publicidad

El diario secreto de Ana Bolena

14 enero, 2008 | Por | Categoría: Libros | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

La falsa reina


Por Andrés Merino

En 1969 Charles Jarrod estrenó su “Ana de los mil días”, quizá el largometraje más conocido hasta hoy sobre la segunda esposa de Enrique VIII, al que Richard Burton dio vida. Aún permanecía en el imaginario popular inglés y en buena parte de la historiografía europea la estampa de un monarca cruel y sanguinario que como consecuencia de un grave problema personal provocó la gran ruptura religiosa y cultural de su reino con Europa que supuso el anglicanismo. Cuarenta años después de la película y ya camino de quinientos del divorcio regio, sin contar con unanimidad en la interpretación de aquellos hechos, son indudables varias valoraciones comunes por parte de los historiadores. La mayoría señala la codicia sobre los bienes de la Iglesia, la falta de sucesión masculina del primer matrimonio del monarca con la Infanta Catalina de Aragón y la personalidad y ambición de una de las damas de honor de la reina repudiada como causas incuestionables de aquellos sucesos.

Edhasa ha publicado “El diario secreto de Ana Bolena”, recreación novelada de la vida de la joven que alcanzó como consorte el trono inglés tras su matrimonio con el rey Enrique, que tras repudiar a su primera esposa y no conseguir la anulación de su matrimonio se proclamó cabeza de la iglesia de Inglaterra. La tercera hija de Tomás Bolena había vivido en la corte francesa como dama de compañía, y a su regreso a Londres jugó con habilidad las cartas que le proporcionó la cercanía al monarca. Robin Maxwell propone la supuesta entrega del diario de la reina, años después de su decapitación, a su hija, la que fuera Isabel I, retratando con poca fortuna la psicología de ambas. Con notables errores cronológicos y poniendo en boca de las soberanas expresiones impensables en el siglo XVI, la autora pretende presentarnos a dos adalides del feminismo más radical y la más demagógica tolerancia en una de las cortes más tradicionales de la Edad moderna europea. Cada párrafo destila reivindicación apasionada, pero fundada en los más débiles argumentos.

Maxwell parece escribir obsesionada por justificar la bondad de las intenciones de Ana Bolena, a la que presenta como adalid de la libertad de pensamiento. El diario se vuelve enseguida en contra y produce el efecto contrario, pues a pesar de disfrazar a la mujer como espíritu libre deja escapar constantemente los más pétreos indicios de ambición, intransigencia y orgullo. Ana Bolena fue reina consorte entre enero de 1533 y mayo de 1536 –aproximadamente mil días-, pero al dar a luz una niña y sufrir dos abortos perdió el favor real. Es de justicia reconocer que la propia novela refleja con acierto una paradoja: si ella conquistó al monarca siendo dama de compañía de la esposa engañada, una de sus propias damas, Juana Seymour, le arrebatará a su esposo, completando un ciclo más de engaños y divorcios, que alcanzaría a seis consortes. Dos de ellas, la propia Ana Bolena y Catalina Howard, morirían decapitadas por orden del rey. Catalina de Aragón, la primera, fallecería recluida, la tercera tras un mal parto y otra pudo regresar a su país de origen. De la última, Catalina Parr, cuentan que fue salvada por la muerte de Enrique. Y tampoco podemos dejar de subrayar una interesante aportación de Maxwell, que sí ha conseguido transmitir la idea de que la caída por ambición nunca es en solitario, pues varios familiares y cercanos acompañaron a la reina en el cadalso.

“El diario de Ana Bolena” no es tal, sino la proyección de personales ideas de una novelista sobre la reina. La desgracia es que nunca sabremos a ciencia cierta la verdadera personalidad de la retratada, pues ni siquiera se conoce con certeza su lugar de nacimiento (¿Kent?, ¿Norfolk?, ¿fue en realidad en 1507?) o si los dos hijos varones que gestó en 1534 y 1535 llegaron a nacer con vida. Novelar implica derecho a la ficción, y la reina Ana ofrecía muchas posibilidades. Pero la ficción no es una carta blanca para la manipulación histórica.

“El diario secreto de Ana Bolena”
Robin Maxwell
Barcelona, Edhasa, 375 pág.
ISBN: 978-84-350-6150-6

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.


publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad