Compartir

La escritora Fred Vargas (París, 1957) ha sido galardonada con el premio Princesa de Asturias de las Letras 2018, al que optaban 35 candidaturas procedentes de veintiún países. El pasado año, la distinción recayó sobre el poeta polaco Adam Zagajewski.

El jurado del galardón, reunido en Oviedo, ha destacado que la obra de la autora francesa encarna la revitalización de un género como la novela de intriga. El acta del tribunal, a la que ha dado lectura su presidente, el director de la RAE, Dario Villanueva, señala que su escritura «combina la intriga, la acción y la reflexión con un ritmo que recuerda la musicalidad característica de la buena prosa en francés» y que, en sus novelas, «la Historia surge como metáfora de un presente desconcertante».

Decisión del jurado

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2018, integrado por Xosé Ballesteros Rey, Blanca Berasátegui, Luis Alberto de Cuenca, Lola Larumbe Doral, Antonio Lucas, Ángeles Mora, Leonardo Padura, Laura Revuelta Sanjurjo, Carmen Riera, Fernando Rodríguez Lafuente, Ana Santos, Sergio Vila-Sanjuán, Juan Villoro, presidido por Darío Villanueva y actuando como secretario José Luis García Delgado, acuerda conceder el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2018 a la escritora francesa Fred Vargas (Frédérique Audoin-Rouzeau). Formada como arqueozoóloga, entiende la sociedad como un misterioso y complejo ecosistema. En su obra narrativa destaca la originalidad de sus tramas, la ironía con la que describe a sus personajes, la profunda carga cultural y la desbordante imaginación, que abre al lector horizontes literarios inéditos.

Su escritura combina la intriga, la acción y la reflexión con un ritmo que recuerda la musicalidad característica de la buena prosa en francés. En cada una de sus novelas la Historia surge como metáfora de un presente desconcertante. El vaivén del tiempo, la revelación del Mal se conjugan en una sólida arquitectura literaria, con un fondo inquietante que, para goce del lector, siempre se resuelve como un desafío a la lógica. Fred Vargas encarna, por todo ello, la revitalización de un género, la novela de intriga, al que ha sumado, brillantemente, novedosas piezas, atmósferas y espacios hasta componer una obra de proyección universal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.