Compartir

“Esos maniquís estaban llenos de vida. Sentí que los cincuenta años me venían de golpe y me atravesaban el corazón”. Así describe el propio Berhanyer la exposición, resumen de sus 50 años de trabajo, organizada por la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Cultura y el Museo del Traje, donde podrá visitarse hasta el 22 de febrero.

Los más de cien trajes seleccionados para la muestra de aire velazqueño, comisariada por Pedro Mansilla, son el reflejo de una vida dedicada al arte de la moda. Elio es, según el comisario, el mejor de los diseñadores españoles vivos “y que me perdone Pertegaz. Elio es la encarnación de lo mejor que se puede hacer en moda”.

El paso del tiempo ha provocado cambios en la moda y Elio Berhanyer ha sido y es, testigo de ellos. Los años “felices” fueron aquellos de la Alta Costura. “Entonces el traje nacía en una conversación, un trabajo de tú a tú. Existía una hipersensibilidad, la señora sabía que compraba una obra de arte”. De aquella época, Elio, guarda cierta añoranza de aquellos tejidos, “son las telas las que me sugieren qué hacer”.

Los trajes proceden del fondo del Museo y de colecciones privadas, destaca la cesión de tres trajes de la Reina Sofía lucidos en sus primeros viajes al exterior. Uno de estos trajes de Su Majestad guarda una historia especial. “Es un traje blanco, corte imperio, con bordados inspirados en el vestido lucido por la Emperatriz Josefina. Aquel vestido estuvo totalmente descartado pero esperemos que llegue para la inauguración. Si hace falta lo saco yo mismo”, dijo Elio.

Una vida dedicada a la moda y al trabajo apasionado que desprende poesía y magia interna. Seguidor autodidacta del constructivismo de Balenciaga, nació en Córdoba en 1929. Un origen que marcará sus creaciones: “el blanco y negro de mis trajes viene de la cal blanca de las vivienda y del negro que vestían las mujeres”, explicó Berhanyer y añadió, “el color viene de mi admiración por Yves Saint Laurent”.

Una contraposición clave, muy bien ilustrada en la primera de las tres salas que recogen la creación del diseñador: La isla de los faisanes. El título se inspira en un tapiz del siglo XVII donde se reproducía el acuerdo matrimonial entre Luis XIV de Francia y la hija de Felipe IV de España, Maria Teresa de Austria. El lujo francés frente a la sobria elegancia española se reproduce en esta sala través de sus diseños.

“Amante de su país siempre le ha fascinado la austeridad severa de la moda española, también de su folclore al que se ha aproximado sin contaminarse”, describió Pedro Mansilla. Una parte interesante de su creación fue esa línea Le Corbusier. Supo captar el aire, la cadencia, ligereza e identidad de su tiempo, dotando a sus creaciones de la presencia y el estilo reconocible que las convierten en obras de arte.

“Entonces y ahora” es la segunda sala del itinerario donde dieciséis diseños son contextualizados con las fotografías del momento. Trajes de lucidos por Maria Zurita, históricos como el de Victoria Vera en “¿Por qué corres, Ulises?” o el de la Reina Doña Sofía en la Primera Comunión de la Infanta Cristina, o la Condesa de Romanones. Este espacio incluye también una selección de los diferentes uniformes diseñados para Iberia, joyas, perfumes y tocados.

Cierra la muestra un recorrido cronológico de su trayectoria profesional. “Cincuenta años de moda” da visibilidad a las constantes de sus creaciones: la excelente confección de sus piezas, las geometrías, los grandes botones, el diseño exclusivo de los estampados, entre otros, marcan un estilo de día moderno y noche intemporal.

Un creador imparable desde su primera colección hasta nuestros días, “soy el único de mi edad que continúo haciendo colecciones”, añadió Elio, quien presenta dos colecciones en la Cibeles Fashion Week de Madrid sometiéndose, año tras año, al juicio de la crítica.

Elio, Doctor honoris causa por la Universidad de Harvard, lucía orgulloso la “Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes” entregada por el Rey en 2002. “El gran amor de mi vida ha sido mi trabajo. Me ha dado todo, gracias a él he tenido amistades entrañables. No me arrepiento de nada, quiero ser lo que he sido y lo que espero ser hasta el final”

Beatriz García Moreno

Datos de interés:

Museo del Traje. CIPE
Avda. Juan de Herrera, 2. 28040. Madrid.

Entrada gratuita a las exposiciones temporales

Elio Berhanyer, 50 años de moda

Del 4 de diciembre de 2008 – 22 de febrero de 2009

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here