publicidad

Más de sesenta mil personas visitan El arte de Cartier

03 enero, 2013 | Por | Categoría: Exposiciones, Museos | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

El arte de CartierUna exposición exquisita tanto por la singularidad  y extraordinaria calidad de las piezas que se exponen como  por la primorosa puesta en escena.

Más de 61.817 personas han visitado la exposición patrocinada por Telefónica.

Se puede visitar en el Museo Thyssen-Bornemisza hata el 17 de febrero de 2013.

Refleja el espíritu y la evolución artística de Cartier desde su fundación en París en 1847. El dinamismo de los hermanos Cartier y su interés por el arte de las culturas lejanas o antiguas sentaron las  bases de la identidad artística de la Maison. Piezas que van del estilo Guirnalda al Art Decó,  de la inspiración china al estilo Tutti Frutti. La exposición permite realizar un recorrido por las  múltiples manifestaciones, técnicas y estilos de diseño de sus creaciones.

En el recorrido por más de 420 piezas provenientes de coleccionistas privados, de joyeros o de subastas. Un tesoro de piezas tan rico y variado que es testigo de cada fase de la evolución del diseño y las técnicas que Cartier ha utilizado a lo largo de su historia y, hoy en día, representa un patrimonio artístico y cultural excepcional.

La riqueza del archivo histórico que la Casa Cartier ha sabido conservar durante décadas es una parte fundamental de la Colección y por ello cobra también un destacado protagonismo en el recorrido de la muestra. Formado por bocetos, dibujos, acuarelas y apuntes de extraordinaria belleza, este archivo es un auténtico tesoro desconocido por la mayoría del público y ofrece, sin embargo, una información excepcional para entender la Colección en todo su sentido y explicar cómo, para quién y por qué fueron creadas muchas de las piezas.

El diseñador Jorge Varela, comisario de la exposición junto al director artístico del Museo, Guillermo Solana, y Paula Luengo, del Área de Conservación del Museo, ha concebido un espectacular montaje en el que, junto a las piezas expuestas en cada sala, se proyectan en las paredes imágenes de sus correspondientes bocetos, dibujos y fotografías de los personajes que las lucieron, y que aportan una información adicional de gran valor e interés histórico.

Piezas únicas y préstamos excepcionales
Cierto número de piezas adquiridas recientemente se presentan por primera vez al público. Entre ellas, destacan el collar de rubíes y diamantes de Elizabeth Taylor, regalo de su tercer esposo, el productor Mike Todd, o el broche con forma de flamenco de la Duquesa de Windsor, realizado en colaboración con Jeanne Toussaint directora artística de la Maison en aquella época; una creación de colores, iluminada por un plumaje multicolor de zafiros, rubíes y esmeraldas calibrados, interpretación cromática audaz del flamenco rosa, en la tradición de una visión naturalista y poética.

La exposición incluye también algunos préstamos excepcionales, como la diadema estilo Guirnalda perteneciente a la Familia Real Española, regalo del rey Alfonso XIII a la reina Victoria Eugenia en 1920, y que actualmente la Reina Sofía utiliza en actos oficiales.

También, para esta ocasión, el Palacio de Mónaco ha aceptado que sean expuestas varias creaciones Cartier de su propiedad, como las joyas que la Princesa Gracia luce en las fotos oficiales de su boda en 1956, regalos del Príncipe Rainiero III.

diademaTiara-Thyssen-Telefonica

Diadema Rinceaux
La diadema vendida a Isabel, Reina de los belgas (1876‐1965). Dedicada realmente a su pueblo, fue una de las reinas más queridas por los belgas. Sobrina de la Emperatriz de Austria, más conocida como Sissi, Isabel se casó con el príncipe Alberto de Bélgica en 1900. La Diadema Rinceaux. Cartier París, 1910. Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier. Está realizada con platino tiene un importante diamante de talla cojín, diamantes de talla redonda antigua. Engaste millegrain. Altura en la parte central: 5,5 cm.

Collar serpiente

Collar Serpiente.
Esta pieza fue un pedido especial de María Félix a Cartier París, 1968. Realizado en platino, oro blanco y oro amarillo. Con 2.473 diamantes de tallas brillante y baguette, con un peso totalde 178,21 quilates. Dos esmeraldas de talla pera (ojos). Esmalte verde, rojo y negro. Largo: 57 cm.
María Félix. La diva mexicana (1914‐2002), arquetipo de la mujer fatal latina, hizo películas hasta finales de los años sesenta. María Félix, quien se dio a conocer en México y en Francia deslumbrando en las películas de Emilio Fernández (Enamorada, en 1946) y sobre todo de Jean Renoir (French Cancan, en 1955) y Luis Buñuel (Los ambiciosos, en 1959), era una apasionada de los reptiles.

collar-draperie-Thyssen-Telefonica

Collar draperie
Duque de Windsor adquirió varias piezas muy interesantes como un Collar draperie. Este collar se vendió al Duque de Windsor, quien proporcionó todas las piedras, a excepción de
las turquesas.
Cartier París, pedido especial, 1947. Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier. Oro trenzado de 18 quilates y 20 quilates, platino. Diamantes de tallas brillante y baguette. Una amatista facetada en forma de corazón, 27 amatistas de talla esmeralda y una amatista oval facetada. Cabujones de turquesa. Dimensiones: 20,0 x 19,5 cm.

Cartier-BrocheFlamenco

Broche Flamenco
También duque de Windsor compró este broche con un diseño muy a la moda del momento. Realizado por Cartier París, 1940. (Nils Herrmann, Collection Cartier © Cartier) Platino, oro. Diamantes talla brillante. Esmeraldas, zafiros y rubíes cuadrados. Cabujones de zafiro. Un citrino. Dimensiones: 9,65 x 9,59 cm.

Cartier-RelojEgipcio

Reloj Egipcio con sonería
Vendido a la Sra. Blumenthal. George Blumenthal (1858‐1941) fue director de banco de inversiones Lazard en Wall Street y fue uno de los administradores del Metropolitan Museum of Art a partir de 1905. Este reloj fue vendido a su primera esposa, Florence (1873‐1930). Coleccionistas y mecenas de varios artistas franceses la pareja poseía muchas piezas importantes de Cartier. En 1935 Blumenthal se casó con Mary Ann Payne, un año después de haber sido nombrado presidente del Metropolitan Museum of Art.
Cartier París, 1927. Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier. Oro, plata dorada. Nácar grabado con jeroglíficos. Anillos de coral grabado y varillas de coral. Deidad egipcia de esmeralda, cornalina y esmalte. Lapislázuli (base y cubierta). Esmalte polícromo y blanco. Dimensiones: 24,00 x 15,70 x 12,70 cm.

Cartier-Pantera

Vanity Case Pantera
El interior está equipado con un espejo, un estuche de barra de labios, una polvera cubierta y un compartimento para cigarrillos con clip de sujeción en filigrana de oro. Este artículo forma parte de una serie de estuches inspirados en los dibujos de panteras, perros y gacelas realizados por George Barbier. Otro estuche decorado con galgos perteneció a Elma Rumsey, la esposa de Pierre Cartier.
Cartier París, 1928. Nils Herrmann, Collection Cartier © Cartier. Oro, platino. Diamantes de talla rosa y cabujones de ónix (la pantera). Esmeraldas labradas con incrustaciones de oro y esmalte verde (los cipreses). Rubíes (los troncos); rubíes de tallas calibrada y facetada (el suelo) Dos esmeraldas de talla cuadrada y un diamante de talla baguette (el cierre). Esmalte negro. Dimensiones: 10,85 x 5,5 x 1,75 cm.

Cartier-TuttiFrutti

Collar Tutti Frutti
Realizado por encargo especial para la Sra. Daisy Fellowes. Realizado originalmente en estilo indio, con un cordón negro que se ataba por la espalda, este collar se volvió a montar a petición del cliente.
Collar Tutti Frutti. Cartier París, encargo especial, 1936, modificado en 1963. Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier. Platino, oro blanco. Diamantes de talla marquesa, baguette y redonda antigua. Trece zafiros talla briolette de un peso total de 146,9 quilates. Dos zafiros grabados y tallados en forma de hoja (50,8 y 42,45 quilates); cuentas de zafiro y un cabujónn de zafiro. Esmeraldas cuadradas grabadas; cuentas de esmeralda estriadas y lisas y cabujones de esmeralda. Rubíes grabados y tallados en forma de hoja; cuentas de rubí estriadas y lisas y cabujones de rubí. Todas las cuentas de esmeralda, rubí y zafiro llevan incrustado un diamantes con engaste a la rusa. Longitud: 43 cm (abierto).

Cartier-Thyssen12

Collar Cocodrilo
Enteramente articulados, los dos cocodrilos pueden llevarse por separado, como broches, o juntos, como collar. Cuando se llevaban alrededor del cuello, las zarpas pueden sustituirse por unas sin garras para no arañar la piel.
Cartier París, pedido especial, 1975 . Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier. Oro. 1.023 diamantes amarillo intenso de talla brillante, con un peso total de 60,02 quilates. Dos cabujones de esmeralda en forma navette (ojos). 1.060 esmeraldas, de un peso total de 66,86 quilates. Dos cabujones de rubí (ojos). Largos: 30,0 cm y 27,30 cm.

Datos de interés:
El Arte de Cartier
Fechas: 24 de octubre 2012 ‐ 17 de febrero 20
Horario: de martes a viernes y domingos de 10 a 19 horas. Sábados de 10 a 22 horas.
Patrocinador: Telefónica
Lugar: Museo Thyssen-Bornemisza Salas Moneo (Planta ‐1)
Tarifas exposición Cartier:
Entrada general: 8 €
Entrada reducida: 5,5 € para mayores de 65 años, pensionistas, estudiantes
previa acreditación y familias numerosas.
Entrada gratuita: Menores de 12 años y ciudadanos en situación legal de
desempleo.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad