito de locomotoras de vapor de la ciudad, en cuyas históricas instalaciones está ubicado el Museo del Ferrocarril de Cataluña.

Recuperación de patrimonio ferroviario y ampliación de los espacios expositivos

Además, se ha urbanizado el área de salida del edificio de recepción y acogida, que ahora ofrece una mayor amplitud y ha mejorado notablemente en lo referente a accesibilidad, y se ha procedido a la rehabilitación integral de la Nave del Puente-Grúa y su unión con la Gran Nave, formando un único espacio museológico. Estas últimas obras se han financiado con fondos del Programa del 1,5% cultural del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA). Entre las intervenciones desarrolladas hay que destacar también la adaptación de rampas, barandillas y escaleras en la zona exterior, y la pavimentación del entorno, siguiendo las directrices de accesibilidad marcadas para los museos de Cataluña.

Este proyecto ha sido posible por el interés de profundizar en el proceso de modernización del Museo del Ferrocarril de Cataluña por parte de la Fundación de los Ferrocarriles, entidad que lo gestiona, y de potenciar las históricas instalaciones ferroviarias como activo lúdico de divulgación. La colaboración del Servei de Museus de la Generalitat de Cataluña y del Ayuntamiento de la ciudad, a través de su Departamento de Cultura y el programa de subvenciones para 2020, ha sido decisiva para la construcción del nuevo espacio familiar de la zona de recepción, que permite ofrecer una visita especialmente atractiva para todos los públicos.

“La estación pequeña de Vilanova”, nuevo espacio de acogida de los visitantes

En el nuevo espacio de acogida en la zona de recepción se ha pretendido incrementar los niveles de inclusión para atender a personas con todo tipo de necesidades. Aquí comienza un nuevo recorrido autoguiado interactivo para las familias, disponible en cuatro idiomas (catalán, castellano, inglés y francés) y en lengua de signos, con subtítulos y audiodescripciones. Víctor y Carlota son los personajes que conducirán a los niños por los trece puntos del itinerario para descubrir las historias de la cultura ferroviaria.

Con un lenguaje adaptado a familias y niños entre 5 y 11 años, el nuevo recorrido autoguiado incorpora retos y efectos de gamificación para hacer de la visita una experiencia única y gratificante.

Para el diseño del nuevo espacio creado en la zona de recepción se ha contado con la arquitecta vilanovina Irene Raya, colaboradora del Museo en temas de accesibilidad. El nuevo ámbito aspira a potenciar la oferta del Museo orientada a los más pequeños. Desde la pequeña estación de entrada, unas sugestivas representaciones de la ilustradora Elena Feliu invitan a adentrarse en un fantástico universo mediterráneo. La autora de los dibujos del último cuento de la colección del Museo, y de su nueva figura, Carlota, ha creado un mural de seis metros y medio por tres de alto en el que se muestra el perfil litoral de la ciudad; a su vez, desde las ventanas de diferentes trenes se pueden contemplar los principales centros patrimoniales de Vilanova. La capital del Garraf y su espíritu emprendedor, que hizo posible la expansión del ferrocarril, adquiere así un nuevo protagonismo desde el inicio de la visita.

Fundación de los Ferrocarriles Españoles

Fue constituida en 1985 y en su Patronato están las principales empresas del sector público ferroviario español. Tiene encomendada la recuperación, custodia, generación y difusión del patrimonio histórico, cultural, científico y tecnológico ferroviario. El Palacio de Fernán Núñez es su sede y gestiona los museos del ferrocarril de Madrid y de Cataluña, el programa Vías Verdes, la revista Vía Libre, la Biblioteca Ferroviaria, el Archivo Histórico Ferroviario y el Centro de Formación del Transporte Terrestre, entre otros. En el ámbito cultural, la Fundación organiza múltiples actividades entre ellas los premios “Antonio Machado” de cuento y poesía y el concurso de fotografía “Caminos de Hierro”.

Museo del Ferrocarril de Cataluña

Se encuentra en Vilanova i la Geltrú y es un valioso equipamiento patrimonial de servicios dedicado a la divulgación del mundo ferroviario y a generar experiencias inolvidables en las personas. Está ubicado en las instalaciones originales del antiguo Depósito de Locomotoras de Vapor de Vilanova y custodia una espectacular colección de vehículos históricos, que proporcionan un singular escenario patrimonial para facilitar el conocimiento y la utilización del transporte y de la conectividad por ferrocarril. En el momento actual, el Museo se encuentra inmerso en un amplio proceso de transformación y proyección hacia el futuro, el más importante de su historia.

Deja un comentario