publicidad

El pan de los ángeles Colecciones de la Galería de los Uffizi. De Botticelli a Luca Giordano

25 marzo, 2008 | Por | Categoría: Exposiciones | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Prorrogada hasta el 8 de junio

En CaixaForum Madrid


“El pan de los ángeles Colecciones de la Galería de los Uffizi.
De Botticelli a Luca Giordano”

Del 19 de marzo al 25 de mayo de 2008

Entrada gratuita

Reúne 45 obras maestras realizadas entre los siglos XV y XVII, entre las que sobresalen pinturas de Botticelli, Luca Signorelli, Parmigianino, Luca Giordano y Cristofano Allori, entre otros.

La Galería de los Uffizi, en Florencia, es una de las pinacotecas más importantes del mundo. Vinculada originalmente a la familia Medici, se enriqueció con numerosas obras procedentes de iglesias y conventos de la Toscana, y actualmente presenta una extraordinaria colección de arte italiano, desde la época medieval hasta el siglo XVIII. El Renacimiento y el Barroco constituyen uno de los núcleos más originales y valiosos de esta colección, en la que figuran obras de todos los grandes maestros. A partir de los fondos de la Galería de los Uffizi, la exposición El pan de los ángeles. Colecciones de la Galería de los Uffizi. De Botticelli a Luca Giordano propone un recorrido por la espiritualidad de Occidente en torno a un tema central: el sacrificio del Hijo de Dios que redime a los hombres del pecado original. La muestra ha sido organizada por la Obra Social ”la Caixa” en colaboración con Contemporanea Progetti Firenze (Italia) y la Galería de los Uffizi, en Florencia (Italia). Reúne 45 obras maestras realizadas entre los siglos XV y XVII, entre las que sobresalen tres tapices realizados en la fábrica de tapices de los Medici, así como las pinturas de Sandro Botticelli, Luca Signorelli, Il Parmigianino, Luca Giordano y Cristofano Allori, entre otros. Se trata de piezas de excepcional calidad, que habitualmente no se encuentran en exhibición, y que se han recuperado especialmente para la muestra. Por primera vez, estas obras pueden contemplarse en España, en concreto en CaixaForum Madrid. Una vez clausurada la exposición, a finales de mayo, las pinturas regresarán a Italia.

En su programación cultural, la Obra Social ”la Caixa” dedica una atención especial a los maestros antiguos, mediante exposiciones que permiten contemplar en nuestro país colecciones procedentes de los más importantes museos del mundo. En esta línea se han organizado exposiciones como Rubens, Van Dyck, Jordaens. Maestros de la pintura flamenca del siglo XVII en las colecciones del Museo Estatal Ermitage o Turner y Venecia, a partir de los fondos de la Tate Britain. Ahora, coincidiendo con la inauguración del nuevo CaixaForum Madrid, El pan de los ángeles. Colecciones de la Galería de los Uffizi. De Botticelli a Luca Giordano es una oportunidad de descubrir las obras nunca vistas hasta ahora de los Uffizi y una invitación a interpretar desde nuevos puntos de vista la tradición artística. Desde esta perspectiva, la exposición propone un diálogo con las grandes colecciones de arte del Renacimiento y Barroco que el visitante puede visitar en el vecino Museo del Prado y en la Colección Thyssen-Bornemisza.

La exposición se abre con tres tapices que representan la última cena, el descendimiento de la cruz y la resurrección, realizados a partir de cartones de Alessandro Allori y Francesco de Rossi, Il Salviati. Esta sala sintetiza el recorrido de la exposición.

Asimismo, la exposición propone un recorrido por el Antiguo y el Nuevo Testamento. Un primer apartado presenta escenas que anticipan el sacrificio de Cristo. Desde la creación de Adán, pintada por el artista florentino Jacopo da Empoli, el pecado original y las diversas interpretaciones de la anunciación de la Virgen. Destacan, por su simbolismo, el sacrificio de Isaac, en la interpretación barroca de Livio Mehus, y la caída del maná, alimento divino, obra de Fabrizio Boschi (1594-1597).

La natividad, la Virgen y el Niño y la Sagrada Familia centran las secciones siguientes. En ella se pueden contemplar la Madonna de la loggia de Botticelli (1467), una Virgen con el Niño obra de Il Parmigianino (1525) y una Sagrada Familia atribuida a Michele di Rodolfo, en la que el gesto de abandono de Jesús parece anunciar su pasión. La belleza se mezcla con el dolor, y la alegría con el presentimiento de la tragedia.

