Compartir

Este año, la exposición temporal de Púbol, Ellas fotografían a Dalí, quiere dar visibilidad a los trabajos de catorce mujeres modernas, viajeras y libres, que eligen la fotografía como medio de expresión y que tienen como denominador común a Salvador Dalí. El recorrido expositivo permite profundizar en una parte representativa de la biografía de Dalí, y en el binomio indisociable, vida y obra, personaje y representación.

La Fundació Gala-Salvador Dalí ha inaugurado la exposición temporal del Castillo de Púbol. En representación de la institución, han participado la directora de los Museos Dalí, Montse Aguer, y las comisarias de la muestra, Rosa M. Maurell y Bea Crespo, del Centro de Estudios Dalinianos. La dirección científica del proyecto es de Montse Aguer. La exposición cuenta con la colaboración de la Fundación Bancaria “La Caixa” y, en representación suya, ha asistido el director del Área de Cultura, Ignasi Miró.

La muestra se compone de 48 fotografías y se complementa con un apartado documental, que cuenta con libros, revistas y clippings relacionados con las fotógrafas y los trabajos expuestos. Asimismo, forma parte también de este apartado el extracto de una entrevista a Suzy Embo, en formato vídeo, donde recogemos el testimonio de sus encuentros con Salvador Dalí y sus vivencias como mujer fotógrafa.

La cuidada selección de las imágenes que configuran la muestra forma parte de la colección de la Fundación Dalí y pone de relieve, una vez más, la calidad y la riqueza de los fondos que atesora. Es la primera vez que el Castillo de Púbol dedica una exposición temporal a las mujeres que fotografiaron al artista.

Salvador Dalí ha sido objeto y sujeto activo de numerosos trabajos relacionados con el medio fotográfico. A menudo asociamos las representaciones más icónicas del artista con los grandes autores que conforman la historia de la fotografía del siglo XX. Pensamos en Man Ray, Cecil Beaton, Philippe Halsman o Eric Schaal y, a escala nacional, en Juan Gyenes, Xavier Miserachs o Francesc Catalán-Roca. Sin duda, el peso y la abrumadora visibilidad de estos fotógrafos, de valía incuestionable, han relegado los nombres de las mujeres que han capturado con su cámara al artista y que merecen ser consideradas y estudiadas en un análisis inclusivo por la calidad de sus trabajos.

La muestra acoge un rico conjunto de trabajos que permiten seguir cronológicamente la evolución de la imagen de Salvador Dalí y ponen de relieve la multiplicidad de puntos de vista de las autoras representadas. En primer lugar, coincidiendo con el año en que Gala será motivo de la exposición comisariada por Estrella de Diego en el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), queremos subrayar la vertiente creativa de Gala que, en esta ocasión, se erige como autora de un magnífico e íntimo conjunto fotográfico. Por primera vez, descubrimos a Salvador Dalí a través de la mirada de la musa.

En el ámbito del retrato, destacan especialmente, por su belleza y composición, las fotografías captadas por mujeres cercanas a Salvador Dalí, como el artista Valentine Hugo, la mecenas Anna Laetitia-Pecci Blunt y la polifacética Gloria Braggiotti. Así como los retratos de fotógrafos consagradas como Martha Holmes o Liselotte Strelow. Por su lado, Lies Wiegman y Suzy Embo nos devuelven la imagen menos conocida de Salvador Dalí y lo muestran inmerso en el proceso de trabajo y abstraído de la presencia de la cámara.

En cuanto a los fotorreportajes, sobresalen, por su valor documental y estético, las fotografías realizadas por Denise Bellon entorno a la Exposition Internationale du Surréalisme (París, 1938), así como las imágenes recogidas por Karen Radkai ̶ una de las fotógrafas más destacadas de la editorial internacional Condé Nast ̶ , en el Baile de Beistegui (Venecia, 1951). Son también muy significativas las fotografías de Yvonne Halsman, esposa del prestigioso retratista Philippe Halsman, que testimonian el proceso de creación de la obra In Voluptate Mors (1951) y, al mismo tiempo, dejan al descubierto su mirada cultivada y un considerable conocimiento del medio fotográfico.

Por último, los trabajos de Marcia Keegan y Michelle Vincenot evidencian como Salvador Dalí se sirve de la fotografía para documentar las acciones y eventos artísticos que organiza y en el que él mismo se erige como obra de arte.

Foto: Denise Bellon
Salvador Dalí y su maniquí en la Exposition Internationale du Surréalisme, París, 1938.
© Les Films de l’Équinoxe – fonds photographique Denise Bellon.
Derechos de imagen de Salvador Dalí reservados. Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2018

Más información…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.