Compartir

Más de cien escolares de entre seis y doce años han participado en la decimoquinta edición del programa Aprendiendo a través del arte, y han felicitado con sus obras al Museo Guggenheim en su quince cumpleaños. Los chavales, pertenecientes a centros educativos del País Vasco, han elaborado seis originales obras de arte que se expondrán en la sala 103B del museo.

Un original calendario 1997-2012, una poesía visual dedicada al museo Guggenheim, un trofeo conformado por “15 manos”, postales conmemorativas o un vídeo titulado ¡Felicidades, Guggen! son algunas de las creaciones con las que los 112 pequeños artistas que han participado en el programa Aprendiendo a través del arte: “Zorionak, Museoa!” han querido felicitar al centro por la celebración de su XV aniversario.

Creación en grupo
“Nos ayudamos los unos a los otros en todas las tareas y en las actividades que son muy divertidas y en las que utilizamos muchos materiales. Y nuestra última actividad ha sido ir al Museo Guggenheim Bilbao a coger ideas para nuestros trabajos“, explica uno de los alumnos de 4º curso del CP Ingeniero Orbegozo Gorostidi de Bilbao.

Esta muestra, que cuenta con la colaboración del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco y con el patrocinio de BBK, transformará, hasta el próximo 26 de agosto, la sala 103B del museo en un escenario mágico donde los niños son los protagonistas de una auténtica aventura creativa.

En esta ocasión han sido los artistas Elssie Ansareo, Naia del Castillo, Ibon Garagarza, Maider López, Manu Muniategiandikoetxea y Jorge Rubio los que, junto con los profesores de seis colegios de la Comunidad Autónoma Vasca, han diseñado y dinamizado los talleres en los que se han gestado estas inesperadas y personales propuestas artísticas.

“Y pintamos donde no se suele pintar, y manchamos lo que no debemos, medimos lo inabarcable, y dibujamos lo indefinido, viajamos sin movernos y hablamos de lo invisible y todo esto tendrá sentido en algún momento de la vida de cada uno de estos pequeños artistas que nos han acompañado en el transcurso del programa”. Jorge Rubio resumía con estas palabras su vivencia con los escolares del centro Elejabarri de Bilbao.

Deja un comentario