La última cena, la crucifixión y la resurrección de Cristo ocupan las últimas salas. Entre las obras más relevantes de este apartado hay que destacar una escena del Calvario de Luca Giordano, realizada para la capilla de la familia Del Rosso, en Florencia (1685-1686), y una extraordinaria composición de Alessandro Allori (1581), en la que la Virgen aparece junto a los símbolos de la pasión de Cristo, sobre un verso de Dante: «Non vi si pensa cuanto sangue costa.» (No se piensa en cuánta sangre cuesta.)

La continuidad del relato bíblico encuentra un correlato plástico en la evolución de las formas, desde la simplicidad del clasicismo hasta la exaltación del barroco, en un proceso de búsqueda de nuevos recursos expresivos capaces de transmitir al espectador emoción y misterio.

Como punto de partida: El Cuerpo de Cristo como alimento divino
Las obras que se presentan por primera vez en España forman parte de la extraordinaria colección de arte perteneciente a la Galería de los Uffizi, en Florencia. Vinculada originalmente a la familia Medici, enriqueció sus fondos con obras procedentes de iglesias y conventos de la Toscana, y en la actualidad es una de las pinacotecas más importantes del mundo.

La exposición propone un recorrido por la pintura italiana a partir de un tema —el cuerpo de Cristo como alimento divino— que dio pie a una rica iconografía religiosa. El sacrificio del Hijo de Dios redime a los hombres del pecado original. Los grandes maestros del Renacimiento y el Barroco buscaron en el Antiguo Testamento los precedentes de este episodio crucial y, a partir del relato bíblico de la pasión y muerte de Jesucristo, desarrollaron nuevas formas de expresar todas las emociones humanas. La Fundación ”la Caixa” se complace en presentar en Madrid esta muestra de obras maestras realizadas entre los siglos XV y XVII, que armoniza arte y espiritualidad.

El Pan de los Ángeles
El misterio de la transustanciación —la conversión del pan y el vino en la carne y la sangre de Cristo— ha sido objeto de innumerables interpretaciones artísticas. Según la doctrina católica, el sacrificio del Hijo de Dios libera a los hombres del pecado original. En la Eucaristía, el cuerpo de Cristo es el pan de los ángeles. Los tapices de esta sala sintetizan el recorrido de la exposición: Jesucristo anuncia su sacrificio en la Santa Cena, muere en la cruz y resucita de entre los muertos, abriendo la posibilidad de la salvación. Los tapices, que pertenecen a distintas series, fueron realizados en la fábrica de los Medici, a partir de los cartones diseñados por los artistas florentinos Alessandro Allori y Francesco de Rossi, Il Salviati.

Antiguo Testamento. Premoniciones

Diversos pasajes del Antiguo Testamento prefiguran la muerte de Jesucristo en la cruz y anuncian el sacramento de la Eucaristía. La desobediencia de Adán y Eva, al comer el fruto del árbol prohibido, condena a Jesucristo al sacrificio, que redimirá a los hombres. Siguiendo los designios del Señor, el patriarca Abraham acepta inmolar a su único y esperado hijo, en una anticipación del sacrificio del Hijo de Dios. Cuando el pueblo de Israel se halla desesperado y hambriento en el desierto, recibe el maná, alimento divino que anuncia el pan eucarístico. Las pinturas de esta sección muestran la evolución de la pintura florentina del siglo XVII hacia formas cada vez más naturalistas.

Pecado y caída
«Por culpa de un hombre llegó la caída y gracias a otro hombre se alcanzó la salvación (Romanos, 5: 12-17)». Tras el pecado original y la expulsión del Paraíso, la armonía entre Dios y el hombre se rompió y sólo se restablecería con el sacrificio de Jesucristo en la cruz. Desde la óptica del Antiguo Testamento, Cristo aparece como el nuevo Adán.

Nuevo Testamento. Encarnación y Salvación
Dios se hace hombre para redimir a la humanidad. La anunciación es el momento en que Dios se encarna en el cuerpo de la Virgen María, la nueva Eva. Desde el Quattrocento, los pintores italianos estudiaron las actitudes y los tiempos de los protagonistas de uno de los momentos más importantes de la historia religiosa de Occidente: la Virgen María y el arcángel San Gabriel. Al gesto delicado del arcángel le corresponde una actitud de recogimiento de la Virgen, que contrae el cuerpo para demostrar su pequeñez. En las obras de Livio Mehus y Pietro Liberi, la Virgen aparece con semblante plácido y una ligera expresión de sorpresa.

