publicidad

Entrevista con Pilar Citoler, presidenta del Real Patronato del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

22 diciembre, 2007 | Por | Categoría: Actualidad, Entrevistas | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
Por María Jesús Burgueño

Pilar Citoler, es una apasionada coleccionista de arte contemporáneo. Su relación con los artistas y con el mundo del arte le ha sido reconocido recientemente por el Ministerio de Cultura con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2007 que ha recibido de manos de los Príncipes de Asturias.

Invertir es cuestión de olfato y a Pilar Citoler no le falta, ya que ha conseguido tener una de las mejores colecciones privadas de arte contemporáneo gracias al descubrimiento de algunos jóvenes artistas con un futuro prometedor, e invirtiendo en ellos cuando aún nadie apostaba por sus obras. Esta labor de coleccionismo fue premiada en ARCO concediéndole el premio a la mejor colección 2005.

[Esta entrevista se efectuó poco antes de hacerse público el nombre del nuevo director del MNCARS, por lo que Pilar Citoler no tuvo oportunidad de comentar el nombramiento de Manuel Borja-Villel]

-¿En qué medida el Patronato interviene en la Política de adquisiciones?

R- La actividad del Patronato con respecto a las adquisiciones se lleva de una manera rigurosa y sometida a un examen y análisis. En principio son los centros y galerías los que nos mandan sus propuestas. Hay que tener un sentido muy analítico y conocer cual es la colección permanente y de las numerosas obras que se guardan en los almacenes. En este momento todos estamos pendientes de que haya unanálisis exhaustivo de toda la obra del museo. De conocer el inventario, incluso de que haya una catalogación y que ésta llegue a conocimiento de más personas; no digo del público en general, pero sí hacer unos catálogos suficientemente amplios que estén a disposición de expertos y de gente estudiosa. Esto con respecto a las obras que se encuentran en los depósitos del Museo.

En cuanto a la elección de las adquisiciones, este trabajo lleva un proceso: en el momento en que llegan las propuestas pasan primero a los diferentes departamentos donde son estudiadas y analizadas por los expertos. Se estudia la ventaja de comprar esa obra, en ese momento, si el autor está bien representado, etc. Luego hay un análisis posterior por parte de cuatro o cinco personas que forman parte del Patronato, donde a partir del primer análisis exhaustivo se hace una segunda valoración, un nuevo estudio y es entonces cuando ya se seleccionan las obras más recomendadas. Entonces se pasa la propuesta al pleno del Patronato que es donde se ve y se estudia definitivamente la adquisición.

-¿Se ha notado la crisis en el mercado del Arte?

R- La crisis del ladrillo realmente acarrea consecuencias bastante negativas en todos los sectores de la economía. De momento en el arte se ha notado muy poco y es de esperar que no afecte de una manera profunda, o por lo menos eso deseamos, pero esto se verá claramente en ARCO, en el mes de febrero donde el volumen de transacciones se vea afectado o no.

-Tras tres meses sin dirección ¿cómo ha afectado al museo?

R- Quiero remarcar que en estos tres meses donde no ha habido dirección tras la dimisión de Ana Martínez de Aguilar, el museo ha seguido funcionando casi con total normalidad, todos los departamentos han tenido la dinámica que era de rigor y que le es habitual, no ha habido ninguna paralización de funciones y de trabajo y únicamente ha habido una series de cuestiones que han quedado pospuestas para que el nuevo director tome por sí mismo las decisiones. Pero el museo ha funcionado a su ritmo normal y todos los departamentos se han comportado de una manera muy digna de elogio.

-¿Qué relación se espera entre la nueva dirección y el Patronato?

R- Yo creo que siempre se ha funcionado con bastante conexión entre la dirección y el Patronato. Por lo menos lo suficiente para que la dinámica del museo tuviera una actividad francamente suelta y eficaz.

Por supuesto que cuanta más comunicación haya, cuanta más relación se tenga entre la dirección y el Patronato será un factor positivo que redundará en beneficios para toda la dinámica del museo. Espero que esa sea la política. Una política de conexión, intercomunicación y consenso entre ambos ejes.

-¿Veremos la escultura de Serra en el museo?

R- La réplica de la obra perdida de Serra con todos los acuerdos que se tomaron con el artista ya está reproducida y permanece en los almacenes del propio escultor en Nueva York. Está allí guardada en espera de que pueda ser traída al museo una vez que se haya preparado el espacio que la vaya albergar.

[La escultura perdida de Richard Serra “Equal-Parallel/Guernica-Bengasi”, 1986. Realizada en acero, consta de dos bloques de 148,5x500x24 cm que pesan cada uno 15 toneladas y otros dos bloques de 148,5×148, 5×24 cm y 4 toneladas de peso cada uno, en total la escultura alcanza las 38 toneladas. En abril de 1987 el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección General de Bellas Artes, adquiere la obra por 450.000 marcos alemanes (36 millones de pesetas. Tras participar en una exposición en la sala A 1 del Museo y por carecer de espacio suficiente para su almacenaje se deposita en la empresa Macarrón S.A. Según la documentación disponible en el Museo, en el año 1992 la obra continúa almacenada en la empresa especializada Macarrón, S.A. aunque nadie sabe dónde. Es durante el mandato de la entonces directora del Museo, Ana Martínez de Aguilar cuando se descubre su desaparición y se procede a la denuncia del hecho. Al tiempo que se encarga al artista la realización de una réplica.] Vídeo

-¿El Patronato qué opina sobre el estado de conservación del Guernica?

R- Es un hecho la situación delicada en que se encuentra ésta obra que es de todos conocida. Hay numerosos estudios y análisis donde queda reflejado el estado de la obra.

Es una de las grandes preocupaciones del museo y en particular de los conservadores y restauradores.

El pánico que se creó con ciertas noticias que aparecieron en prensa ante la situación que había sido trasladado como requisito necesario para montar la exposición sobre Picasso que se estaba preparando hace año y medio. Todo esto ha quedado suficientemente aclarado, el Ministerio encargó varios informes a los restauradores del Museo del Prado, del Thyssen y los propios del Museo Reina Sofía. Se movió de una manera conveniente, de una manera rigurosa, no sufrió ningún daño, sino todo lo contrario se aprovechó para hacer una limpieza que se hace cada diez años aproximadamente y que es necesaria.

Yo no se si algunos estudios y exámenes técnicos llegarán algún día a la conclusión de que hay que hacer algún tipo de reparación determinada. Pues es posible que en un futuro se quiera consolidar la situación material del cuadro. No conozco en profundidad estos estudios.

El cuadro está continuamente en la mente de todos nosotros. Por otra parte es evidentemente que está contraindicado que se pueda trasladar a otros escenarios y supongo con gran claridad que el cuadro debe estar aquí, donde se encuentra que es el museo de todos los españoles.

[El Pleno del Real Patronato del MNCARS ha tenido acceso a los tres informes técnicos solicitados desde la Dirección General de Bellas Artes, a petición del Ministro de Cultura, sobre el movimiento en sala del Guernica, de Pablo Picasso, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, del 23 de mayo al 4 de junio de 2006.]

Fotos y vídeo: Logopress


Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , ,

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad