La Fundació Joan Miró presenta Miró. El legado más íntimo, una exposición que aflora la dimensión más personal del artista a través de la revisión de las colecciones que creó para su familia Comisariada por Marko Daniel, junto con Elena Escolar y Dolors Rodríguez Roig, la muestra reconstruye la historia de afecto y generosidad que Miró inicia con la reserva de obra propia para su esposa y su hija, y que desemboca en la creación de la Fundació Joan Miró.

Miró. El legado más íntimo reúne unos 180 objetos, entre ellos unas 80 obras de Joan Miró que recorren casi siete décadas de trayectoria artística, así como dibujos preparatorios, documentación inédita y fotografías familiares. El conjunto propicia un diálogo en los fondos que Miró y su familia han donado a la Fundació y han depositado en ella desde sus inicios hasta el flamante depósito de obra llegado este año, último gesto de la complicidad continuada que ha perpetuado el compromiso del artista a lo largo de tres generaciones.

La exposición se articula en cinco ámbitos diferentes, que presentan la formación y la evolución de las colecciones familiares, y a la vez apuntan los vínculos entre las obras seleccionadas y los momentos vitales, culturales e históricos del siglo XX que vivieron Joan Miró, Pilar Juncosa y Dolors Miró.

Con la colaboración de la Fundación Banco Sabadell, el proyecto se acompaña de una publicación que profundiza las tesis principales de la exposición y una programación pública y educativa con propuestas para todos los públicos, tanto presenciales como digitales, en torno a la faceta coleccionista de Miró y la actualidad de sus planteamientos pictóricos.

A lo largo de los años, Joan Miró conservó obras, dibujos y bocetos que le permitían mantener un contacto emocional con su obra y, a la vez, le servían como herramienta para revisar su trayectoria y su evolución artística. A medida que Miró desplegaba su proyecto vital y tejía sus vínculos humanos, esta costumbre se extendió a su esposa, Pilar Juncosa, y su hija, Dolors Miró, para quienes reservó cuidadosamente obras capitales de su producción, convirtiéndolas, a su vez, en coleccionistas. El cariño y la generosidad hacia ambas se perpetuó con los años en sus nietos, David, Emili, Joan y Teo, a quienes el artista también dedicó con afecto algunas pinturas destacadas.

Miró. El legado más íntimo descubre una faceta poco conocida de Joan Miró, la de coleccionista de su propia obra, que se tradujo en la creación de tres colecciones familiares de primera magnitud: la suya, la de su esposa y la de su hija. El proyecto revisa la formación y la evolución de estos fondos abriendo una puerta inédita al Miró más personal. Comisariada por Marko Daniel, director de la Fundació Joan Miró, junto con Elena Escolar y Dolors Rodríguez Roig, historiadoras del área de colecciones de la institución, la exposición reconstruye el camino de generosidades que va desde el gesto íntimo de Miró con sus seres queridos hasta la vocación universal de compartir su pensamiento y su legado a través de la creación de la Fundació Joan Miró, un espacio y una colección únicos que el artista dona a la ciudad de Barcelona.

En torno a su creación, en 1975, Joan Miró destinó a ella gran parte de su colección personal, seleccionando de forma prioritaria su arte más nuevo y transgresor para ser conservado en el Centro de Estudios de Arte Contemporáneo que había concebido. Seguidamente, y en plena complicidad, Pilar Juncosa hizo donación de una parte muy importante de su fondo personal, proporcionando también al museo obra anterior a la década de 1970.

Actualmente, este compromiso de los dos con la Fundació Joan Miró sigue muy vivo en manos de sus descendientes, que, tras la estela de sus padres y sus abuelos, han seguido depositando obra en la Fundació de forma continuada hasta el flamante depósito llegado este año, con 54 obras nuevas del artista y cinco obras más de Alexander Calder, que permiten reforzar significativamente la colección de la institución. La exposición propicia un diálogo entre todos los fondos familiares reunidos en la Fundació, reconstruye las historias que los atraviesan y rinde homenaje así a la familia Miró, que, con su generosidad, ha contribuido a construir la colección pública más importante del mundo de la obra de Joan Miró.

Miró. El legado más íntimo presenta unos 180 objetos, entre ellos unas 80 obras de Joan Miró de casi toda su trayectoria artística, desde 1910 hasta 1976, así como dibujos preparatorios, documentación nunca antes expuesta y fotografías familiares. El conjunto, que se despliega en cinco ámbitos diferentes, invita a imaginar los vínculos entre las obras seleccionadas y los momentos vitales, culturales e históricos del siglo XX de los que Joan Miró, su esposa, Pilar Juncosa, y su hija, Dolors Miró, fueron testigos.

Miró. El legado más íntimo
1 de abril – 26 de septiembre de 2022

Artículo anteriorRadiotelevisión Canaria, Premio Nacional de Televisión 2022
Artículo siguienteEl Museo del Prado incorpora obras en depósito en el MUBAG