La Madre y el Hijo
Desde la Edad Media, la figura de la Virgen María toma cada vez más relevancia como representación del lado humano de la divinidad. Esta tendencia se reafirma en el Quattrocento: Sandro Botticelli pinta el rostro dulce y bello de una madre con su hijo en brazos. Pero, a pesar del gesto de ternura, la mirada, entre absorta y pensativa, introduce un matiz de pesadumbre. La relación entre la Virgen y el Niño Jesús se ensombrece progresivamente con alusiones al martirio. En la tabla de Niccolò Pisano, el Niño sujeta con su manita la cruz de San Juan, consciente de su destino. En la obra del Parmigianino, el Hijo sigue con su madre la lectura de un libro donde se halla escrito su final. El sueño profundo de Jesús en los brazos de María, en la obra de Giovanni Battista Naldini, evoca también a su próxima muerte.

La Cena, la Pasión, el Calvario
La última cena, la subida al monte Calvario, la pasión y la muerte en la cruz, son episodios de una gran intensidad dramática, objeto de elaboradas representaciones por parte de los artistas del Barroco. Rodeado de sus apóstoles, Jesús anuncia la traición que le llevará al sacrificio, pero, al mismo tiempo, advierte que su muerte será únicamente un tránsito, el trágico preludio de la resurrección y la redención definitiva. Luca Giordano se sirve del expresionismo para conseguir el impacto emotivo sobre el espectador, para moverle a la piedad y la compasión.

La resurrección y la Eucaristía
Los pintores del Barroco mostraron una especial predilección por el tema del descendimiento y el traslado al sepulcro, tras la muerte en la cruz. La desesperación y el sentimiento de culpa de los discípulos se manifiesta a través de gestos de contrición y dolor. Los ángeles acompañan a Jesucristo en este momento, como lo hicieron en su infancia, subrayando su carácter sobrenatural. Los símbolos de la pasión recuerdan el sufrimiento de Cristo. El sacramento de la Eucaristía se reafirma con la imagen del torso herido del que mana la sangre que llena el cáliz, o la de los ángeles que adoran el cuerpo de Cristo y lo presentan a los hombres para su ofrenda diaria: el pan de los ángeles.

La exposición permite realizar un recorrido por la espiritualidad de Occidente, a través de distintos episodios del Antiguo y del Nuevo Testamento: el pecado original, el anuncio de la llegada del redentor, la Última Cena, la muerte y resurrección del Señor. Al mismo tiempo, reconstruye el proceso de estilización que llevó a los grandes maestros del arte italiano a desarrollar formas plásticas cada vez más elaboradas, para transmitir al espectador un sentimiento de trascendencia y emoción. El Misterio de la Transustanciación —la conversión del pan y el vino en la carne y la sangre de Cristo— ha sido objeto de innumerables interpretaciones artísticas. Según la doctrina católica, el sacrificio del hijo de Dios libera a los hombres del pecado original. En la Eucaristía, el Cuerpo de Cristo es el Pan de los Ángeles.

Exposición organizada en colaboración con Contemporanea Progetti, Florencia
Datos de interés:

El pan de los ángeles. Colecciones de la Galería de los Uffizi. De Botticelli a Luca Giordano
Del 19 de marzo al 25 de mayo de 2008
CaixaForum Madrid (Paseo del Prado, 36 – 28014 Madrid)
Horario
De lunes a domingo y festivos, de 10.00 a 20.00 h
Entrada gratuita a la exposición
Servicio de Información

www.laCaixa.es/ObraSocial
Tel. 91 330 73 00

Visitas concertadas para grupos
De lunes a viernes, de 10 h a 19 h
Grupos: mínimo 10 máximo – 30 personas
Precio: 15,00 €/grupo
Inscripción previa: 91 330 73 23 / 27
Los grupos con guía propio también deberán reservar hora de visita

Visitas comentadas
Martes y jueves, a las 18 h, miércoles, a las 12 h, viernes y sábado, a las 11 h y a las 18 h
En días festivos no se realizarán visitas
Actividad gratuita. Aforo limitado

Juego de pistas para niños mayores de 8 años. ver…

Dirección y horarios…Otras noticias sobre CaixaForum Madrid…

Imágenes:

Florencia, Manifactura Medicea, Tapiz tejido en bajo lizo de GUASPARRI PAPINI (Florencia? c.1540 -1621) Última Cena Alessandro di Mariano Filipepi llamado Sandro Botticelli (Florencia 1445-1510) Virgen con el niño (‘Madonna della loggia’ ) c. 1466-1467 Óleo sobre tabla 72 x 50 cm Francesco Mazzola llamado Il Parmigianino (Parma 1503-Casalmaggiore 1540) Virgen con el niño, 1525 Óleo sobre tabla 44 x 31 cm Luca Giordano (Nápoles 1634-1705) Subida al Calvario, 1685-1686 Óleo sobre lienzo 126 x 175 cm

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas:

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad