publicidad

La imagen es un virus. Historias del cine (1980-1990), en el Reina Sofía

10 noviembre, 2013 | Por | Categoría: Arte Joven | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

La imagen es un virusEl lunes 11 de noviembre comienza en el Auditorio Sabatini del Museo Reina Sofía, el ciclo audiovisual La imagen es un virus. Historias del cine (1980-1990), que se enmarca dentro de las actividades paralelas de la exposición Mínima resistencia. Entre el tardomodernismo y la globalización: prácticas artísticas durante las décadas de los 80 y 90. Planteado en nueve sesiones temáticas, el ciclo, comisariado por Cristina Cámara, Chema González y Lola Hinojosa, incluye obras que se verán por primera vez en nuestro país y que busca presentar los años 80 como una década decididamente bipolar, antes que espectacular, caracterizada no por el predominio de grandes narrativas, sino por una serie de tensiones irresueltas que van a dominar la constitución de lo contemporáneo.

Las diferentes sesiones analizan y plantean cuestiones muy variadas, siempre desde la aproximación a la década de los 80 y su prolongación en los años 90 como genealogía de gran parte de las dialécticas que fundamentan lo contemporáneo. En la primera sesión, y a través del trabajo de David Cronenberg en Videodrome, podremos ver como se describe el nuevo paradigma que va a dominar gran parte de la década, el del cine pensado desde el vídeo y la televisión. La segunda jornada del ciclo mostrará los cambios en las prácticas artísticas en cuanto al uso y la influencia de la televisión en el mundo del arte y cómo cambió de los años 70 a los 80, a través de creadores como Jaime Davidovich o Antoni Muntadas.

El 18 de noviembre, en la tercera sesión, veremos cómo el artista reacciona desde la parodia, el sentido del humor y el cinismo, contra la que estaba considerada “crítica institucional” de la época. Exhibirán su trabajo Fischli & Weiss, Andrea Fraser, Martin Kippenberger o Rodney Graham. Uno de los momentos estelares del ciclo tendrá lugar el 24 de noviembre, cuando se proyecte la cinta Sátántangó, dirigida por uno de los cineastas de referencia en la década de los 80 y 90, Bela Tarr. La película, con una duración de casi ocho horas, muestra la crisis del comunismo a partir del fracaso del experimento de una granja colectiva en la Hungría postsocialista. La cinta fue definida por la periodista y escritora Susan Sontag, como un “acontecimiento cinematográfico”.

La quinta sesión recoge posturas en la narración de la globalización, contadas desde diferentes lugares y condiciones: Estados Unidos, Alemania, Sarajevo o el bloque soviético en su caída. Analiza la tensión entre el nuevo orden global, considerado en la época como post-histórico, y el territorio, como un espacio de conflicto, memoria e identidad. Los realizadores son Hito Steyerl, Jasmila Žbanić o Ursula Biemann. El 28 de noviembre y el 2 de diciembre, tendrán lugar dos sesiones dedicadas a la relación entre música y subcultura, entendiendo la música como un ámbito vivencial, en el que participa el arte dentro de un nuevo sistema de relaciones donde lo teatral y lo performativa, la fiesta y el carnaval, son inseparables de la invención de la identidad. Ambas sesiones tratan las prácticas colaborativas y activistas desde lo musical en dos contextos, el de España y Estados Unidos, previos al surgimiento del SIDA y a la idea de contagio y muerte que implicará. Veremos el trabajo de Vivienne Dick, David Wojnarowicz, Eric Mitchell y programas de T.V.E como La Edad de Oro.

La penúltima sesión, el 5 de diciembre mostrará una serie de prácticas que revelan un feminismo basado en discursos muy diversos, desde la antropología a la lingüística, y que conducirán a presentar un feminismo de la diferencia, muy distinto al discurso esencialista e identitario que dominaba los 70. Aquí se exhibirán los trabajos de Trinh T. Minh-ha, Sadie Benning y Su Friedrich.

Durante la última jornada veremos dos películas elegíacas de un artista y cineasta, cuya muerte se produjo por el virus del SIDA. Destaca la proyección de Blue, una cinta donde un azul monocromo en la pantalla recrea la memoria de los últimos días del cineasta ciego, Derek Jarman, cuyo testimonio de la enfermedad aparece en la voz en off, y que ha sido considerada una de las representaciones más poéticas de la enfermedad. En contraste, se muestra A Fire in My Belly, de David Wojnarowicz, una cinta censurada recientemente en Estados Unidos.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad