Compartir

Fanfare Ciocarlia es un grupo de músicos de lo más peculiar. Para empezar son de Zece Prajini, al este de Rumania, casi lindando con Moldavia. Con ironía ellos dicen que vienen del fin del mundo, un lugar perfecto para aprender desde pequeños el arte de la jam-session gitana. El próximo 22 y 23 de marzo, dentro del ciclo Cabaret Círculo, pasearán su magia por Madrid.

El origen de las orquestas de metales gitanas se remonta a las fanfarrias militares turcas. Fanfarria significa literalmente conjunto musical ruidoso de instrumentos de metal. Esta definición es una verdad a medias. Más que ruido, los componentes de Fanfare Ciocarlia estructuran sus composiciones en el orden caótico.
Gracias a esta composición ecléctica y barroca consiguen montar una auténtica fiesta han pasado desapercibidos para la crítica internacional que les ha encumbrado no sólo con su cuarto trabajo Gili Garabdi, sino a lo largo de toda su carrera. Otra hazaña curiosa: en el Viñarock miles de jóvenes no pararon de bailar imbuidos por el optimismo vital que desprendía su impecable directo. Y es que no bailarles se convierte en una tarea difícil. Sus conciertos se cuentan por llenazos. Todo el mundo quiere verles. Todos quieren participar en un espectáculo en el que el público disfruta hasta los límites de la hilaridad psicomotriz. Y por supuesto, tanto talento no ha pasado desapercibido para la industria del cine. Películas como “Contra la Pared” de Fatih Akin o “Crimen Ferpecto” de Alex de la Iglesia han contado con estos rumanos del mundo en sus bandas sonoras.
Los 12 músicos más desenfrenados de Europa nos visitan con un único objetivo: montar la gran fiesta. Proponen un viaje sonoro desde los Balcanes hasta Hollywood. Abstenerse estáticos.
Fanfare Ciocarlia Salón de Baile 22 y 23 de marzo Precio: 25€
Socios: 15€

Deja un comentario