Compartir

El Museo Arqueológico Nacional (MAN) ha iniciado la revisión de la estanqueidad de sus vitrinas y ha reforzado el sistema de control de plagas tras detectar el pasado viernes la presencia de una pequeña hormiga en la vitrina de la Dama de Elche.

La escultura, al estar realizada con material inorgánico (piedra caliza), no puede ser afectada por los insectos. En todo caso, los expertos en conservación del Museo han realizado una revisión de la pieza y se encuentra en perfecto estado.

“El Museo está sujeto a un protocolo de conservación preventiva y lleva a cabo revisiones y limpiezas de manera sistemática en el interior de las vitrinas. No hay de qué preocuparse ni generar alarmas ya que han funcionado todos los protocolos”, ha dicho el director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, Luis Lafuente.

Por su parte, el director del Museo, Andrés Carretero, ha señalado que “los técnicos y personal de sala del Museo han actuado con rapidez. Tan pronto detectaron la presencia del pequeño animal en la vitrina avisaron al departamento de Conservación para proceder a su eliminación y retirada. Posteriormente se ha realizado un tratamiento rápido de desinsectación. Desde entonces no se ha detectado presencia de más insectos en esta u otras instalaciones expositivas del Museo”.

La empresa instaladora de las vitrinas llevará a cabo una revisión exhaustiva de las mismas para conocer por dónde pudo acceder el insecto y aplicar las medidas que se consideren oportunas para que un incidente así no se vuelva a producir.

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.